Itinerarios

Recorra el arte público de la ciudad guiado por especialistas que le proponen estos sugerentes itinerarios:

A orillas del Ebro

Presentación

El río Ebro, que tantas veces ha actuado simplemente como la fachada más pintoresca de Zaragoza, es ahora su "calle mayor" que vertebra a ambos lados el crecimiento urbano de la ciudad e invita al paseo ciudadano por sus orillas. Éste es el principal legado de la Exposición Internacional "Agua y desarrollo sostenible" celebrada en Zaragoza en el verano de 2008. Dado el tema de la muestra, se llevó a cabo un Plan de Acompañamiento para la recuperación de las riberas fluviales, creándose parques lineales a lo largo del Ebro, del Huerva, el Gallego y el Canal Imperial de Aragón. El resultado de esta intervención urbanística y medioambiental es parte del denominado Anillo Verde de Zaragoza (AVZ), un recorrido de más de 10 km alrededor de la ciudad donde, para hacer más agradable el paseo a los peatones o ciclistas, se han colocado bancos, merenderos, zonas de juegos infantiles, de ejercicio físico para mayores, bares instalados en kioskos que en verano cuentan con terrazas... Y también hay algunas obras artísticas, sobre todo en los senderos junto a la ribera del Ebro, que forman ya parte del Camino de Santiago y ofrecen en los 3 kilómetros entre la Almozara y Vadorrey algunos de los ejemplos de arte público más emblemáticos de la ciudad, unos con muchos años de historia y otros encargados por el Programa de Intervenciones Artísticas de Expoagua 2008.

Valoración del Programa de Intervenciones Artísticas de Expoagua 2008

Recorrido

  1. El Parque del Agua Luis Buñuel
  2. Del Puente del Tercer Milenio al Pabellón Puente
  3. Del Pabellón Puente a la Pasarela del Voluntariado
  4. De la Pasarela del Voluntariado al Puente de la Almozara
  5. Del Puente de la Almozara al Puente de Santiago
  6. Del Puente de Santiago al Puente de Piedra
  7. De la plaza detrás de la Lonja a la que hay detrás de la Seo.
  8. Del Puente de Hierro al Puente de La Unión
  9. Riberas del Ebro en el Barrio de Las Fuentes

The river Ebro

Presentation

The river Ebro, that so many times has been merely the most picturesque facade of Zaragoza, is today its "main street" and vertebrates city growth in both banks, inviting citizens to walk by them. This is the main legacy of the International Expo "Water and Sustainable Development" held in Zaragoza in the summer of 2008. Related to the theme of the Expo, an Additional Plan was implemented to recover the banks of the river, and line parks along the rivers Ebro, Huerva, Gállego, and the Canal Imperial of Aragon were built. All these urban and environmental actions form part of the so-called Zaragoza Green Ring (AVZ), a track with more than 10 km long around the city with, benches, picnic areas, areas for children, sports for the elderly, and kiosks with outdoor tables for summer strollers and cyclists. Several works of art were put, mainly on the paths beside the river banks of the Ebro, forming part of the Road to Santiago. Within its 3 kilometres between la Almozara and Vadorrey this path presents several of the most emblematic examples of public art of the city, some very old and others built for the Art Programme of Expoagua 2008.

Assessment of the Art Programme of Expoagua 2008

Route

  1. Luis Buñuel Water Park
  2. From the Third Millennium Bridge to the Pavilion Bridge
  3. From the Pavilion Bridge to the Volunteers Footbridge
  4. From the Volunteers Footbridge to Almozara Bridge
  5. From la Almozara Bridge to Santiago Bridge
  6. From Santiago Bridge to the Stone Bridge
  7. From the square behind the Lonja to the square behind la Seo
  8. From Iron Bridge to Union Bridge
  9. Ebro riverbanks at Las Fuentes District

Cementerio de Torrero

Presentación

Los cementerios contemporáneos surgen en los albores del siglo XIX, como sustitutos de la milenaria tradición de enterrar a los muertos en las iglesias parroquiales. Al dolor de la muerte se añade el sufrimiento del alejamiento. Los cementerios pasan a ser "ciudades de la memoria" o "espacios de la ausencia" en los que se proyecta la ciudad de los vivos. Su creación fue revolucionaria y tardó en introducirse. Ni la Real Cédula de 1787, ni otras órdenes y decretos posteriores, fueron cumplidas, ya que no fue fácil cambiar una costumbre de fuerte arraigo popular. Con un planteamiento higienista, se pretendía evitar la propagación de epidemias.

