Prevención e Inclusión

Presentación


La Prevención e Inclusión Social son objetivos fundamentales de las Políticas Sociales Públicas y del modelo organizativo de Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento de Zaragoza.

Este Programa incluye intervenciones planificadas y sostenidas en el tiempo, dirigidas a prevenir la aparición de problemáticas o necesidades sociales en personas, colectivos y territorios, cuando se encuentran en situación de riesgo o exclusión social. Se orienta a lograr la inclusión social, entendida como la participación en la vida económica, social y política en condiciones dignas.

Bien entendido que todos los Programas son preventivos e inclusivos por la finalidad que persiguen, pero este programa es un programa específico dirigido a este fin. Esta especificidad es la que sustenta toda la metodología del programa y sirve para discriminar la atención prestada en Primera Atención y Prevención e Inclusión.

El Programa engloba dos conceptos aparentemente alejados que, sin embargo, están íntimamente conectados en la práctica de la intervención social.

La prevención es la medida que se toma de manera anticipada para evitar o minimizar un riesgo o los efectos del mismo, o para evitar un hecho que se considera negativo. El objetivo de la prevención es lograr que un perjuicio eventual no se concrete y si ya se ha producido, no se agrave.

El término inclusión social significa integrar en la vida comunitaria a todos los miembros de la sociedad, independientemente de su origen, actividad, estatus social, condición física, mental, económica o cultural, etc. En este sentido todas las leyes y/o políticas que se propongan incluir a las personas en la sociedad a la cual pertenecen, contribuirán a prevenir situaciones no deseadas de marginación y/o exclusión social.

La inclusión social es un proceso que asegura a la ciudadanía las oportunidades y los recursos necesarios para participar plenamente en la vida laboral, económica, social y cultural y disfrutar de un nivel de vida y un bienestar social que se considere normal en el contexto y en la sociedad en la que viven. La mejora de las situaciones de vulnerabilidad social y riesgo de exclusión requieren, más allá de la atención a necesidades concretas, un planteamiento global y sistémico que considere la multifactorialidad que caracteriza estas situaciones. No es posible romper el círculo estructural de la pobreza o de la exclusión sin pensar en propuestas globales, que incidan de un modo integral sobre un sistema con fuerte tendencia a retroalimentarse en su negatividad.

La intervención profesional está guiada por la convicción de la existencia de potencialidades de crecimiento, cambio y mejora en toda persona, familia y contexto social. Esta apuesta por las personas, fundamenta la orientación positiva a favor de su capacidad de superar las situaciones de dificultad, que debe acompañar a toda acción social en cualquier contexto y realidad con independencia del grado de vulnerabilidad o fragilidad que lo caracterice.

El Programa de Prevención e Inclusión es facilitador del desarrollo de las competencias de los individuos y de las familias y promotor de sus capacidades, autonomía y aspiraciones y también orientado a la mejora del contexto social.

Objetivos


El Programa de Prevención e Inclusión recoge todas aquellas intervenciones planificadas y continuadas en el tiempo, dirigidas a PREVENIR la aparición o el agravamiento de problemáticas o necesidades sociales en personas, colectivos y territorios, cuando estos se encuentran en situación de riesgo o exclusión social.

Se orienta a lograr la INCLUSIÓN social, entendida como la participación en la vida económica, social y política en condiciones dignas.

Objetivos generales

  • Fortalecer los recursos personales de los individuos y los de su contexto familiar y social, para aumentar su autonomía y prevenir la aparición o agravamiento de problemas sociales.
  • Proporcionar mecanismos de apoyo a los individuos, familias y grupos en situaciones de crisis.
  • Detectar y diagnosticar las situaciones de riesgo de exclusión social en el territorio.
  • Posibilitar mecanismos de auto-organización de grupos y comunidades.
  • Fomentar las redes sociales de apoyo comunitario y el trabajo en red.
  • Ejercer una discriminación positiva frente a las desigualdades sociales.

Objetivos específicos por áreas de intervención

Laboral, económica y de inserción profesional

El objetivo que se persigue en este área es que la persona/familia consigan una autonomía económica a través de su práctica laboral.

  • Acceso a cursos de formación para el empleo.
  • Búsqueda activa de empleo.
  • Regulación de la situación laboral.
  • Consecución de autonomía económica.

Escolar (cuando hay menores de edad)

El objetivo del área es que todos los miembros de la familia tomen conciencia de la importancia de la formación de los menores para su desarrollo personal y profesional y les proporcionen los recursos materiales y personales para conseguirlo.

  • Escolarización en tiempo y forma de los menores adecuada a sus necesidades.
  • Organización del tiempo y hábitos de estudio.
  • Implicación de los padres/tutores en las tareas escolares.
  • Acercamiento de los padres/tutores al centro escolar.
  • Asistencia normalizada de los menores al centro escolar.
  • Apoyo a la interacción profesor - menor.
  • Integración del menor en la dinámica escolar (normas, relación con iguales…)
  • Obtención de los apoyos escolares necesarios.
  • Potenciar iniciativas destinadas a obtener titulación básica o a mejorar la formación de los adultos.

Vivienda

El objetivo en este área irá encaminado a que la persona/familia residan en una vivienda digna con los equipamientos adecuados a las necesidades familiares.

  • Facilitar el acceso a una vivienda en caso de falta de ella o inadecuación de la que tengan.
  • Organizar una adecuada distribución de los espacios.
  • Adecuar el equipamiento a las necesidades de la familia.

Educación para la salud: higiene, alimentación y vestido.

El objetivo es que la persona/familia tomen conciencia sobre la importancia de la alimentación, higiene, prevención de enfermedades y que adquieran los hábitos necesarios para llevar unos estilos de vida saludables.

  • Seguimiento de la situación sanitaria: vacunación, revisiones programa “Niño Sano”, programa de planificación familiar, programa de desintoxicación, prevención ETS, cuidado de la salud mental, etc.
  • Uso adecuado de los servicios sanitarios.
  • Adquisición de hábitos de higiene adecuados a la edad y circunstancias personales.
  • Elaboración de menús adecuados a las necesidades específicas de cada miembro de la unidad familiar.
  • Organización de horarios y hábitos de comidas.
  • Adquisición de hábitos saludables de higiene del sueño.
  • Prevención de accidentes domésticos.

Legal, jurídica y administrativa.

El objetivo es que las personas/ familias hagan uso de su condición de ciudadano/as.

  • Obtener y custodiar de forma correcta la documentación mínima legal.
  • Aprender a desenvolverse autónomamente en instituciones y organismos
  • Conocer, ejercer y cumplir los derechos y deberes de los ciudadanos.

Organización del hogar y economía doméstica

El objetivo es que la persona/familia aprendan a administrar adecuadamente sus recursos económicos, materiales y personales.

  • Distribución funcional y corresponsabilidad en tareas domésticas.
  • Adecuación de los gastos a los ingresos familiares priorizando necesidades básicas.
  • Adecuar la organización de los espacios y tiempos a las necesidades de los menores.
  • Adquisición de habilidades básicas: cocina, ah

Relaciones familiares

El objetivo es la mejora de las relaciones de convivencia en el entorno familiar y la adquisición de habilidades de autonomía y responsabilidad de cada miembro dentro de la familia.

  • Favorecer un modelo de comunicación en el que predomine el respeto, la coherencia, la empatía y la libertad de expresión. Favorecer un modelo de relación en el que predominen las respuestas afectivas positivas y la aceptación de todos los miembros de la familia.
  • Potenciar el desarrollo de la autoestima personal.
  • Diferenciar los roles familiares respetando los límites funcionales.
  • Autonomía del núcleo familiar respecto a la familia extensa.
  • Adquisición de patrones adecuados de resolución de conflictos.
  • Evitar el castigo físico y cualquier otra forma de maltrato.
  • Creación de un modelo de referencia positivo y estable para los menores.
  • Adquisición de habilidades de autonomía y responsabilidad de cada miembro de la familia.
  • Aportar conocimientos sobre las conductas y comportamientos adecuados a la edad de los hijos.
  • Supervisión de las actividades de los niños pequeños y adolescentes.
  • Adquisición de habilidades de marentalidad/parentalidad positivas.

Relaciones sociales. Participación en la comunidad.

El objetivo es conseguir la integración social de la persona/ familia en su comunidad.

  • Participación en actividades de ocio y tiempo libre.
  • Relación positiva con los vecinos.
  • Integración de los padres/tutores en grupos asociativos.
  • Conocimiento del barrio y de la ciudad.
  • Comprensión y respeto de las normas de convivencia.

Metodología


Los criterios metodológicos que, de modo general, han de servir como referentes comunes para el desarrollo del Programa de Prevención e Inclusión, son los siguientes:

  • Cada situación individual y familiar es única y por ello, la tipificación de las necesidades o el seguimiento de un protocolo de acción solo deben ser estrategias para sistematizar una acción de calidad, sin interferir la ética del respeto, el reconocimiento de las necesidades individuales y la realidad singular e irrepetible de cada caso.
  • La importancia de lo relacional como metodología de intervención. El establecimiento de un marco claro de relaciones entre l@s profesionales y la familia o el individuo, genera un vínculo que permite la construcción del Itinerario de Intervención entre todos.
  • La centralidad en objetivos de promoción, de participación y capacitación que tengan como finalidad la autonomía de la persona o la familia. La participación activa de la persona/familia en todo el proceso de la intervención, no solo es deseable sino que es imprescindible si realmente queremos obtener resultados y cumplir los objetivos propuestos. Nuestra forma de actuar tiene que tener como objetivo fomentar la participación de los usuarios con acciones que resulten lo más vivenciales y significativas posible para impulsar su implicación en todo el proceso de la intervención.
  • El trabajo en equipo en los CMSS y la interrelación con equipos de los programas de Prevención e Inclusión de los demás CMSS hará posible construir un modelo de intervención común, que respete la especificidad de cada uno de los perfiles profesionales y las peculiaridades de cada uno de los territorios: barrios y distritos de la ciudad.
  • Relación con otros programas de Servicios Sociales. Para que los proyectos preventivos y de inclusión sean efectivos es necesario el desarrollo de actuaciones coordinadas entre los recursos de servicios sociales comunitarios y especializados.
  • Conjugar las intervenciones individuales y familiares, con las grupales como medio más eficaz de consolidar los procesos de aprendizaje, autonomía, autoayuda y cohesión social.
  • Fomentar el trabajo en red con las entidades que forman parte del contexto del individuo y/o familia, como modo de articular una visión global y una intervención más eficaz.
  • En el caso de que la derivación suponga una petición de colaboración que requiera la intervención de varios programas, servicios o instituciones, se establecerá una programación conjunta por parte de todas las entidades implicadas en las que figure explícitamente reflejado cuál de los profesionales implicados en el caso se constituye como referente y coordinador de la intervención, los objetivos comunes y específicos a alcanzar por cada institución, el reparto de tareas y los plazos par la evaluación y rediseño, si procede, de la intervención.
  • Plantear el trabajo comunitario , para dotar a individuos y comunidades de habilidades y recursos de apoyo social que les permitan afrontar más autónomamente posible las situaciones de dificultad a las que se enfrenten.

