Destacados


  • II Plan de Igualdad

    235 medidas para combatir la brecha de género y hacer una ciudad igualitaria en la diversidad

Planes de Igualdad


Plan de Igualdad para las empleadas y empleados del Ayuntamiento de Zaragoza (2016-2019)

La Ley de Igualdad, en su artículo 45.2, establece que las empresas de más de doscientos cincuenta trabajadores deberán elaborar un Plan de Igualdad que será objeto de negociación con la representación sindical, y en el artículo 46 define un Plan de Igualdad como un conjunto ordenado de medidas adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendente a alcanzar en la empresa la igualdad de trato entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo, estableciendo los objetivos concretos a alcanzar, las estrategias y prácticas a adoptar para su consecución y los sistemas de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados.

Por otro lado, la Ley Orgánica 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público, en su Disposición Adicional Octava señala expresamente la obligación de las Administraciones Públicas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad éstas deberán adoptar las medidas necesarias dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres; debiendo elaborar y aplicar un Plan de Igualdad a desarrollar en el convenio colectivo o acuerdo de condiciones de trabajo del personal funcionario que se aplicable, en los términos previstos en el mismo .

En el caso del Ayuntamiento de Zaragoza, los artículos 68 y 76 del Pacto Convenio 2008- 2011 recogieron el compromiso de constituir una Mesa Técnica para la Igualdad con el cometido de elaborar un Plan de Igualdad para el Ayuntamiento de Zaragoza y hacer un seguimiento de la puesta en marcha e impacto del mismo. Posteriormente, los artículos 64 y 74 del Pacto-Convenio 2012-2015 determinan que la Corporación y los sindicatos firmantes se comprometen a elevar a la aprobación del órgano competente, en el mes de junio de 2012, el Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza. Las medidas recogidas en el mismo se incorporarán al texto del Pacto-Convenio y se llevará a cabo un seguimiento y evaluación de implantación de las mismas, en los términos que se establezca en el Plan de Igualdad aprobado .

De este modo, una vez elaborado el Informe de Diagnóstico Final de la plantilla municipal, presentadas las propuestas de acciones para el desarrollo del Plan de Igualdad, por la representación sindical, así como finalizadas las sesiones de trabajo y negociación de la Mesa Técnica para la Igualdad, se presenta para su aprobación un conjunto de medidas dirigidas a las empleadas y empleados del Ayuntamiento de Zaragoza con el firme propósito no sólo de alcanzar en el Ayuntamiento como empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres sino de contribuir en nuestra ciudad a la desaparición de la discriminación por razón de sexo.

II Plan de Igualdad para la Ciudadanía

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se ha impulsado el desarrollo de un proceso de participación para la elaboración del II Plan Municipal de Igualdad con el objetivo de que se genere un espacio de debate y reflexión donde colectivos sociales, entidades, administraciones públicas y ciudadanía interesada, puedan realizar aportaciones y enriquecer con sus opiniones y sugerencias el Plan que va a orientar durante los próximos cuatro años las políticas de igualdad en nuestra ciudad.

Recordemos que el Ayuntamiento de Zaragoza ha sido pionero, en el marco de las Administraciones Locales Españolas, en Políticas de Mujer, pues ya en el año 1980, con la primera Corporación Democrática, se iniciaron las actuaciones Municipales en esta línea. La construcción de la Casa de la Mujer, en 1990, ayudó a visibilizar las políticas municipales dirigidas a mujeres que junto con el trabajo técnico realizado han logrado el reconocimiento social y el liderazgo en temas de mujeres en la ciudad.

Sin embargo, desde el I Plan municipal de Igualdad entre Hombres y Mujeres (2007-2011), no se han generado más políticas en relación a este tema. Precisamente, esta es una de las razones actuales para la elaboración de este nuevo Plan, además de otras de carácter social más urgentes, como la corresponsabilidad, la visibilización de la diversidad afectiva sexual y el empoderamiento, entre otras.