El cementerio de Torrero data de 1834. Se buscó una ubicación idónea, al sur de la ciudad, alejado "a media legua", sobre una zona alta -el monte de Torrero del que toma su nombre- y bien aireada. Fue proyectado por los arquitectos Fernando de Yarza y Joaquín Gironza sobre una superficie rectangular de "unas sesenta mil varas cuadradas". La titularidad fue compartida entre las parroquias de la ciudad y el Ayuntamiento, hasta que en 1867 pasó e ser de propiedad municipal exclusivamente.

El crecimiento de la población zaragozana a lo largo de los siglos XIX y XX ha llevado parejo el aumento de los enterramientos, y en consecuencia han sido necesarias sucesivas ampliaciones para dar cabida a las necesidades de la ciudad.

  • Ricardo Magdalena en 1883 y Félix Navarro en 1911, proyectan la remodelación y ampliación de la parte que hoy denominamos Cementerio Antiguo -anteriormente Viejo-. La denominada oficialmente Primera Ampliación se lleva a cabo a finales de los años 30 y principios de los 40. Ocupó la zona inicialmente prevista como parque en el lado norte, intervienen varios arquitectos.
  • La Ampliación Costa fue proyectada por Marcelo Carqué en 1958 en la zona sur del cementerio, en el entorno del Mausoleo de Costa.
  • De 1970 es la Tercera Ampliación de José Beltrán la de mayor extensión de todas las realizadas, que se completó con el Complejo Funerario proyectado por Sáenz de Cenzano en 1977, e introdujo por primera vez en el cementerio zaragozano, los velatorios, el horno de cremación, cámaras frigoríficas para la conservación de cadáveres, o una iglesia de notables dimensiones.
  • Finalmente en 1985 Elvira Adiego redacta la Cuarta Ampliación, extendiéndose el cementerio por el sur hasta el Barranco de La Muerte.

Hoy el cementerio de Torrero es un espacio acotado de más de 500.000 m2 con escasas posibilidades físicas de crecimiento. Configurado según el modelo de cementerio-ciudad propio de las necrópolis latinas, se ordena en calles o andadores y en manzanas o cuadros, con bancos, árboles y farolas, como si de una ciudad se tratara. Es un espacio para la ajetreada actividad funeraria diaria, pero lo es también para el paseo y la contemplación del arte funerario de gran calidad que contiene.

Itinerarios artísticos

El itinerario que se propone, nos acerca a las obras artísticas -arquitectónicas y escultóricas- de mayor enjundia. También tiene interés, ya que aquí yacen los hombres y mujeres que han forjado la Zaragoza contemporánea o han tenido proyección más allá. En suma, está la historia de la ciudad de los dos últimos siglos.

El mayor interés artístico se concentra en el llamado Cementerio Antiguo, por lo que partiremos desde su puerta principal, recorriendo sus principales andadores, ahora adoquinados, aunque en ocasiones utilizaremos también caminos de tierra.

Se sigue un orden razonable para ver lo más destacado. Las partes correspondientes a la Primera Ampliación y al Cementerio Contemporáneo se plantean como opcionales. El tiempo empleado queda a gusto del paseante.

Recorrido

  1. Accesos y Andador "A" (Lado Oeste)
  2. Por el Andador Costa
  3. El Cementerio Contemporáneo (Opcional)
  4. Por el Andador "D" y "C" hacia el Andador de la Fosa Común
  5. Por el Andador de la Fosa Común
  6. Por el Andador "A" (Lado Este)
  7. Primera Ampliación (Opcional)

Torrero Cemetery

Presentation

Contemporary cemeteries appear at the end of the 19th century to replace the thousands year old tradition of burying dead bodies in churches. Suffering from lost is added to the pain provoked by the death of a loved person. Cemeteries become "cities of memory" or "areas of absence"; a projection of the city of the living. Its setting up was a revolution hard to settled. Neither the Royal Warrant of 1787, nor other subsequent laws or decrees were observed since it was not easy to change a popular and strongly rooted habit. The goal of cemeteries was to avoid the spread of epidemics by means of a health plan.