La atención a las situaciones urgentes que puedan presentar las personas atendidas en este Programa, se han especificado en el Programa de Primera Atención. El procedimiento de atención a urgencias está detallado en dicho programa.

El Programa de Prevención e Inclusión ha de contar con todos los instrumentos y recursos existentes, que hagan posible:

  • 1. Satisfacer las necesidades económicas básicas.
  • 2. Que faciliten la formación y la accesibilidad al trabajo.
  • 3. El acceso a la vivienda estable y en condiciones de habitabilidad.
  • 4. Recursos técnicos y humanos que faciliten la adquisición de habilidades sociales para cumplir las funciones parentales.
  • 5. Habilidades sociales para relacionarse con el medio y estar en disposición de utilizar los recursos disponibles y ejercer como ciudadanos de pleno derecho.
  • 6. Fomentar el trabajo comunitario, establecer redes de colaboración en el territorio entre todas las entidades que trabajan con la misma finalidad.
Para la consecución de los objetivos generales y específicos del Programa de Prevención e Inclusión, se cuenta con el Itinerario individualizado de atención, los recursos a los que se puede acceder, recursos municipales y de otras instituciones y entidades, el programa de apoyo a la familia, el trabajo en red y los programas de intervención grupal y comunitaria.

1. Itinerario individualizado de atención


El Itinerario Individualizado de Atención es el instrumento fundamental para llevar a cabo un proceso coherente y evaluable, que tenga como finalidad avanzar en el cumplimiento de los objetivos generales y específicos de este Programa, concretados en cada persona/unidad familiar.

Para su adecuado desarrollo debe ser de carácter integral, abordando las diferentes situaciones del individuo o familia en su contexto social. Debe ser explicitado y consensuado con la persona/familia. Incluye.

  • Diagnóstico de la situación: déficits y fortalezas
  • Objetivos
  • Actuaciones a llevar a cabo en cada una de las áreas de intervención
  • Recursos a utilizar
  • Acuerdos de cada una de las partes durante el proceso
  • Temporalización de la intervención
  • Evaluación de la intervención

1.1. Diagnóstico. Objetivos.

El primer paso, es establecer el diagnóstico de la situación, que se basa en el análisis de los déficits y fortalezas de la familia, en cada uno de los indicadores reflejados con anterioridad, en los apartados correspondientes: destinatarios y objetivos específicos por ámbitos de actuación.

Realmente, siempre que se interviene se realiza un diagnostico, es parte de un proceso de pensamiento lógico, la cuestión es si se realiza de forma más o menos sistematizada,

Existen algunas herramientas diagnósticas, validadas y reconocidas por diversos organismos e instituciones que pueden resultar especialmente interesantes desde una perspectiva de acompañamiento1, de acuerdo a los parámetros valorados, establece una graduación de la exclusión social de tres niveles: Vulnerabilidad, Exclusión y Grave Exclusión.

Si bien es preciso señalar que las herramientas de diagnóstico no pueden servir para determinar con exactitud el diagnóstico social, es cierto que pueden ser útiles para calibrar la vulnerabilidad para después pautar la intensidad y tipología de las actuaciones profesionales.

(4)El Manual de Indicadores para el Diagnóstico Social de Maite Martín Muñoz, ampliamente conocido, supone una propuesta de protocolo específico que pretende homogeneizar el diagnóstico que se realiza desde la atención primaria. MARTÍN MUÑOZ, Maite (2003) Manual de indicadores para el diagnóstico social,

En todo caso, el diagnóstico de la situación se fundamenta en el análisis de los parámetros definidos en las áreas de intervención de los objetivos específicos y la presencia/coincidencia, intensidad y cronicidad de cada uno de ellos. Lo que va a permitir valorar la categoría de riesgo que presenta la unidad familiar atendida, graduada en tres niveles. Esta valoración, junto con el conocimiento de las fortalezas de esta familia va a orientar la intensidad, profundidad y continuidad de las intervenciones, en aras a prevenir la exclusión social.

La graduación de la situación de riesgo, es un continuum, desde la situación de inclusión (no hay factores de riesgo), a

1. situación de vulnerabilidad / situación deficitaria, de bajo riesgo, con condiciones todavía incipientes, pasando a un

2. mayor nivel, en el que el riesgo es mayor, con situación muy deficitaria en varios de los ámbitos considerados, que colocan en riesgo de exclusión a la familia, hasta la situación de

3. grave exclusión, en la que se dan situaciones deficitarios en los ámbitos con mayor repercusión, cronificadas, siendo situaciones más complejas y con mayor carga de fragilidad.

Objetivos del plan: Tras el diagnóstico se establecerán las áreas deficitarias y se centrarán los objetivos en cada una de ellas. Los objetivos los enuncia el profesional teniendo en cuenta la perspectiva de la persona o familia atendida, poniendo en valor sus fortalezas. Unos objetivos alejados de las posibilidades reales o sentidas de las personas atendidas están abocados al fracaso.

Cada objetivo deberá contemplar el indicador para evaluar su consecución.

1.2. Tipologías de intervención

Tras el diagnóstico, que gradúa la intensidad de riesgo, y el planteamiento de los objetivos, se establecerá la tipología de la intervención, las actuaciones a llevar a cabo en cada una de las áreas, su intensidad y los recursos a utilizar. Es decir, se planificará la intervención que quedará plasmada como Itinerario Individualizado de Atención / Inserción, explicitado y consensuado con la persona/familia, con los compromisos/acuerdos y corresponsabilidades.

El equipo decidirá en cada caso la forma en la que va a intervenir, el grado de intensidad, el tiempo y los profesionales del equipo que van a participar. Como organización, se establecerá un/a responsable del caso, cuidando de que haya un reparto equitativo de casos entre los componentes del Equipo. El/la responsable del caso será la/el que mayor peso tenga en la intervención concreta del mismo.

Se indicará la temporalización de la intervención y la evaluación, ajustada a los parámetros del diagnóstico que han dirigido los objetivos y se han concretado en las actuaciones con el uso de los recursos adecuados.

La intensidad de la intervención, conlleva una diversificación en función de la mayor o menor intensidad necesaria para conseguir los objetivos establecidos en cada caso, basada en el diagnóstico tanto de la situación de riesgo como de las características de la familia: hay que tener en cuenta las dificultades de la familia, así como sus potencialidades y sobre todo contar con la percepción que la propia familia tiene de sus dificultades y sus deseos de cambio.

Las situaciones que se pueden plantear, cuando todos estos factores se conjugan, son muy diversas. Es el trabajo en equipo, y, en su caso, con el trabajo en red, el que va a indicar las intervenciones más adecuadas. Por ello, valga como simple aproximación la siguiente enumeración de intervenciones posibles en base al grado de vulnerabilidad de una persona o unidad familiar.

Intervenciones en situaciones valoradas de bajo nivel de vulnerabilidad

  •  Apoyo, autogestión e intervención de garantías básicas.
  •  Orientación Información recursos, en los ámbitos deficitarios (trabajo, empleo,..)
  •  Apoyo por motivos sobrevenidos
  •  Información sobre actividades grupales informativas (bono social, etc.)
  • Seguimiento mínimo, una o dos veces al año

Intervenciones en situaciones valoradas de medio nivel de vulnerabilidad

Se orientarán intervenciones de nivel medio de intensidad, en las situaciones valoradas de nivel medio de vulnerabilidad:

  •  Personas que reciben el Ingreso Aragonés de Inserción y su situación socioeconómica está estabilizada y no hay problemáticas añadidas.
  •  Personas cuya necesidad principal es la Inserción laboral.
  •  Personas y unidades familiares cuya posibilidad de respuesta a la intervención es escasa, por dificultades personales y/o sociales.
  •  Personas o familias que, aún estando en situación de alto nivel de vulnerabilidad, no ha sido posible el trabajo más integral. Se mantiene el seguimiento y la intervención.
  •  Personas o familias que aunque se ha valorado una intervención más intensa, están pendientes de poder ser atendidos con dicha intensidad.
  •  Discriminar situaciones en las que hay escasa posibilidad de respuesta a las intervenciones complejas, y mantener lo básico, con su correspondiente seguimiento.

Posibles intervenciones:

  •  Abordaje de las áreas de intervención en las que hay situaciones definicitarias y los objetivos planteados en cada una de ellas.
  •  Recursos económicos, seguimientos
  •  Programas de formación para el empleo: capacitación en oficios, adquisición de competencias para la búsqueda de empleo, formación en nuevas tecnologías, carnet de conducir...
  •  Actuaciones grupales de capacitación y desarrollo personal, habilidades sociales y parentales...
  •  Valoración de la pertinencia y posibilidad del programa de apoyo familiar - Valorar otros recursos sociales
  •  Educación para la Salud: prevención de la violencia de género, salud reproductiva, alimentación e higiene... Estas actividades pueden organizarse en el propio CMSS o en coordinación con entidades públicas y/o privadas.
  •  Seguimiento: entre 4 y 8 citas anuales.

Intervenciones en situaciones valoradas de alto nivel de vulnerabilidad

Se orientarán intervenciones de alto nivel de intensidad, en las situaciones valoradas de nivel alto de vulnerabilidad:

Serían las personas y familias que por sus indicadores, situación y características, el Equipo valora que requieren una mayor intensidad en la intervención:

  •  Familias con graves problemas de integración social
  •  Falta de recursos formativos y de empleo, cronoficados.
  •  Familias con graves problemas socioeconómicos.
  •  Familias con menores con problemas convivenciales en los que existan carencia de habilidades parentales y dificultades socioeconómicas.
  •  Situación de crisis familiar.
  •  Familias con menores afectadas por problemas diversos (vivienda, empleo, salud) con actitud colaborativa y proclives al cambio.
  •  Priorización de familias con menores de tres años en las que se estime necesario trabajar su motivación para la escolarización temprana y adecuada de sus hijos, con el objetivo de prevenir posteriores dificultades de aaprendizaje e integración escolar.
  •  Familias con menores con deriva clara hacía situaciones cuya falta de intervención pueda poner a los mismos en riesgo de desamparo.

