18. Por y para Zaragoza


Los otros trabajadores


Los empleados municipales han velado siempre por la administración y cuidado de la ciudad, desde que se tiene noticia. Aunque sus nombres han cambiado a lo largo del tiempo, sus funciones son las mismas: mantener el orden, cobrar impuestos, administrar los bienes comunes, limpiar y adornar la ciudad, ordenar y organizar el uso de la vía pública y todos aquellos aspectos que hacen que Zaragoza funcione todos los días.

Estos son algunos de los antiguos funcionarios municipales, tal y como se llamaban en la Edad Media


El mayordomo

El mayordomo administraba el patrimonio municipal.

Los impugnadores

Los impugnadores eran los antiguos interventores.

El procurador y el abogado

El procurador y el abogado de los pobres serían los actuales procuradores y abogados de oficio.

El ayudante del veedor de muros y carreras

El ayudante del veedor de muros y carreras llevaba un asno y se encargaba de recoger y sacar de la ciudad las basuras y los animales muertos; esta misión era especialmente importante porque evitaba la propagación de enfermedades y contribuía a la salud de la población.

Los capdeguaytas

Los capdeguaytas velaban por el orden público, armados con tochos de cinco o seis palmos de longitud y pintados con las armas reales. Eran la policía local de la época.

El veedor de muros y carreras

El veedor de muros y carreras se ocupaban de las calles y casas de la ciudad. Son los antecesores de lo que luego se llamaría Policía Rural, Fomento y mas recientemente Urbanismo.

Los maestros de la ciudad

Los maestros de la ciudad el equivalente a los actuales arquitectos municipales.

Los pregoneros y tromperos

Los pregoneros y tromperos a través de ellos los jurados daban las noticias al vecindario, mediante pregones a la ciudad. Los tromperos hacían sonar sus instrumentos para concentrar a la gente. Su función es equivalente a la tiene hoy la pagina web del Ayuntamiento.

Los almutazafes

Los almutazafes eran los jueces del mercado, especialmente en lo referido a las pesas y medidas y sobre las adulteraciones.

El zalmedina o juez

El escribano de los jurados ejercía las funciones de secretario.

Los serenos


Desde el siglo XIX y hasta los años 70 del siglo XX hubo una figura muy representativa en las calles de las ciudades: el sereno, que rondaba por las noches anunciando cada rato la hora y el estado del tiempo: ¡Las doce en punto y sereno! ¡Las dos y media y nublado!

En Montemuzo


Archivos Privados

Además de los documentos producidos y recibidos por la administración municipal a lo largo de los siglos, el Archivo también conserva numerosos fondos provenientes de archivos privados, que han llegado a través de donaciones o compras. El mejor ejemplo de ello es el Archivo del General Palafox. Fue adquirido por el Ayuntamiento de Zaragoza en el rastro madrileño a instancias de José García Mercadal: se pagó por él 10000 pesetas de la época. Este archivo personal está formado por los papeles personales y familiares del héroe de Los Sitios así como por muchos documentos públicos que ofrecen una información importantísima sobre la Guerra de la Independencia en Aragón.

Otros archivos privados conservados por el Ayuntamiento de Zaragoza en su Archivo son el del arquitecto Ricardo Magdalena, la Junta de Defensa de la Torre Nueva, el Partido Comunista de Aragón, la Imprenta Blasco, Julio Tovar o Antonio Doctor Romero.

 
  •   Encontrará más información sobre los Archivo Privados en el punto 3 del cuadro de organización de fondos de archivo
  •   Para ver los documentos que componen el Archivo Palafox, pinche aquí
 
 
 
Pie de foto exposición privilegio de la memoria