Torrero Cemetery was opened in 1834. A convenient geographical location, at the south, "half a league" from the city, on a high area -Torrero mount (from which the cemetery takes its name) -and rightly aired, was looked after. The cemetery was planned by the architects Fernando de Yarza and Joaquín Gironza, on a rectangular area of "about sixty thousand square yards", and run by the parishes of the city and the City Council, until 1987 that became exclusively municipal.

Zaragoza´s growth during the 19th and 20th centuries provoked an increase of burials, and, as a consequence, different expansions were necessary to supply the city´s needs. The restoration and extension of what is called today the Ancient Cemetery (previously Old Cemetery) was planned by Ricardo Magdalena in 1883 and Félix Navarro in 1911. The officially named First Extension was made at the end of the 1930s and beginning of the 1940s. It occupied an area foreseen at first for a park at the north side, and several architects took part in the project. The Costa Extension was planned by Marcelo Carqué in 1958 at the south area of the cemetery, nearby Costa Mausoleum. The Third Extension, made by José Beltrán in 1970, is the biggest one and was completed with the Funerary Complex planned by Saenz de Cenzano in 1977, which introduced for the first time in Zaragoza funeral parlours, a crematorium, cold stores and a big church. Finally, in 1985, Elvira Adiego planned the Fourth Extension at the south of the cemetery to the Barranco de la Muerte.

Today, Torrero Cemetery is a fenced-in area with more than 500,000 m2 and with scarce possibilities of extension. Planned as a cemetery-city typical of Latin necropolis, Torrero Cemetery is divided in streets or paths, and blocks or squares, with banks, trees and street lamps. It is an area for the daily busy activity of the cemetery but also for walking and gazing at funerary art

The route which we propose, will approach us to its most important architecture and sculpture works. It is also interesting to locate the graves of popular people, artists, politicians, bullfighters or professionals, since men and women that have made contemporary Zaragoza or have had a projection beyond the city limits are buried there. In short, here it is the history of the city of the last centuries.

The biggest art interest is concentrated in the so-called Ancient Cemetery. Therefore, our route will start at the main gate, going along different paths -now paved- but sometimes also earth trails. We will follow a reasonable order to see the most interesting elements. The First Extension and the contemporary area are optional. Time to employ is for the visitor to decide.

Route:

  1. Acceses and path "A" (West Side).
  2. Costa path
  3. Contemporary Cemetery (Optional route)
  4. From paths "D" and "C" to the Common Grave Path
  5. Common Grave Path
  6. Path "A", (East Side).
  7. First Extension. (optional route)

Fuentes y Láminas de Agua

Presentación

El agua es un elemento fundamental para el desarrollo de la vida tanto en las ciudades como en los entornos rurales, por ello, desde antiguo ha sido una práctica común la construcción de fuentes con la finalidad de conducir el agua para el consumo cotidiano. Pero al lado de esta función puramente utilitaria, las fuentes han sido objetos de adorno estético y simbólico en los jardines y parques construidos a lo largo de la historia por el hombre potenciando el carácter lúdico del agua. Fuentes para beber, fuentes-lavadero, fuentes abrevaderos, pero también fuentes escultura, fuentes de solo agua, con o sin surtidores, fuentes y arquitectura son el amplio abanico tipológico que nos podemos encontrar.

Zaragoza es y fue una ciudad rodeada de ríos (el Ebro, el Huerva y el Gállego) además de un Canal. Y fue precisamente con la llegada de las aguas del Canal Imperial a la ciudad en el siglo XVIII cuando se inauguró la primera fuente que tuvo Zaragoza para su abastecimiento. A ésta, localizada en las afueras del casco urbano, le siguió otra, la fuente de Neptuno, en esta ocasión situada en la plaza de España en plena zona de expansión urbana: el Ensanche decimonónico. Sin embargo, la Zaragoza del siglo XX no fue una ciudad de muchas fuentes ornamentales. Su crecimiento urbano estuvo sometido a la tiranía del automóvil, sin grandes áreas verdes si exceptuamos el Parque Grande José Antonio Labordeta, y escaso equipamiento ornamental. A pesar de ello, esta situación cambió con la llegada de los gobiernos democráticos y los primeros planes de renovación del casco histórico de la ciudad. La creación de plazas para el esparcimiento del ciudadano y la consolidación de espacios verdes trajo consigo el fomento de intervenciones artísticas a medio camino entre la escultura y la fuente ornamental y se produjo la convivencia y la renovación del concepto de fuente; al mismo tiempo pervivió la fuente entendida como monumento conmemorativo y se desarrollaron obras en las que el agua se convirtió en un material más del artista.