Posibles intervenciones:

Se considerarán todas las actuaciones enumeradas en el apartado de nivel medio de vulnerabilidad , a las que se añadirán las que se decidan en el equipo del Programa, en las reuniones de coordinación de casos, dado que son estos los que presentan mayor complejidad en el análisis, cronicidad en el tiempo y dificultad en el abordaje. Todos los recursos del Programa pueden requerirse.

Es imprescindible la coordinación con servicios sociales especializados, resto de recursos del propio CMSS y trabajo en red cuidando la coordinación para evitar multiplicidad de intervenciones y aunar esfuerzos para mejorar la situación de exclusión social de las personas y unidades familiares.

2. Recursos para la inserción


El Itinerario Individualizado de Inserción es la herramiento metodológica principal que cuenta con recursos / programas / servicios, para su desarrollo. Es un itinerario que busca la inserción activa de lo/as usuarios/as y familias, en la sociedad.

Una vez realizada la valoración conjunta con la persona/familia, se le informará de los recursos de que se dispone para afrontar la situación y sea cual sea la alternativa, se tomará con la plena corresponsabiliadad de los participantes.

2.1. Prestaciones económicas

2.1.1. Prestaciones Económicas gestionadas desde el CMSS Ayudas de urgencia
  • Ayudas de urgencia
  • Ingreso Aragonés de Inserción
  • Apoyo a la Integración Familiar

Prestaciones Económicas

1. Ayudas de urgencia

En el Programa de Prevención-Inclusión se gestionarán las prestaciones económicas de Ayudas de Urgencia que se considere. Resultan un instrumento fundamental a la hora de asegurar necesidades básicas de las familias que están a la espera de una resolución de una prestación periódica o en momentos determinados en los que se producen gastos extraordinarios que comprometen necesidades básicas.

Las ayudas de urgencia son compatibles con cualquier otro ingreso o prestación que obtengan sus destinatarios, con independencia de su naturaleza y origen, incluido el Ingreso Aragonés de Inserción o prestación que lo sustituya.


2. Ingreso Aragonés de Inserción

El IAI es un Programa social dirigido a las personas que carecen de recursos económicos, que comprende prestaciones económicas periódicas y un Plan de Inserción personalizado para los perceptores y cuya finalidad es:

  • Atender las necesidades básicas de personas y familias que carecen de recursos económicos.
  • Favorecer su integración social y en su caso, laboral.
  • Evitar las consecuencias psíquicas y sociales que la carencia de recursos económicos provoca y que afectan a su normal desenvolvimiento en su entorno familiar y social.
  • Procurar la autonomía personal, familiar y social.
  • Lograr la plena integración social y laboral de personas que se encuentran en estado de necesidad o padecen situaciones de marginación.

La Ley 1/1993, de 19 de febrero, de Medidas Básicas de Inserción y Normalización Social, supuso la puesta en marcha del Ingreso Aragonés de Inserción como un instrumento de política social que pretendía dar cobertura social a los colectivos e individuos marginados. El Decreto 57/1994, de 23 de marzo, la desarrolla y configura al Ingreso Aragonés de Inserción como un programa social orientado a la normalización e integración de aquellas personas que se encuentran en estado de necesidad o padezcan situaciones de marginación.

La cuantía económica del IAI se determina cada año en la Ley de presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón.

El Ingreso Aragonés de Inserción lo puede solicitar cualquier persona residente en la Comunidad Autónoma de Aragón que se encuentre en estado de necesidad, o situación de marginación y que cumpla los siguientes requisitos:

  • Estar empadronado y tener la residencia, al menos con 1 año de antelación a la solicitud, en la Comunidad Autónoma de Aragón.
  • No disfrutar de beneficio similar en otra Comunidad Autónoma.
  • Percibir en la unidad familiar ingresos inferiores a la cuantía del Ingreso Aragonés de Inserción que pudiera corresponderle.
  • Ser mayor de 18 años y menor de 65 años. También podrán ser titulares los menores de edad que reúnan los requisitos y tengan menores a su cargo.

Coordinación con IASS. Procedimiento de gestión y tramitación de IAI

Se mantienen reuniones de coordinación entre la Jefatura del Servicio/ Programa de Prevención e Inclusión y la Directora/Subdirectora provincial del IASS/ la jefa de sección del Programa IAI.

Se han establecido mecanismos de coordinación para llegar a acuerdos sobre las discrepancias y dificultades que las T. Sociales de los CMSS tienen en la gestión y procedimiento de esta prestación. Periódicamente se establecen reuniones entre las Directoras de los CMSS, la Jefa del Programa de Prevención e Inclusión y la Jefa de Sección y la de Negociado del IASS. De todas esas reuniones, se concluyen acuerdos que se plasman en documentos que se remiten a todos los equipos de los CMSS.


3. Ayuda de Apoyo a la Integración Familiar

Tras la publicación del Decreto 191/2017, de 28 de noviembre , por el que se regulan las prestaciones económicas para situaciones de urgencia, para el apoyo a la integración familiar y los complementos económicos para perceptores de pensión no contributiva, del Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento tiene atribuida la competencia de la gestión de las Ayudas de Apoyo a la Integración Familiar en su modalidad de pago periódico.

Estas son definidas en el artículo 25 del mencionado Decreto como prestaciones económicas del Sistema Público de Servicios Sociales de carácter esencial y periódico que tienen por objeto el mantenimiento de la unidad de convivencia con menores de edad a cargo, evitando el internamiento de estos en centros especializados o la adpción de medidas externas de protección y vinculadas a un programa familiar de atención social

Requisitos de las personas beneficiarias:

1. Para ser beneficiarias de las ayudas de apoyo a la integración familiar deberán cumplirse los siguientes requisitos:

  • a) Ser mayor de edad o menor emancipado, con al menos un menor a cargo.
  • b) Acreditar empadronamiento y residencia efectiva en la Comunidad Autónoma.
  • c) No superar el nivel de ingresos establecido.

2. Excepcionalmente, en el caso de que la unidad económica de convivencia supere los umbrales económicos, podrá concederse la prestación siempre que el profesional de referencia lo estime imprescindible para garantizar el arraigo convivencial del menor a cargo.

Características de la prestación:

  • Se trata de un prestaciones de carácter esencial.
  • Vinculadas a un Programa de Atención Social que se adecúe a las necesidaes detectadas relativas a los menores.
  • Determinante la Valoración Profesional dirigida a mejorar la integración del menor/es en su entorno más próximo.
  • La ayuda será compatible con cualquier otro recurso, ingreso o prestación que obtengan las personas destinatarias, con la excepción del Ingreso Aragonés de Inserción o prestación que lo sustituya, percibida por cualquiera de los miembros de la unidad de convivencia.

ANEXO II. AIF

Otras Prestaciones Económicas


Recursos que pueden interesar a una persona o familia para cubrir necesidades de primer orden y que el Equipo de Prevención e Inclusión (al igual que el de Primera Atención) tendrá en cuenta para su información, asesoramiento y acompañamiento en la tramitación, si ello fuera necesario. Se puede hacer la información de forma individual o grupal, y la intervención está encaminada a la información y capacitación para una efectiva y sistemática utilización, por parte de los usuarios. La utilización de estas prestaciones económicas pueden contribuir a evitar su exclusión social y previenen situaciones de vulnerabilidad.


1. Prestaciones familiares dependientes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Las prestaciones familiares están destinadas a cubrir la situación de necesidad económica o de exceso de gastos que produce, para determinadas personas, la existencia de responsabilidades familiares y el nacimiento o adopción de hijos en determinados casos.

  • Prestación económica por hijo o menor a cargo, en régimen de acogimiento familiar permanente o guarda con fines de adopción: Consiste en una asignación económica por cada hijo menor de 18 años o mayor de dicha edad y que esté afectado por una discapacidad en grado igual o superior al 65%, a cargo del beneficiario, cualquiera que sea la naturaleza legal de la filiación, así como por los menores a su cargo en régimen de acogimiento familiar, permanente o guarda con fines de adopción. (Está pendiente la modificación de la información en la web del Ministerio, tras la publicación del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo) .
  • Prestación económica por nacimiento o adopción de hijo, en supuestos de familias numerosas, monoparentales y en los casos de madres con discapacidad. Prestación económica de pago único a tanto alzado siempre que no se supere un determinado nivel de ingresos. No se reconoce la prestación en los supuestos de acogimiento familiar.
  • Prestación económica por parto o adopción múltiples. Prestación de pago único que tiene por objeto compensar, en parte, el aumento de gastos que produce en las familias el nacimiento o la adopción de dos o más hijos por parto o adopción múltiples.

2. Prestaciones por Desempleo

Existen tres tipos de ayudas para un trabajador en desempleo: la prestación contributiva, los subsidios y las ayudas extraordinarias.

  • Prestación por desempleo contributiva paro
  • Prestaciones asistenciales. Subsidios.
  • Renta activa de inserción (RAI). Está destinada a parados de larga duración, mayores de 45 años, emigrantes retornados mayores de 45, víctimas de violencia de género o personas con discapacidad igual o superior al 33%. Debe estar inscrito como demandante de empleo, suscribir el compromiso de actividad y ser menor de 65 años.
  • Plan Prepara. Es una ayuda extraordinaria que se concede durante seis meses improrrogables a los trabajadores en desempleo que han agotado todas las prestaciones y subsidios. Al mismo tiempo facilita formación para intentar que puedan volver al mercado laboral.
  • SED El Subsidio Extraordinario de Desempleo (SED) es una de las medidas que contemplan los Presupuestos Generales del Estado 2018. Está destinado a las personas sin empleo de larga duración y sustituye al PREPARA que finalizó el pasado 30 de abril. El SED está gestionado por el Servicio Público de Empleo Estatal SEPE y estará vigente durante seis meses prorrogables, mientras que la tasa de paro en España supere el 15 por ciento. Las personas que pueden acceder al SED tienen que ser parados de larga duración, sin rentas, que acrediten responsabilidades familiares y que hayan agotado todas las prestaciones. Tienen que estar inscritos como demandante de empleo el 1 de mayo de 2018.

Formación y empleo

El empleo es fundamental para lograr la inserción socioeconómica de las personas. A pesar de disponer de diversos recursos de empleo, su efectividad real es dudosa, y hoy, en nuestra sociedad, persiste un grado importante de dificultad para conseguir un trabajo, sea de carácter temporal o indefinido.

Para conseguir el objetivo de la inserción sociolaboral y capacitación formativo laboral de las personas a las que se atiende en este programa, habrá que tener en cuenta que no sólo influyen la formación, actitud hacia el trabajo y capacitación laboral de la población atendida, sino que las ofertas de empleo, el tipo de mercado laboral y las posibilidades reales de acceder a dicho mercado, estarán condicionando el logro de este objtivo.

