5. Sale lo mejor


Las fiestas de la ciudad


Gracias a los fondos documentales conservados en el Archivo municipal desde el siglo XV podemos constatar la existencia de distintas fiestas, las más antiguas con un claro componente religioso. A partir del siglo XIX se van añadiendo otras celebraciones de carácter político y social como la Cincomarzada. Además de estos eventos anuales, existían otras fiestas ‘extraordinarias’ para celebrar acontecimientos concretos como visitas reales. En todas estas fiestas, el Ayuntamiento ha venido colaborando económicamente en los distintos actos y los miembros de la Corporación han participado en ellos.

Fiestas del Pilar


Aunque la celebración litúrgica se remonta al siglo XII, la participación de los miembros del Concejo y la declaración como fiesta en la ciudad se instaura el 10 de octubre de 1613. En estos más de 400 años la celebración ha evolucionado a una semana repleta de actos de todo tipo promovidos por el Ayuntamiento con un marcado talante social y es que ya se sabe: Pa’l Pilar... sale lo mejor!

Navidad


Desde el siglo XVI se documenta la existencia de una procesión en la que los miembros del Concejo felicitaban las pascuas. Hoy en día la Corporación facilita la instalación de mercados navideños, Belén gigante e iluminación callejera y se elabora un programa de actividades que culmina con la cabalgata de los Reyes Magos.

Carnaval


Se celebraban las carnestolendas en los días inmediatamente anteriores al miércoles de ceniza con comidas y bailes de máscaras. Los desfiles de zaragozanos disfrazados incluían chanza y crítica social para expansión y alegría popular. Ahora, igual que antes, podemos encontrar en la prensa anuncios de disfraces y programas de actos con motivo de tales fiestas.

Cincomarzada


Esta fiesta local evoca la derrota de las tropas carlistas en Zaragoza, la madrugada del 5 de marzo de 1838. Los zaragozanos se defendieron bravamente lanzando muebles, trastos y enseres. Cada año se organizan actividades al aire libre y comidas campestres en un parque de la ciudad.

Semana Santa


Antiguamente incluía la celebración de varios actos litúrgicos, la exposición de monumentos (efímeros) y las representaciones de autos sacramentales. Las procesiones eran acompañadas por los miembros del Concejo. Más allá del religioso, actualmente la Semana Santa zaragozana ha adquirido un valor histórico, cultural y turístico indudable. El Ayuntamiento coordina el tráfico y la seguridad mientras los distintos recorridos procesionales se suceden en la malla urbana.

Corpus Christi


Fue muy importante como forma de reafirmación frente al protestantismo. A la solemne procesión asistían los jurados de la ciudad y les acompañaban los gigantes y cabezudos. Los libros de pregones conservados en el Archivo Municipal documentan su convocatoria y solicitan limpieza y ornato de las calles y casas por dónde discurría…

En Montemuzo


Carteles

La mayor parte de la colección está formada por carteles anunciadores de las Fiestas del Pilar. El Ayuntamiento de Zaragoza celebra desde 1900 un concurso anual para seleccionarlo, aunque algunos años se dieron otros métodos de selección como el encargo directo o la aceptación de una propuesta de un artista local. La colección del Archivo Municipal cuenta con unos 1200 ejemplares, aproximadamente un 20 % se corresponden con el anuncio de otros eventos culturales así como de promoción turística de la ciudad.

 
  •  Si quiere saber más de los carteles pinche aquí
  •  Si quiere verlos, pinche aquí
 
 
 
Pie de exposición privilegio de la memoria