Recorrido

  1. De la Fuente de los Incrédulos al Huerva
  2. El Parque Grande José Antonio Labordeta
  3. Paseo de Ruiseñores, Parque de Pignatelli y Fuente de los Calderos
  4. Del Paseo de Sagasta a la Glorieta Sasera
  5. De la plaza de Paraiso a la Plaza de España
  6. De la Plaza de España a la del Pilar
  7. Del Puente de Piedra, al parque del Tio Jorge

Fountains and water sheets

Presentation

Water is an essential element for the development of life, both in cities and in rural areas. Therefore, the construction of fountains for daily consumption has been a common practice. But, apart from this purely utilitarian function, the fountains have been objects of aesthetic and symbolic ornament in the gardens and parks built along history, empowering the ludic character of water. Fountains to drinks, fountains to do washing, fountains for animals, but also sculpture-fountains, fountains only with water, with or without jets, a wide array that can be found anywhere.

Zaragoza is and was a city surrounded by rivers (Ebro, Huerva, Gallego) and the Canal Imperial. And, the first fountain for supplying water to Zaragoza, dates back from the 18th century, with the arrival of the water from the Canal Imperial to the city. We find another fountain -Neptune Fountain- for the same use, placed at España Square, in the expansion area built during the 19th century. Nevertheless, during the 20th century, Zaragoza was not a city with many decorative fountains. City growth was subjected to the tyranny of the car and there was not big green areas excepting Miguel Primo de Rivera Park and scarce ornamental elements. The situation changed with the arrival of Democracy and the first plans for the renovation of the old town. New squares for leisure and the consolidation of green areas brought the promotion of art works -hybrids between sculpture an ornamental fountain- creating the coexistence and renovation of the concept of fountain. The fountains continued to be perceived as commemorative monuments, becoming one more material used by artists.

Routes

  1. From the Incrédulos Fountain to the Huerva
  2. Miguel Primo de Rivera Park or Parque Grande
  3. Ruiseñores Promenade, Pignatelli Park and the Fountain of the Caldrons
  4. From Sagasta Promenade to Glorieta Sasera
  5. From Paraiso Square to España Square
  6. From España Square to the Pilar Square
  7. From the Stone Bridge to Tio Jorge Park

Autora del Itinerario: Pilar Biel Ibáñez

Monumentos Conmemorativos

Presentación

A partir del siglo XIX se extendió la tendencia de erigir en el centro de las ciudades monumentos conmemorativos con la intención de perpetuar, bien el recuerdo de personajes destacados ligados a la historia local, bien acontecimientos actuales o pretéritos relevantes acaecidos en el municipio. Al evidente fin ornamental que conllevaban estas esculturas urbanas, se añadía un componente moral y pedagógico ya que, a través de ellas, se procuraba transmitir a la población una serie de valores, derivados de la heroicidad y arrojo demostrados en las hazañas y adversidades, así como de las virtudes de los personajes ilustres representados. Esta tendencia, que se estandarizó en España a partir de mediados del siglo XIX, prosiguió con mayor ímpetu durante el resto de la siguiente centuria y persiste incluso en la actualidad. En algunos casos el concepto de homenaje ha variado, así como, de manera más evidente, las soluciones constructivas y escultóricas con las que se resuelven formalmente.