No obstante, a pesar de no ser suficientes para cubrir las necesidades reales de la población, los programas de Formación y Empleo son un instrumento fundamental para llevar a cabo el Itinerario Individualizado de Inserción activa. El programa de formación-empleo se entiende como parte de una intervención global que abarca otras áreas personales, familiares y educativas. Es un instrumento que además de la cualificación laboral, facilita ingresos económicos y atiende otras necesidades socioeducativas.


Zaragoza Dinámica (Instituto Municipal de Empleo)

El Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial de Zaragoza (Zaragoza Dinámica) fue creado para conseguir un mercado laboral de calidad y un tejido empresarial competitivo como clave de desarrollo de cualquier ciudad

El área de Formación y Empleo se ocupa de instruir y asesorar a desempleados para mejorar sus condiciones de acceso al mercado laboral, a través de cuatro campos de trabajo: orientación laboral, formación, inserción laboral e integración.

El programa de Formacion para el Empleo de Zaragoza Dinámica tiene por objetivo la mejora de la cualificación profesional de los trabajadores, con especial atención a los desempleados.

Se desarrolla a través de una oferta de acciones formativas que pueden estar asociados o no a un certificado de profesionalidad, y que se desarrollan de forma presencial en tres centros de formacion: CF Salvador Allende, CF Río Gallego y CF Oliver o en modalidad semipresencial a través de internet con un campus de formacion online.

Programas de Integración

  •  Aulas Taller
  •  Red de Centros Sociolaborales.
  •  Programas de cualificación Profesional.
  •  Formación Ocupacional

Los programas de orientación e inserción laboral tienen como objetivo el diseño y desarrollo de actuaciones y proyectos dirigidos a mejorar la empleabilidad de las personas y facilitar su acceso al mercado laboral en un marco de igualdad, tolerancia y confianza. Con dos campos de actuación interrelacionados: Las personas en desempleo y las empresas.

Los servicios de orientación e inserción laboral, en calidad de agentes que operan en el mercado de trabajo pueden contribuir a la reducción de los tiempos de búsqueda de empleo.

  • Apoyo a la Colocación
  • Ofertas de Empleo
  • Bolsa de trabajo Zaragoza Dinámica
  • Atención a Empresas
  • Información y recursos para la preselección de candidatos/as
  • Gestión de ofertas
  • Espacio ZEmpleo
  • Espacio presencial de Búsqueda de empleo con atención, información y recursos
  • Talleres de Iniciación a la informática
  • Orientación Presencial Personalizada
  • Asesoramiento y orientación individualizada. Tutorías e Itinerarios para el empleo. Orientación On Line
  • Actividades para el Empleo
  • Talleres y actividades para buscar empleo, entrenar habilidades, de tecnología digital y coaching laboral

Los programas Adaptados a Colectivos Específicos. Zaragoza Incluye.

En el programa de Zaragoza Incluye existe un trabajo conjunto entre los técnicos de los CMSS y los de Zaragoza Dinámica. Las personas destinatarias del programa son aquellas personas en situación de exclusión, inmersas en itinerarios de inserción.

Se trata de un Programa que integra diversos talleres desarrollados con metodologia grupal y descentralizada por barrios, tras una entrevista individual que evalúa la situación de cada uno de los participantes, enfocados a la formación en técnicas de búsqueda de empleo, habilidades comunicativas y trabajo en equipo, entrevistas, nuevas tecnologias, asi como acciones formativas complementarias. El número de personas que acoge este Programa lo marca Zaragoza Dinámica y el número de personas que puede derivar cada CMSS, se determina por el Servicio de Servicios Sociales Comunitarios, teniendo en cuenta fundamentalmente, el número de perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción de cada CMSS.

Proyectos que se adecuan a distintos colectivos o determinadas situaciones personales y/o sociales.

El Plan de Inclusión Sociolaboral del Ayuntamiento se desarrolla en colaboración con la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción (AREI).

El objetivo del mismo es lograr la inclusión social y laboral de personas en riesgo de exclusión. Al mismo tiempo que se beneficia la comunidad con la ejecución de trabajo de interés público.

La participación de Zaragoza Dinámica en la selección de personas trabajadoras para el Plan de Inserción Sociolaboral, desde 2016, ha permitido estrechar la colaboración con varias empresas de inserción.

Poner en práctica protocolos de colaboración con todas las empresas de inserción, tal y como se está haciendo ya con alguna de ellas, logrará unificar los procesos de selección de candidaturas para el Plan de Empleo. Se pretende mejorar la interrelación con los Centros Municipales de Servicios Sociales y ofrecer las personas buscadoras de empleo todos los recursos disponibles

ANEXO III. DERIVACIÓN A ZARAGOZA – INCLUYE.

ANEXO IV:

1. PROCEDIMIENTO INTERNO DE COORDINACIÓN ENTRE CMSS Y ZARAGOZA DINÁMICA.

2. INFORME PARA LAS EMPRESAS DE INSERCIÓN.

3. INFORME PARA OTRAS EMPRESAS, PARA JUSTIFICACIÓN DE LA SITUACIÓN SOCIAL DEL DEMANDANTE DE EMPLEO.


Convenios de inserción sociolaboral

Tanto el Plan Integral del Casco Histórico (PICH) como el Plan Integral de Barrio Oliver (PIBO) contemplan proyectos de Inserción Sociolaboral circunscritos a los barrios mencionados, a través de sendos convenios con entidades sociales.

PICH: Convenio con la Fundación Federico OZANAM para la gestión del Proyecto de Formación y Empleo de Inclusión.

El convenio incide en la mejora de la inserción social mediante la formación para el empleo y la mejora de las habilidades sociales relacionales. Este convenio forma parte del PICH como una de las intervenciones técnicas conducentes a la revitalización y rehabilitación del territorio delimitado y de la comunidad integrante del Casco Histórico (San Pablo, Magdalena, Arrabal y La Jota). Objeto:

  • Formar en las habilidades básicas de los oficios de albañilería, fontanería, electricidad y pintura.
  • Potenciar y estimular las habilidades sociales y laborales de los participantes.
  • Acompañar en los procesos de inserción laboral.

PIBO: Convenio con ADUNARE para la Promoción de la inclusión sociolaboral para colectivos en situación de vulnerabilidad o exclusión.

Objeto:

  • Favorecer el desarrollo técnico y profesional de aquellos jóvenes que han cursado los módulos de jardinería y albañilería en el Centro Sociolaboral Oliver, posibilitando la realización de prácticas profesionales como complemento a su formación en el Centro.
  • Se trata de actividades que mejoran la empleabilidad y sus posibilidades de inserción posterior de los participantes.

Otros Convenios que el Ayuntamiento firma con entidades sociales, cuyo objeto está relacionado con la mejora de la inserción sociolaboral de las personas en riesgo de exclusión.

Convenio con la Fundación Picarral: “Itinerarios para la inserción social y laboral de personas en riesgo de exclusión”

Objeto:

  • Se dirige a personas que se encuentran en riesgo de exclusión social y cuentan con especiales dificultades para el acceso a un empleo y, de manera general, al mundo del trabajo.
  • Pretende ofrecer apoyo a personas que, por distintos motivos, han quedado fuera de los cauces habituales de integración social, viéndose esas dificultades incrementadas significativamente por la situación socioeconómica existente, donde todos los indicadores asociados a la pobreza, exclusión social y desigualdad han empeorado en los últimos años.

Convenio con Tranviaser: Red 2001 con fines de inserción social.

Objeto:

  • El Programa Red 2001 responde a la necesidad de dar solución y gestión a la recogida de enseres domésticos que la población de Zaragoza ya no quiere, para su posterior recuperación y transformación en ayudas de urgencia a personas con necesidad, siendo además generador de inserción sociolaboral para personas de difícil empleabilidad como tránsito al empleo ordinario.
  • Pretende emplear en el desarrollo del Programa a personas de capas desfavorecidas de la población que, para mayores garantías en cuanto a su eficiente ejecución, puedan tener experiencia en este tipo de trabajos.

Convenio con TIEBEL: “Inserción social mediante el tratamiento textil y la entrega social de ropa”.

Objeto:

  • A través del proyecto aRopa2 de recuperación textil, se trabaja con personas en riesgo de exclusión social y se realiza un trabajo individualizado estableciéndose un itinerario personalizado de inserción con el que se pretende dotar a la persona de los medios y habilidades básicas para lograr su inclusión social.

Convenio APIP-ACAM: Construcción de empleo para la integración social de personas en riesgo de exclusión

Objeto:

  • Programa de inserción laboral para trabajar con personas en exclusión social respondiendo al compromiso de la Fundación, de apoyar a personas más vulnerables en la construcción de un camino hacia su integración social y laboral, proporcionándoles los instrumentos necesarios para alcanzar una autonomía personal que les permita ser los verdaderos protagonistas de su propio desarrollo.

Proyectos subvencionados por el Ayuntamiento, en alguna convocatoria anual, cuyo objeto está relacionado con la mejora de la inserción sociolaboral de las personas en riesgo de exclusión y con fomento de la inclusión social.

Proyectos para la inserción sociolaboral

  • Confederación de Empresarios de Zaragoza: Apoyo al autoempleo para personas en riesgo de exclusión sociolaboral.
  • Fundación ADUNARE: Itinerarios de inclusión social para personas en situación de riesgo de exclusión: competencias para el desarrollo personal y la inserción laboral.
  • FAEA- Federación de Asociaciones de Educación para Adultos: “Itinerarios de Inclusión: plataforma de trabajo en red para la formación y recursos para la efectividad de la acción”,
  • Cruz Roja: Activación y acompañamiento hacia el empleo a personas afectadas por la crisis
  • REAS Aragón (Red de Economía Alternativa Solidaria de Aragón): “Juntas Emprendemos: promoción y empoderamiento sociolaboral de mujeres en autoempleo colaborativo”
  • Fundación Cruz Blanca: “Inclusión Activa, Inserción Sociolaboral Barrio Delicias”
  • Proyectos de inclusión social
  • YMCA Aragón: Atención integral a familias en situación de riesgo.
  • Asociación MANCALA: Promoción e inserción social de la mujer en el barrio.
  • KAIROS Sociedad Cooperativa: Programa de intervención psicosocial en los Itinerarios de Inserción.
  • Fundación la Caridad: Atención a hijos de inmigrantes y/o familias sin recursos en la guardería infantil “Cantinela”.
  • Fundación Ramón Rey Ardid: Itinerarios alternativos para la inserción sociolaboral de personas con discapacidad por enfermedad mental.
  • Fundación el Tranvía: Intervención social y laboral con menores y familias en riesgo.
  • Acceder a la convocatoria anual de Subvenciones en materia de Acción Social, para información actualizada cada año: Resolución .

