Presentación  


Un privilegio real del año 1126, escrito sobre pergamino, es el documento más antiguo que conserva el Ayuntamiento de Zaragoza en su Archivo. Privilegio es la palabra mas adecuada para explicar lo que es ser de Zaragoza, y lo que significa poder contemplar su historia viva a través de los documentos que han llegado a nuestro días: es el PRIVILEGIO DE LA MEMORIA.

Zaragoza, la antigua Salduie íbera, la Caesaraugusta romana, la Saraqusta musulmana, la Çaragoça medieval, la Zaragoza moderna y contemporánea, ha necesitado a lo largo de su historia una organización y un gobierno que asegurara la convivencia entre sus habitantes y la defensa ante sus enemigos. Esta administración municipal se encarga de cuestiones tan diversas como la limpieza de las vías urbanas, los jardines, las medidas de higiene, la ordenación urbanística, las normas de convivencia, las fiestas, los cementerios, los mercados, la ocupación de las calles, el deporte, la venta y el comercio, el tráfico y la movilidad, la cultura y el ocio, el turismo, la recaudación de impuestos, el medio ambiente, el abastecimiento de servicios como el agua y el vertido, los servicios sociales, el orden público, la lucha contra los incendios, el gobierno de los barrios, la administración de los pastos y montes, el término municipal...

Hay un lugar donde se conserva la memoria escrita de toda esa actividad municipal desde el siglo XII: el Archivo Municipal. Junto con la Biblioteca y la Hemeroteca guardan el testimonio de nuestra historia, de lo que hemos sido como ciudad a lo largo del tiempo. Estos documentos son lo que queda de nuestro pasado común, los testigos de las luchas, las fiestas, los buenos y malos momentos que la ciudad como comunidad ha vivido.

Los tesoros que guardan el Archivo, la Biblioteca y la Hemeroteca municipal se muestran hoy en esta exposición con motivo de la celebración del XXV aniversario de su instalación en el restaurado Palacio de Montemuzo, en pleno centro de la ciudad. Queremos compartir con todos los zaragozanos y zaragozanas y también con los que vienen de fuera nuestro rico pasado, plasmado en estos documentos, planos, fotografías y carteles.

 
 
 
Pie de exposición privilegio de la memoria