El centro de Zaragoza ha sido el espacio urbano favorito para estas manifestaciones artísticas públicas, desde principios del siglo XX hasta la actualidad. Son monumentos que nos narran gran cantidad de historias con frecuencia desoídas por los viandantes, demasiado acostumbrados a su presencia. Por ello resulta interesante detenerse un momento para conocer toda la información que nos pueden aportar estos testigos mudos del pasado de Zaragoza. De este modo podemos conocer desde los datos relacionados con aquello que se conmemora y representa, hasta los lenguajes artísticos preferidos en cada momento, pasando por los encargantes de este tipo de iniciativas, sin olvidar los diferentes traslados que han sufrido algunos de ellos hasta ocupar su ubicación actual, que evidencian la necesidad de adaptarse a las exigencias que supone el crecimiento de la ciudad.

Recorrido

  1. Plaza España
  2. Paseo Independencia
  3. Plaza Aragón
  4. Plaza Basilio Paraiso
  5. Glorieta Sasera
  6. Paseo Constitución
  7. Plaza de los Sitios
  8. De la calle Joaquín Costa a la de Felipe Sanclemente
  9. De la Plaza del Carmen a Salamero

Commemorative Monuments

Presentation

From the 19th century, it was generalized the trend to erect at the city center, commemorative monuments to perpetuate important people linked to local history, or relevant present or past events. A moral and pedagogical element is added to the evident ornamental goal of urban sculptures, since, thanks to them, different values coming from the heroism and bravery showed in heroic feats and adversities, as well as the virtues of distinguished characters, pass on to the population. This trend, usual in Spain halfway through the 19th century, increased during the rest of the following century and continues right now. In some cases, the concept of homage has changed and also, more clearly, the construction and sculptural solutions used. From the beginning of the 20th century until now, the center of Zaragoza has been the favourite urban space for these public art events. These monuments narrate many stories not frequently heard of by people who are used to see it. Therefore, it is interesting to stop for a moment and know all the stories that these mute witnesses of Zaragoza past can tell us. From the data related to what is commemorated or represented, we can even know the preferred art styles of every age, the sponsors of this kind of initiatives, and finally the different locations of some of them, that show the need to adapt the growing city to new the demands.

Route

  1. España Square
  2. Independencia Boulevard
  3. Aragón Square
  4. Basilio Paraíso Square
  5. Glorieta de Sasera
  6. Constitución Boulevard
  7. Los Sitios Square
  8. From Joaquín Costa Street to Felipe Sanclemente Street
  9. From Carmen Square to Salamero Square

Plazas del Casco Viejo

Presentación

Si contemplamos a vista de pájaro la vieja Zaragoza, aquella que define su origen milenario, nos fijaremos quizá en primer lugar en la plaza del Pilar, un vasto espacio libre que se abre junto al templo que le da nombre. No hay nada semejante en el resto de la ciudad y, mucho menos, en su zona más antigua. La mayor parte de las plazas que se abren en la actualidad en los cascos antiguos de nuestras ciudades, son fruto de demoliciones llevadas a cabo en época contemporánea, las cuales han comportado procesos de esponjamiento y la aparición de estas pequeñas plazas, las cuales, por otra parte, han sido remodeladas en fechas recientes.

En antiguos planos de Zaragoza, aquellos que corresponden ya a comienzos del siglo XVIII, únicamente se reseñan seis plazas dentro del perímetro correspondiente a la vieja muralla de piedra, son las del Pilar, del Asseo -de la Seo-, de Santa Marta, del Carbón -de Sas-, de San Cayetano -del Justicia- y de San Philipe -de San Felipe-. Las plazas de Santa Marta y de San Cayetano conservan, en cierta medida, las trazas de su pasado. La vieja plaza del Carbón quedó reducida a la mitad, al abrirse a través de ella a mediados del siglo XIX, la calle de Alfonso I. El resto, ha sido remodelado en fechas recientes, adquiriendo su actual fisonomía.

Recorrido

  1. Plaza del Pilar
  2. Plaza de La Seo
  3. Plaza San Bruno
  4. Plaza San Pedro Nolasco
  5. Plaza de José Sinués
  6. Plaza de Ariño
  7. Plaza San Felipe
  8. Plaza del Justicia
  9. Mercado Central

Old Town Squares

Presentation

If we look from bird´s eye view to the old Zaragoza -the area defined by its millenary origin- maybe, we will remark first the Pilar Square, a vast open space opposite the Pilar Basilica. There is no place like this in the rest of the city, even in the old city. The majority of the squares placed in the old districts of our cities are the result of demolitions carried out in modern ages which produced sponge processes and the subsequent opening of these small squares, which have been remodelled in recent times.