Instituto Aragonés de Empleo (INAEM)

Servicio Público de Empleo de Aragón que se ocupa de planificar, gestionar y controlar las políticas de empleo de nuestra Comunidad Autónoma

La inscripción como demandante de empleo, es voluntaria, excepto para aquellas personas que perciben algún tipo de prestación por desempleo. Es importante tener en cuenta que, a pesar de ser voluntaria, la mayor parte de las empresas suelen requerir esta tarjeta para la contratación.

Los requisitos para inscribirse como demandante de empleo son:

  • Tener más de 16 años.
  • Ser español o de un país de la Unión Europea.
  • En caso de ser una persona extranjera de un país no comunitario, tener permiso de trabajo o un reconocimiento legal de acceso al mercado nacional.

Para que sirve esta tarjeta:

  • Para recibir cursos de formación.
  • Para conocer y acceder a sus ofertas de empleo en España y los países de la Unión Europea.

Obligaciones que conlleva:

  • Renovarla en oficina de empleo (en las fechas señaladas que se marcan en la tarjeta). En caso de que no haya renovación se dará de baja al demandante de empleo y, desde ese momento, no podrá acceder a ningún servicio del INAEM.

Servicio de atención telefónica: 901 501 000. Horario de lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas.

Plan de Formación para el Empleo de Aragón.

La Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral, constituye el marco regulador de la Formación para el Empleo a nivel estatal. Esta Ley reestructura de manera completa tanto las distintas actuaciones en materia de formación que pueden ser objeto de subvención, como los requisitos y exigencias que deben cumplir los agentes que participen.

La orden EIE/1389/2018, de 23 de agosto, tiene como objeto convocar, para el ejercicio 2018, las subvenciones destinadas a la financiación de acciones formativas dirigidas a trabajadores prioritariamente desempleados en la Comunidad Autónoma de Aragón.

La oferta formativa para trabajadores desempleados se desarrollará mediante los siguientes programas:

Programa general. Acciones formativas dirigidas a aumentar la cualificación del conjunto de los trabajadores desempleados propiciando así su inserción profesional, a través de todas las especialidades formativas convocadas.

Programa especifico de certificados de profesionalidad de nivel 1, dirigido a trabajadores prioritariamente desempleados, principalmente con bajo nivel de cualificación, con el objetivo de iniciar itinerarios formativos que les permitan acceder a certificados de profesionalidad de nivel superior y una mayor empleabilidad.

Programa específico de formación dirigido a mujeres prioritariamente desempleadas, con el objetivo de potenciar la incorporación o permanencia de las mujeres en el empleo.

Programa específico de formación dirigido a trabajadores prioritariamente desempleados con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción o recualificación profesional.

Anualmente se publica en el BOA los criterios establecidos para el Plan de Formación para el Empleo de Aragón.

En los CMSS las personas que están interesadas en optar a dichos cursos pueden solicitar un informe en el que conste si cumplen el perfil de una persona desempleada con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción o recualificación profesional y precisa participar en el programa específico, estando incluida en uno de los colectivos recogidos en el Plan de Formación para el Empleo de Aragón.

ANEXO V: INFORME para acceso cursos de formación de INAEM

Vivienda

La vivienda es un bien directamente relacionado con una necesidad básica y es un derecho social fundamental: tener acceso a una vivienda digna. El hogar o vivienda familiar constituye el espacio básico de vida en la que se entrelazan nudos de relaciones que pueden tanto proteger como ser cadena de transmisión de los procesos sociales y económicos que generan y reproducen la exclusión social.


Coordinación con Zaragoza Vivienda

Los recursos municipales para dar respuesta a las necesidades básicas de vivienda de las personas son gestionados por Zaragoza Vivienda (ZV). Son recursos relevantes en la prevención y la inserción de personas y familias.

Se han establecido Protocolos de coordinación entre los Centros Municipales de Servicios Sociales y Zaragoza Vivienda:

1. Protocolo de coordinación en emergencias residenciales derivadas de siniestros en la vivienda.

Aplicable en aquellas situaciones en las que, tras acaecer un siniestro en una vivienda y/o edificio y detectarse una situación de riesgo inminente para las personas que habitan en el mismo, se determine por parte de los técnicos del Área de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza el desalojo de dicha vivienda/edificio debido a las condiciones de no habitabilidad.

Al ser un protocolo de coordinación ante emergencias se incluye en el Programa de Primera Atención / Atención a Urgencias. No obstante, esta situación puede afectar a personas/unidades familiares que están atendidas en el Programa de Prevención e Inclusión. Se actuará de acuerdo a la modalidad de atención a Urgencias que se ha establecido en cada CMSS.

2. Protocolo de coordinación entre la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda y el Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, para el acceso extraordinario a vivienda municipal de alquiler.

El objeto de la intervención es atender aquellas unidades de convivencia que se hallen en situaciones de vulnerabilidad y tenga necesidad preferente de alojamiento como requisito imprescindible para el progreso de la intervención social que se venga realizando desde los Centros Municipales de Servicios Sociales o desde los Servicios Sociales Especializados.

ANEXO VI. 3. Protocolo de coordinación entre los Centros Municipales de Servicios Sociales y la Oficina Municipal de Vivienda.

El objetivo prioritario de la Oficina Municipal de Vivienda es prevenir y, en su caso, detener las situaciones de emergencia habitacional facilitando las medidas de mediación posibles y negociando acuerdos que permitan la permanencia del afectado en la vivienda.

La intervención desde la Oficina Municipal de Vivienda se plantea en:

  •  Situaciones derivadas de dificultad de pago o impago sobre vivienda habitual, ya sea esta vivienda en propiedad (cuota hipotecaria) o en arrendamiento (rentas de alquiler).
  •  Situaciones de ocupaciones o insuficiencia de título jurídico para disposición de vivienda, en el ámbito de los requisitos de acceso a Programa Municipal ante la ocupación en Zaragoza. (Acuerdo del Gobierno de 25-mayo-2018, del Programa Municipal ante la ocupación en Zaragoza para el acceso a la vivienda de familias zaragozanas en situación de especial vulnerabilidad)

El protocolo describe las diferentes situaciones susceptibles de ser atendidas desde este protocolo, así como establece las tareas de información, coordinación, intervención y comisión de seguimiento. ANEXO VII.

4. Protocolo de Coordinación para la Prevención y Atención de Emergencias Habitacionales.

El Consejo de Gobierno de Aragón aprobó en diciembre de 2018 un nuevo convenio de colaboración a suscribir con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) sobre la detección de supuestos de vulnerabilidad con ocasión del lanzamiento de la vivienda familiar y medidas de carácter social. Este convenio sustituirá al anterior en la misma materia del 3 de junio de 2013.

Con este nuevo acuerdo se pretende la temprana detección y mejorar la atención y protección de los ciudadanos y las familias afectadas tanto por ejecuciones hipotecarias como por desahucios arrendaticios si se encuentran en situaciones de vulnerabilidad o riesgo de exclusión al no poder pagar sus créditos hipotecarios o sus alquileres debido a circunstancias sobrevenidas de desempleo o ausencia de actividad económica.

El Gobierno de Aragón se compromete entre otras cosas a dar una respuesta inmediata y una tramitación urgente a las situaciones de especial vulnerabilidad y de exclusión social puestas de manifiesto a través de los órganos jurisdiccionales en el marco de procedimientos judiciales. Concretamente, la memoria en relación a este convenio prevé que la valoración del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) de que el afectado es un deudor de buena fe en situación de vulnerabilidad se comunique con al menos tres semanas de antelación para que estos casos puedan ser incluidos dentro de los programas de vivienda social. (ANEXO VIII)

En ANEXO IX se incluye un documento elaborado por la Oficina Municipal de Vivienda: Actuaciones frente a riesgo de desahucios que, incluyendo información sobre toda la legislación y convenios relacionados, ordena y protocoliza las actuaciones pertinentes frente a riesgo de desahucio:

  • Mediación extrajudicial
  • Asistencia jurídica gratuita
  • Moratoria de lanzamientos en ejecuciones hipotecarias
  • Convenio de colaboración entre el Consejo del Poder Judicial, Gobierno de Aragón y FAMCP.

Esquemáticamente, a modo de resumen:

A. Se incluyen dos situaciones de impago: por deuda hipotecaria o por deuda de alquiler.

B. Se diferencian dos situaciones: con procedimiento judicial abierto (con riesgo o no inminente de lanzamiento de la vivienda) o de forma preventiva, por impago.

1. La mediación extrajudicial es la primera medida a la que hay que orientar a las personas en situación de impago,

Se solicita en Oficina Municipal de Vivienda. Calle San Pablo, 48.

Para acogerse al programa de mediación, tanto en deuda hipotecaria como en arrendamiento de vivienda y en ocupaciones, hay que cumplir unos requisitos.

2. Si ya está iniciado el procedimiento judicial o si la mediación ha tenido resultado negativo:

  • 2.1. Solicitar con urgencia asitencia jurídica gratuita en el Juzgado y Servicio de Orientación Jurídica (S.O.J.)

Se solicita en Ciudad de la Justicia. Avda. Ranilas, 89-97, planta B.

  • 2.2. Solicitar aplicación del Convenio Consejo Poder Judicial o moratoria de desahucio.

Se solicita en el Juzgado o en Instituto Aragonés de Servicios Sociales. Paseo Rosales, 28 dpdo.

Hay un formulario para la solicitud del Convenio, en Juzgados, IASS, en Dirección General de la Vivienda (Paseo María Agustín, 36 puerta nº9 (bajo) y en Zaragoza Vivienda.

  • 2.3. Si la mediación ha fracasado en el caso de ocupaciones, no se puede solicitar la aplicación del Convenio, ya que no entran dentro de su ámbito de aplicación.

5. Otros recursos de Zaragoza Vivienda.

  • Convenio de colaboración entre la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, SLU y el Servicio de Igualdad del Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza para desarrollar el programa de alojamiento y mujer.
  • Viviendas compartidas para Jóvenes: Programa conjunto del Servicio de Juventud y de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda.
  • Ayudas para la rehabilitación de viviendas.
  • Convocatoria de ayudas directas al alquiler, destinadas a arrendatarios de viviendas sociales municipales.
  • Punto de Asesoría Energética: Asesora en materia de ahorro energético y a ciudadanos en riesgo de pobreza energética asesorando mediante auditorías de hábitos, instalaciones,y características de la vivienda.

Pueden acogerse personas físicas y sus unidades de convivencia

  • Ciudadanía en general y las familias, objetivo del proyecto Europeo FIESTA
  • Ciudadanos en riesgo de pobreza energética: detección de casos de pobreza energética y puesta en contacto con los servicios sociales e información de los recursos existentes en la ciudad.
  • Familias interesadas en ahorrar en su hogar: realización de una auditoria energética de sus hábitos, instalaciones y características de la vivienda para asesorarles sobre las posibles mejoras.

Entidades sociales con proyectos de apoyo a la vivienda, subvencionados por el Ayuntamiento *

  • Parroquia Nuestra Señora del Carmen. Proyecto: Casa Abierta y trabajo de calle con personas sin hogar.
  • Asociación para la asistencia a personas sin techo en Aragón. Proyecto: Centro de día y consigna San Blas para personas sin hogar Asociación Yacrandar. Proyecto: Lumbre para personas sin hogar.
  • Asociación Ainkaren. Proyecto: Casa cuna Madre Teresa.
  • Hijas de la caridad. Obra social San Vicente de Paúl. Proyecto: Comunidad terapéutica La encina. (Adicciones).
  • Fundación Tau San Eugenio. Proyecto: Concierto hogar San Eugenio, para personas mayores en riesgo de exclusión. Asociación de estudios psicológicos y sociales. Proyecto: Colaboración en piso de acogida de Padres Mercedarios. Para personas en riesgo de exclusión.

Otros. *Acceder a la convocatoria anual de Subvenciones en materia de Acción Social, para información actualizada cada año: Resolución .

Programa de apoyo a la familia

El programa de apoyo a la familia (PAF1) tiene un carácter preventivo, centrado en las necesidades educativas y psicosociales de las familias, que va dirigido a las familias con menores. Tiene como principales objetivos ayudar a las familias a mejorar sus competencias parentales de cuidado, educativas y de comunicación hacia sus hijos/as menores de edad, cuando por diversos factores no puedan desempeñarlas por sus propios medios.

El PAF es un recurso fundamental en el Programa de Prevención e Inclusión y está insertado en el mismo.

Su especificidad la aporta el objetivo central que se plantea, así como la definición de la población a la que va dirigido.

Se comparten ámbitos de interés alrededor de los que se plantean las intervenciones: empleabilidad, vivienda, necesidades básicas de las familias.

Se precisan los parámetros en los que sustenta el diagnóstico de la situación familiar.

La metodología se corrresponde con los objetivos que se plantea.

El primer grupo es el grupo familiar, y con el grupo familiar se trabaja. Son las necesidades del grupo familiar las que se atienden. Necesidades de diferente índole: socioeconómicas, educativas y psicosociales.

Plantea trabajo interdisciplinar y en red.

Los ámbitos de actuación son familiar, grupal y comunitario.

El programa trabaja con una perspectiva que integra aportaciones teóricas del Modelo Sistémico, del Modelo Ecológico, y el concepto de Redes Sociales.

La familia es un sistema. Sistema abierto, con roles definidos y gobernado por reglas que crean un código propio. Es un sistema compuesto por subsistemas (parental, filial,...) que son jerárquicos. Está inmerso en el medio social. Tiene una historia como grupo y cada uno de sus miembros tiene su propia historia. El individuo o grupo familiar está sometido a diversas situaciones, dificultades y conflictos considerados como factores de riesgo. A ellos se enfrenta la familia con sus propios recursos y capacidades (que actúan como factores de compensación) y con los apoyos naturales que recibe de su red social (factores de mediación).

La posibilidad de cambio y el mantenimiento de la identidad del grupo, el equilibrio entre continuidad y cambio favorece la funcionalidad del sistema familiar.

Por último, destacar la importancia de la perspectiva relacional en la intervención social, donde lo fundamental son las relaciones -que existen o que pueden llegar a existir- para potenciar cambios y crear nuevas posibilidades, y que implican a los contextos individual, grupal y comunitario.


1. Destinatarios

El Programa va destinado a familias con menores de 18 años que se encuentran en una de estas situaciones:

En proceso de socialización inadecuado y poco estimulante que incide en la competencia social de los menores, haciéndola deficitaria y colocando a éstos en situación de riesgo.

Socializadas desde estilos de vida marginales que suponen, para sus miembros y en especial para los menores, una situación de alto riesgo en su proceso de desarrollo integral y una conflictividad con las pautas establecidas socialmente.

En crisis, provocadas por acontecimientos externos o de ciclo evolutivo familiar, que implican dificultades en el desarrollo de los menores inmersos en la misma.

La decisión de intervenir con una familia desde el programa será consecuencia de la valoración conjunta de la existencia de factores de riesgo y de los siguientes aspectos:

  1. Que la familia reconozca que tiene alguna dificultad.
  2. La voluntad y la disposición de la familia para colaborar en la solución del proceso con el equipo.
  3. Las posibilidades reales de cubrir aquellas necesidades de la familia que contribuyan a mejorar la salud, seguridad y situación de los menores.
  4. La probabilidad de que la situación familiar se deteriore progresivamente de no existir la intervención.

No se asumirá la intervención con aquellas familias en las que esté interviniendo o se prevea a corto plazo la necesaria acción del Servicio de Prevención y Protección a la Infancia y Adolescencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales.


2. Objetivos

El Programa de Apoyo a la Familia tiene carácter preventivo, su finalidad es dar respuesta a las situaciones de riesgo o marginación de las familias y los menores, desde una perspectiva preventiva. Se fundamenta en la relación e interacción, el acompañamiento y la potenciación de las capacidades de los miembros de la familia y los objetivos generales que persigue son:

  • Ayudar a las familias a superar sus limitaciones y dificultades favoreciendo la adquisición de habilidades y actitudes que faciliten el desarrollo personal de sus miembros.
  • Promover la coordinación de recursos en los que esté involucrada la familia.
  • Potenciar los recursos que hay en la comunidad para atender las necesidades y demandas de cada familia.
  • Sensibilizar a la comunidad sobre las distintas problemáticas familiares y darles a conocer el programa de apoyo familiar.

3. Metodología

Es importante para el trabajo establecer una hipótesis sobre el momento en que se encuentra la familia dentro de su continuum vital y objetivar hacia donde orientar nuestro trabajo de apoyo.

El diagnóstico de la situación, se sustenta en el análisis y estudio de los factores de riesgo en las áreas siguientes:

Laboral, económica y de inserción profesional. Escolar. Vivienda. Educación para la salud: higiene, alimentación y vestido. Área legal, jurídica y administrativa. Organización del hogar y economía doméstica. Relaciones familiares y relaciones sociales: ocio y tiempo libre (para adultos y menores). En correspondencia con los objetivos específicos del Programa.

La metodología de trabajo incluye el trabajo interdisciplinar y el trabajo en red.

Los ámbitos de actuación son familiar, grupal y comunitario.

Compartiendo con el resto del Programa de Prevención e Inclusión, la metodología de trabajo en red y los ámbitos de actuación grupal y comunitario.

Trabajo Interdisciplinar

El equipo interdisciplinar es un pilar fundamental en la intervención con las familias. No sólo es imprescindible para dar respuestas a sus necesidades psicosociales y socio-educativas, si no también como punto de enriquecimiento y apoyo a los profesionales que lo forman.

Se mantendrán los dos equipos básicos del programa:

  • Equipo de valoración y estudio de casos
  • Equipo de intervención
  • Equipo de Valoración/Estudio de casos

El equipo estará constituido por trabajador/a social, psicólogo/a, educador/a familiar y técnico/educador/a de infancia.

Las funciones de este equipo son las siguientes:

  1. Estudio y valoración de los casos susceptibles de entrar en el programa.
  2. Análisis y estudio de casos que los profesionales quieran revisar para buscar alternativas de intervención.
  3. Decisión de altas de familias en el programa.
  4. Propuestas de intervención, líneas generales de trabajo y tiempos globales de intervención.
  5. Determinación de las personas que van a formar el equipo de intervención.
  6. Contemplar la intervención de otros profesionales y/o servicios.

El Equipo de Valoración se reunirá con la periodicidad que se determine en cada CMSS, dependiendo de las características y organización del Centro o de la prioridad de la situación a intervenir. La periodicidad mínima será de una vez al mes.

Equipo de Intervención familiar

Estará formado por todos aquellos profesionales que tengan una intervención directa en el caso o que puedan colaborar de manera relevante en la consecución de los objetivos del programa desde su ámbito de actuación. No obstante, se entiende que el equipo mínimo de intervención estará formado por el/la psicólogo/a, el/la educador/a familiar y el/la trabajador/a social asignados al caso.

Las funciones del equipo son las siguientes:

  1. Programar la intervención en la familia y determinar las tareas de cada uno de sus miembros con relación a la familia.
  2. Realizar un seguimiento periódico de la intervención.
  3. Ajustar la programación según la evolución de la familia.
  4. Evaluar los resultados de la intervención.
  5. Evaluar el trabajo de los diferentes profesionales con relación a la intervención con la familia.
  6. Coordinar con otros profesionales que no formen parte del equipo las actuaciones que incidan en las familias.

El equipo se reunirá con una periodicidad mínima bimestral y siempre que sea necesario para el correcto desarrollo de la intervención con la familia.

Las funciones específicas de cada profesional son las siguientes:

Educador/a familiar:

  1. Programar la intervención diaria con la familia de acuerdo a las decisiones del equipo de intervención.
  2. Llevar a cabo las intervenciones con la familia y su entorno próximo.
  3. Recoger nuevas informaciones sobre la dinámica familiar.
  4. Utilizar los instrumentos que posibiliten el adecuado desarrollo del trabajo en los casos asignados y hagan efectivo el seguimiento y la evaluación.
  5. Asesorar y orientar en temas de carácter educativo.
  6. Abrir y cerrar la “intervención” desde el PAF, en la aplicación informática SSCC.

Trabajador/a social:

  1. Orientar, informar y gestionar los diferentes recursos y prestaciones existentes.
  2. Llevar a cabo las tareas que se determinen en el equipo con relación a la familia.
  3. Realizar el seguimiento de la familia tras su salida del programa.
  4. Asesorar y orientar en temas de carácter social.

Psicólogo/a:

  1. Asesorar y orientar en temas de carácter psicológico
  2. Colaborar con los profesionales del equipo en la programación y en situaciones especiales y de crisis derivadas de la intervención.
  3. Llevar a cabo las tareas que se acuerden en el equipo.
  4. Realizar las intervenciones psicológicas que se determinen desde el equipo.
  5. Servir de enlace entre el Equipo de Valoración/Estudio de casos de PAF y el Equipo de Estudio, Valoración y Diagnóstico de situaciones de posible desprotección de Menores

Educador/a /Técnico de infancia:

  1. Participar en el estudio, valoración y propuesta de intervención de familias susceptibles de entrar en el programa.
  2. Asesorar y orientar al equipo en temas relacionados con la infancia.
  3. Llevar a cabo las tareas que se acuerden en el equipo.