 

If we look at the old maps of Zaragoza -those from the beginning of the 18th century- only six squares appear within the perimeter of the old stone wall: Pilar, Asseo (La Seo), Santa Marta, Carbón, Sas, San Cayetano (del Justicia), San Philipe (San Felipe). Santa Marta and San Cayetano. These squares preserve, in a certain way, the ancient layout. The old Carbón Square (Coal Square) was cut in half after the construction (halfway through the 19th century) of Alfonso I Street. The rest have been recently remodelled until its present-day aspect.

Route

  1. The Pilar Square
  2. La Seo Square
  3. San Bruno Square
  4. San Pedro Nolasco Square
  5. José Sinués Square
  6. Ariño Square
  7. San Felipe Square
  8. The Justicia Square
  9. Central Market

Mujeres Artistas

Presentación

Durante siglos las mujeres no han obtenido el reconocimiento merecido en la mayoría de las disciplinas científicas, y el arte no ha sido una excepción. Incluso muchas pinturas y esculturas ejecutadas por mujeres se atribuían a varones lo cual precisamente revelaría que no existen diferencias objetivas entre las manifestaciones artistas elaboradas por mujeres y por hombres. Pero todavía hoy el valor económico o simbólico y la repercusión de una pieza son menores cuando la producción corresponde a una mujer. No obstante, hemos recorrido un camino hacia su reconocimiento, sobre todo si consideramos que hasta el siglo XIX la mayoría de las mujeres continuaron siendo excluidas de las Academias, o al menos tenían prohibida la asistencia a las clases con modelo al natural. Poco a poco, sin embargo, el número de mujeres artistas aumentó hasta se fundaron asociaciones de mujeres artistas para luchar contra su discriminación en el sistema artístico. En el siglo XX, el arte de vanguardia se abre camino con el activismo conjunto de hombres y mujeres, que participan conjuntamente en manifiestos, exposiciones, concursos, etc. También los movimientos feministas y la lucha por los derechos de la mujer (que en Zaragoza cuentan con algún epicentro simbólico, donde podemos ampliar bibliografía) han propiciado el mayor reconocimiento social de las artistas y sus obras. En la actualidad el arte realizado por mujeres no sólo se considera merecedor de estudio y consideración pública, sino que incluso se le dedica atención especial, para intentar reequilibrar su postergación histórica.

Por ello, se propone aquí esta ruta dedicada específicamente a las obras de arte público existentes en la ciudad de Zaragoza cuya autoría corresponde a mujeres, sea cual sea su época y estilo. Este itinerario se plantea como una exhibición del trabajo, la dedicación, el esfuerzo, la delicadeza, la sensibilidad y la calidad artística de las obras producidas por mujeres en nuestra ciudad, demostrando así la capacidad de estas para llevar a cabo cualquier manifestación artística, superando a veces no pocos obstáculos impuestos por la sociedad. Se trata de un recorrido pensado para callejear por Zaragoza contemplando obras de autoría femenina poniéndolas en relación mental con otras también firmadas por mujeres, a veces situadas en otras partes de la ciudad.

Recorrido

  1. Las Fuentes
  2. Casco Histórico
  3. Riberas del Ebro (de la Plaza Europa hasta la Expo)

Parque Grande

Presentación

Inaugurado en 1929 por Miguel Primo de Rivera, su epónimo hasta que en 2010 se cambió su nombre oficial en memoria de José Antonio Labordeta, el parque Grande de Zaragoza tiene una superficie aproximada de 368.000 m2. Cuenta con una gran cantidad de rincones especiales, en donde perderse y pasear, lejos de la afluencia urbana. El escritor aragonés Juan Moneva y Puyol en un artículo del Heraldo de Aragón de 1928, señalaba en cuanto a la ubicación allí de algunos bustos: "En un lugar de recreo y esparcimiento en donde el espíritu se halla más curioso para enterarse de lo que no interesa a la diaria utilidad. Por eso en el parque los personajes estatuados obtendrán más atención del público que los que ocupen centros de plazas donde actúa el tráfico de los negocios". Efectivamente, estos espacios ajardinados y arquitectónicos conforman un bello soporte para los veintidós monumentos escultóricos que se hallan en el parque, sin embargo, algunos de ellos, no fueron concebidos para tal bucólico emplazamiento. El itinerario planteado pretende ser un viaje a través de la memoria colectiva del pasado, recordada mediante una serie de espacios, monumentos e intervenciones artísticas que se pueda disfrutar en un agradable paseo en contacto con la naturaleza y el arte, tanto a pie como en bicicleta. El itinerario propuesto es el siguiente:

Recorrido

  1. Del Puente Trece de Septiembre a la calle de Isabel Zapata, visita al Jardín Botánico "Xavier Winthuysen" y el paseo de los Plátanos.
  2. Del paseo de los Plátanos al jardín del Cupresal y de la Rosaleda.
  3. Desde el paseo de los Plátanos, visita al Rincón de Goya, Avenida de los Bearneses y jardín clásico.
  4. Del Mirador del Batallador al Cabezo de Buenavista.

Monumentos a los Sitios

Presentación

Zaragoza guarda todavía hoy, entre sus calles, el recuerdo del convulso inicio del siglo XIX; y es que la Guerra de la Independencia dejó en la capital aragonesa una huella imborrable. Entre 1808 y 1813 unos 54000 zaragozanos perecieron en la lucha por defender la ciudad frente a las tropas francesas. Tras los Sitios y la posterior ocupación, que llegaría a su fin el 9 de julio de 1813, la ciudad quedó asolada. Zaragoza tardaría muchos años en reconstruirse, y en recuperarse de tan duro golpe.

Durante el siglo XIX, la inestabilidad política, hizo que el recuerdo de aquella resistencia sangrienta no fuese un discurso cómodo para el poder, que se mantenía temeroso ante una rebelión popular. Puede que por este motivo, y no sólo por carestías económicas, ningún monumental homenaje, se levantase en la capital aragonesa, pese a la promesa de su realización al finalizar la Guerra.

Ya al filo del siglo XX se dio un notable cambio de actitud, y con motivo del centenario del trágico recuerdo, se proyectaron varios monumentos. Aunque no todos llegaron a realizarse, otros se alzan todavía hoy en la ciudad y rememoran los trágicos sucesos que dieron a conocer la ciudad en todo el mundo como símbolo de heroísmo.

La memoria colectiva puede ser un recurso fundamental para que los ciudadanos se sientan vinculados a un lugar, y sin duda la memoria artística contribuye firmemente a ello. El arte se convierte en medio de expresión de los sentimientos de orgullo, gratitud, tristeza, y en definitiva recuerdo. Los Sitios de Zaragoza han buscado en el arte un medio para el recuerdo que, sobre todo coincidiendo con la celebración de importantes aniversarios, ha recuperado una parte muy importante de la historia de la ciudad. La Exposición Hispano-Francesa de 1908, con motivo del Centenario de los Sitios, supuso un punto de inflexión. Monumentos, lápidas, decoración arquitectónica, escritos...Zaragoza comenzaba a recuperar su pasado, como posteriormente ocurriría en el 150 aniversario del primer Sitio, cuando en pleno franquismo se buscaba ensalzar las "virtudes heroicas de nuestra raza", o en 2008, año en el que además de monumentos conmemorativos, la ciudad volvió a dirigirse orgullosa al mundo con la celebración de la Exposición Internacional del Agua, coincidiendo con el Bicentenario de los Sitios.

El itinerario por los Monumentos a los Sitios pretende acercarnos a través de un agradable paseo por la ciudad a los monumentos que recuerdan en sus calles aquella lucha zaragozana. Vamos a recorrer las calles de la capital aragonesa a través de algunos de los hitos monumentales que recuerdan la gesta de tantos zaragozanos hace más de doscientos años.

Recorrido

  1. Plaza del Portillo.
  2. Plaza José María Forqué.
  3. Puerta del Carmen.
  4. Glorieta de Sasera.
  5. Plaza de los Sitios.
  6. Paseo Indipendencia.
  7. Plaza de España.
  8. Puente de Piedra.