Tareas de coordinación:

  1. Mantener la visión de conjunto del desarrollo del programa: número de familias estudiadas, atendidas, altas, bajas, necesidades de implantación y desarrollo.
  2. Planificar y coordinar las diferentes reuniones. Esto supone la realización de convocatorias, el seguimiento de los acuerdos y la propuesta de metodologías de trabajo que faciliten la consecución de los objetivos de trabajo.
  3. Dirigir la realización de la evaluación.
  4. Elaboración de la memoria anual.

Intervención familiar

En el documento Revisión del PAF se desarrollan las distintas fases que integran el procedimiento de la intervención en el ámbito familiar, así como la metodología propia de cada fase, detallando los dos tipos de intervenciones familiares que se pueden realizar, en función de la temporalidad que se establezca desde el equipo de valoración.

  • A. INTERVENCIÓN FAMILIAR
  • B. INTERVENCIÓN FAMILIAR BREVE

A. INTERVENCIÓN FAMILIAR

A.1. Detección:

Las familias pueden acceder al Programa de PAF por demanda directa o ser derivados por profesionales, por haber detectado una situación susceptible de ser objeto de intervención del PAF. La inclusión en el PAF se acordará en las reuniones de coordinación del equipo PPI.

En esta primera fase se realizará un primer contacto con la familia, donde se recogerá la percepción que la familia tiene de su propio problema, sus recursos y sus limitaciones para hacerle frente. Se abordará con la familia la posibilidad de apoyo desde el PAF, explicándole las características básicas del mismo. Se valorarán la aceptación inicial de la familia y/o las resistencias expuestas para su entrada en el programa.

A.2. Valoración:

El objetivo de esta fase es valorar la idoneidad del programa, como recurso, para la familia y diseñar un plan general de intervención con ella. Se debe tener en cuenta la posibilidad de coordinación con profesionales o servicios intervinientes.

Si de esta valoración se desprende que el programa no es adecuado a las necesidades de la familia, el equipo propondrá las alternativas que considere oportunas y definirá las actuaciones de seguimiento a llevar a cabo desde el Programa de Prevención e Inclusión, y la aportación que cada profesional hará.

Si valorándose la idoneidad del PAF no puede iniciarse el programa de forma inmediata, se valorará la posibilidad de Intervención familiar breve y/o lista de espera, teniendo en cuenta criterios de gravedad, urgencia y orden de presentación.

A.3. Propuesta y presentación

Una vez que la valoración de entrada al programa sea positiva, se llevarán a cabo los siguientes pasos:

  • Propuesta formal del programa a la familia, a cargo del profesional de referencia, con la finalidad de acordar la inclusión en el programa, planteando los objetivos de la intervención, que serán consensuados con la familia.
  • Presentación del equipo de intervención a la familia, explicando las funciones de cada uno de los profesionales y la peculiaridad que aporta el que la intervención se llevará a cabo, principalmente, en el domicilio familiar.
  • Se revisarán con la familia las áreas, objetivos y temporalidad de la intervención, reforzando las potencialidades de la familia.

A.4. Intervención directa con la familia

Esta fase consta de dos periodos: el periodo de observación y el de intervención.

Periodo de observación.

Observación centrada principalmente en las áreas que se han señalado como prioritarias por el equipo y la familia, sin excluir el resto. La observación es una actitud constante en toda la intervención, para detectar cambios y nuevas dificultades.

  • Instrumentos de observación: Genograma, Mapa de relaciones familiares, Eco-mapa y el informe de estudio-valoración.
  • Estrategias de observación: Entrevistas. Juegos con los niños. Técnicas activas que permitan la expresión de sentimientos. Realización conjunta de actividades cotidianas. Análisis de interacciones familiares (verbales y no verbales). Análisis del cumplimiento de tareas acordadas.

Un objetivo fundamental para el educador/a en este periodo es el establecimiento del vínculo con la familia. Es importante adaptarse al ritmo de la familia desde la empatía y la escucha activa, propiciando la participación de la familia, que se viva como parte de la solución a sus problemas y necesidades y forme equipo con el educador para la búsqueda de alternativas.

Periodo de intervención.

Tras el periodo de observación, el diagnóstico elaborado será mucho más ajustado a la situación familiar y se plantearán los objetivos de intervención. El proceso de cambio familiar, ya iniciado en el periodo anterior, continúa:

  • Motivación de la familia para afrontar los problemas y buscar soluciones. Se pretende animar a los miembros de la familia a realizar tareas, actividades e interacciones nuevas, que van a procurar un cambio y que son distintas a las realizadas hasta ahora que han producido una situación disfuncional.
  • Concreción de cambios deseados por la familia y cambios mínimos esperados.
  • Establecer nuevas actuaciones y el modo en que la familia las llevará a cabo.
  • Seguimiento y ajuste del proceso. La evolución de la familia condicionará las actividades posteriores.

La intervención será global, tendrá en cuenta todo el sistema familiar, todos sus miembros y todas las problemáticas detectadas aunque se centrará en aquellos objetivos y áreas que valore y priorice el equipo de intervención consensuadas con la familia.

A.5. Baja del programa

La baja del programa pone cierre a la intervención. El equipo de intervención diseñará la progresiva separación de la figura del educador y la reducción de la atención. Hay que cuidar tratando de ir haciendo el duelo de forma progresiva y terminando con un acto simbólico que refleje y centre ese momento.

La familia puede cursar baja por varios motivos:

1. Voluntad de la familia, expresando su decisión de no continuar.

2. Decisión del equipo, basándose en los criterios siguientes:

a) Grado de consecución de los objetivos

  • Objetivos conseguidos
  • Consecución parcial
  • No consecución, la situación se mantiene o empeora

b) Grado de colaboración:

  • Participativa
  • Colaboración parcial
  • Pasiva
  • Oposición

3. Otras causas, como el cambio de domicilio. Estudiar proceso de derivación.

Cualquiera que sea el motivo de la baja ha de realizarse una reunión con la familia en la que se potenciará el componente evaluativo. Esta fase se formalizará con una devolución del proceso a la familia: objetivos logrados, cambios producidos, resistencias superadas y aspectos que hayan podido quedar pendientes. Se invitará a la familia a que participe en esta evaluación y nos de su visión crítica sobre el proceso y la intervención realizada desde el equipo. Para cerrar el proceso se firmará la baja en el P. A. F. (Documento de alta/baja)

El equipo valorará la necesidad o no de un seguimiento posterior y qué profesional lo llevará a cabo, de acuerdo con las orientaciones del equipo. Se podrá cumplimentar la última evaluación por áreas de la familia. El educador realizará el Informe final que se incorporará junto con el resto de la documentación obligatoria al expediente de la familia en el C.M.S.S.

B. INTERVENCIÓN FAMILIAR BREVE

Son intervenciones que buscan afrontar dificultades y/o déficits en el núcleo familiar con objetivos educativos, de apoyo y de cambio. Están limitadas tanto en el tiempo, con una duración predeterminada de uno a tres meses, como en los objetivos. No son actuaciones integrales que abordan todas las áreas familiares, tampoco son esporádicas ni reducidas a meras gestiones administrativas.

Están dirigidas a aquellas familias que por sus necesidades concretas y/o circunstancias específicas tales como resistencias a una intervención sostenida en el tiempo, a la presencia del educador en el domicilio, o porque se requieren unos tiempos menores se pueden atender de una forma más ágil y acotada.

La metodología respetará los principios del programa, pudiendo haber una mayor flexibilidad a la hora de seguir los pasos propios del procedimiento detallado en apartados anteriores.

Toda intervención breve requiere:

  • Presentación de la familia al equipo y valoración
  • Asignación de un educador familiar
  • Planificación: objetivos y temporalidad

La intervención familiar breve se considerará finalizada en el plazo previsto en la planificación y puede causar baja atendiendo a los mismos motivos que figuran en el programa.

En caso de que la familia solicite o requiera una intervención de más largo alcance se podrá ampliar la duración previa valoración del Equipo de Intervención, concretándose con la misma los objetivos y la nueva temporalización, dejándose de considerar una intervención familiar breve.

La intervención familiar breve es una actuación profesional fundamental, clave, en la atención a las familias del programa de Prevención e Inclusión.

Trabajo en red


El trabajo en red es una metodología de trabajo, consustancial con el Programa de Prevención e Inclusión.

El concepto de Red Social ha sido definido por diferentes autores: Gabarino (1983), concibió la Red Social como un “conjunto de relaciones interconectadas entre un grupo de personas que ofrecen unos patrones y un refuerzo contingente para afrontar las soluciones de la vida cotidiana”. Cristina Villalba2 (1993), identifica la Red de Apoyo Social con

relaciones interpersonales en las que se intercambian o se ofrecen varios tipos de ayuda: emocional, material o instrumental y que dan lugar a una sensación en el receptor de ser querido, valorado respetado como persona, aumentándole su bienestar subjetivo.

La Red Primaria: Es una entidad microsociológica constituida por un conjunto de individuos que se comunican e interaccionan entre si a partir de afinidades personales, fuera de todo contexto institucionalizado. La red primaria de una persona es su red afectiva; familia, parientes, vecinos, amigos. La Red Primaria evoluciona según la fase del ciclo vital, la posición socio-económica, las circunstancias, etc

La Red Secundaria: Se define a partir de una tarea. Es el conjunto de personas reunidas alrededor de una misma función en un marco institucionalizado.

Una red de apoyo social, se refiere a un conjunto de relaciones que proporcionan sustento y refuerzo al hacer frente a la vida diaria (Whittaker & Garbarino, 1983), aunque no todas las redes son socialmente sustentadoras, ni tienen comportamientos sociales positivos de refuerzo.

Es importante distinguir los vínculos estructurales de la red social de los recursos o “apoyos” intercambiados dentro de la red. Una mayor cantidad de recursos de red social no necesariamente implican mayor apoyo social. El apoyo social es visto cada vez más como una construcción multidimensional, consistente de recursos de red social, tipos de intercambios de apoyo, percepciones de disponibilidad de apoyo y destrezas en el acceso y mantenimiento de relaciones de apoyo (Heller & Swindle, 1983).

El Trabajo en Red , según José Ramón Ubieto, nos permite fundamentalmente:

  1. Producir colectivamente la construcción de un caso, lo que da lugar a saber mejor qué tenemos entre manos.
  2. Dimensionar el problema y también las capacidades de la familia y de sus miembros para hacerse cargo de sus dificultades. Saber con que fuerzas contamos.
  3. Operar como medio de contención en situaciones de crisis ante la impotencia y/o angustia de los sujetos o de los propios profesionales: evitar las parálisis y los pasajes al acto.
  4. Articular una visión global de la situación y de los diferentes elementos que la componen, con un trato particularizado de los sujetos incluidos.
  5. Aumentar el conocimiento mutuo y la cooperación entre los servicios. Este es un beneficio en términos de incremento del potencial de los equipos como interlocutores, entre ellos y con las familias.
  6. Renovar la motivación profesional.

Hablar hoy de trabajo en red implica clarificar el modelo, ya que hay varios usos posibles.

Uno, el implementado por defecto, implica basar el trabajo en red en una permanente derivación de los casos, de acuerdo a protocolos de coordinación previos, que no siempre evita que el sujeto quede a la deriva.

El otro modelo, el que hay que construir como una opción colectiva, implica unos requisitos ineludibles que no siempre resultan fáciles. Por el contrario, es una apuesta que permite una continuidad de los cuidados y un aprendizaje mutuo entre los profesionales y servicios que intervienen.

El término trabajo en red define el trabajo de colaboración que establecen dos o más profesionales partiendo de la atención de un caso común, y este trabajo se inserta en un plano más general. La red se organiza a partir del lugar central que toma el caso y los interrogantes que suscita en los diversos niveles profesionales. Así, la red puede alojar la particularidad de cada situacion definida en una perspectiva de análisis global (social, familiar, personal). El trabajo se organiza alrededor del interrogante que a todos convoca, y, la situación (sujeto, familia) a abordar, es la que organiza y centra el trabajo de todos que reflexionan sobre la tarea común.

La primera condición para el trabajo en red es el conocimiento mutuo. Conocerse los profesionales que intervenienen en el ámbito social, sanitario, educativo, en el mismo territorio; tanto de institucione como de entidades sociales o colectivos sociales.

Los proyectos realizados en los CMSS, que tienen esta finalidad, son un exponente de buenas prácticas. Visitas de los profesionales de los CMSS a las entidades que operan en el territorio, invitación al propio CMSS a profesionales de instituciones o entidades, encuentros entre profesionales alrededor de un temática de trabajo común, etc. Proyectos 4 : “Itinerario de recursos de Arrabal”, “Exploramos Delicias”, ...

En cada uno de los CMSS se establecen reuniones de coordinación con profesionales de otras instituciones, y entidades sociales que trabajan en la zona, en relación al trabajo con personas y familias, así como con colectivos concretos ante situaciones que requieren, para abordar la problemática que surge, la coordinación intersectorial pcomplementar.

Metodología grupal


La realidad de las situaciones a las que hemos de hacer frente en el día a día de los Servicios Sociales Comunitarios, hacen que cada vez más debamos plantear, desde la unicidad del proceso metodológico, actuaciones pluridimensionales, que incidan simultáneamente en las dimensiones individual, grupal y comunitaria.

En una dinámica social como la actual las respuestas meramente individualistas y vinculadas a prestaciones, por sí solas, son incapaces de dar respuesta a las problemáticas sociales complejas, por lo que es necesario dar un salto cualitativo desde las problemáticas individuales a lo grupal y lo comunitario.

La vertiente ecológica y comunitaria del modelo hace necesario que se reconecte con los barrios, que se den actuaciones de tipo comunitario y que se participe activamente en las redes de entidades, mesas de trabajo, comisiones, etc...

La propia Ley 5/2009, de 30 de junio, de Servicios Sociales de Aragón, reconoce este hecho al plantear como principio rector de las políticas de servicios sociales la incorporación del enfoque comunitario en todas las intervenciones sociales, y al incluir dentro de los servicios de los Centros de Servicios Sociales, tanto la prevención y animación comunitaria como “medidas orientadas a prevenir la exclusión social y a promover la autonomía de las personas a través de programas o acciones dirigidos tanto a personas como a grupos y a la comunidad a la que pertenecen” (art. 36 apartado f).

Las actuaciones grupales y comunitarias buscan el desarrollo de programas y actividades basadas en las capacidades de los individuos y grupos que conforman la comunidad, con el objetivo de empoderar a las personas, construir redes de promoción y protección y dar respuestas colectivas a objetivos comunes.

Objetivos

  1. Analizar la realidad social, detectar las situaciones de necesidad social de los personas, grupos y comunidades que pudieran existir.
  2. Prevenir la aparición de situaciones de exclusión y fomentar actuaciones de carácter inclusivo, que favorezcan la cohesión social de la comunidad.
  3. Desarrollar actuaciones encaminadas a atender las necesidades de la población, y en especial a los personas que participan de alguno de los programas del CMSS, desde una perspectiva grupal y comunitaria.
  4. Potenciar el desarrollo comunitario y la autoorganización de la comunidad. Fomentar el desarrollo de redes sociales y de apoyo mutuo que contribuyan a la prevención y resolución de las problemáticas sociales.
  5. Reforzar la cooperación interinstitucional en la resolución de las problemáticas sociales en el marco del territorio.

Procedimiento

Las actuaciones de carácter grupal y comunitario que se desarrollan en este apartado tienen un carácter transversal. Así encontraremos diferentes actuaciones de carácter grupal y comunitario dentro de cada uno de los Programas, del mismo modo que podremos encontrar que no afecten a un programa en concreto sino al centro mismo como agente en el territorio.

Dentro de su proyecto de centro, el equipo realizará un análisis de la realidad de su área de cada unos de los programas, de las necesidades detectadas en sus usuarios o en la comunidad, de las respuestas ofrecidas desde el propio CMSS y de su adecuación a la realidad social. Para ello utilizará las técnicas de investigación social que considere oportunas y, fundamentalmente, la observación activa del entorno.

En base a este análisis de la realidad, cada uno de los programas propondrá, aquellas intervenciones de carácter grupal y comunitario que considere adecuadas para la intervención.

Pueden plantearse actuaciones que impliquen a varios programas de forma que se aprovechen las sinergias y la resolución de varios tipos de necesidades entre las diferentes propuestas.

De acuerdo a estas propuestas el CMSS desarrollará una planificación de los objetivos de carácter grupal y/ comunitario a conseguir durante ese periodo.

En dicha programación y para cada una de las intervenciones, figurarán, como mínimo, los siguientes aspectos:

  • a) Análisis de la realidad
  • b) Actuaciones/proyectos a desarrollar
  • c) Objetivos
  • d) Metodología
  • e) Temporalización
  • f) Responsable(s) asignado(s) al proyecto
  • g) Recursos/Presupuesto (si procede)
  • h) Criterios de evaluación

En el Proyecto de Centro se establecerán los tiempos para la planificación de estas actuaciones.


6.5.1. Dimensión grupal

La dimensión grupal atraviesa a todo el Programa y se diseña con la finalidad de incluir al conjunto del CMSS, dependiendo de la tarea de cada una de las actividades grupales y la pertinencia de la actividad en relación a los objetivos de los demás Programas.

El objetivo de la dimensión grupal es la formación y el desarrollo personal a través de la utilización del grupo como elemento movilizador de potencialidades, apoyo mutuo y aprendizajes compartidos.

El equipo de Prevención - Inclusión establecerá la programación de actividades grupales, según sean las necesidades detectadas por los/as profesionales del Programa.

  • Se define qué tarea se propone, y en qué medida esta tarea está relacionada con los objetivos del Programa.
  • A quién va destinada, cuál es la organización de las sesiones: aportación teórica, metodología concreta, número, duración de las sesiones, evaluación y se determinará qué profesionales realizarán la actividad grupal.
  • Se informará de la actividad al resto del equipo del CMSS
  • Se diseñará y realizará la evaluación de la actividad.
  • El /la educador/a familiar coordinará las actividades grupales del Programa.

El trabajo con grupos tiene un efecto multiplicador, tanto en la adquisición de competencias individuales, como en los beneficios que ofrece en la creación de redes, estructuras de relación y apoyo mutuo. Dicha metodología aporta habilidades, conocimientos y capacidades a las personas que forman parte del grupo.

El trabajo grupal, en la mayoría de los proyectos, se planifica y se programa teniendo en cuenta entidades sociales, otros servicios municipales, u otras entidades. Son, por tanto, exponente de un trabajo en red. La propuesta inicial puede ser del propio equipo del CMSS, o puede plantearse la integración del CMSS en proyectos de otras entidades, servicios o instituciones. Por ejemplo, proyectos grupales en el marco de los Planes Integrales, del Casco Histórico y del Barrio Oliver.

Se han de potenciar las actividades grupales informativas en los CMSS. Las sesiones informativas, con temáticas generales, y dirigidas a población que requiere una misma información, son un instrumento metodológico importante y es importante programarlas como actividad inserta en el procedimiento de atención a los y las usuario/as de los CMSS.

Actividades grupales, informativas, sobre temáticas diversas:

  • Información sobr48e bono social, ahorro energético, mejora de las condiciones energéticas de las viviendas.
  • Sesiones con colectivos de mujeres inmigrantes sobre los recursos sociales disponibles en Zaragoza para ellas.
  • Sesión informativa sobre las ayudas a la rehabilitación de vivienda.
  • Taller informativo sobre declaración de renta.
  • Sesiones grupales de seguimiento, así como de información sobre recursos tanto laborales como de vivienda, becas escolares, y prestaciones en general, así como la facilitación de las gestiones que ello conlleve, si fuera necesario.

Las actividades informativas en grupo, no solo nos permitiría llegar a más personas con menos tiempo de intervención, sino que generaríamos procesos de autoayuda, colaboración entre los intervinientes y conciencia colectiva frente a los problemas y frente a las soluciones.

El grupo de aprendizaje es un instrumento privilegiado para avanzar en los objetivos que se plantea el Programa de Prevención e Inclusión. El trabajo grupal permite experiencias y oportunidades que facilitan la consecución de objetivos, sobre todo en aquellos cuya finalidad es socio-educativa.

La participación en un grupo, cuyos miembros tienen necesidades similares puede facilitar:

  • La identificación y el apoyo mutuo.
  • La modificación de actitudes y comportamientos.
  • Favorecer el sentimiento de pertenencia y aliviar el sentimiento de aislamiento.
  • Favorecer el desarrollo de relaciones sociales.

Las temáticas que se trabajan en los proyectos grupales están relacionadas con los ámbitos descritos en los objetivos generales y específicos del Programa de Prevención e Inclusión, ya que el grupo es un instrumento metodológico útil para avanzar en el proceso de inclusión social de las familias atendidas y procurar la prevención de aparción de problemáticas o necesidades sociales cuando se encuentran en situación de riesgo.

Talleres y Actividades grupales realizadas durante los últimos años en los CMSS:

A lo largo de estos años se han desarrollado proyectos grupales en diversos CMSS.

La experiencia acumulada en los distintos CMSS es un valor. Es importante recuperar y compartir esta experiencia para, a partir de lo realizado y evaluado, poder iniciar nuevos procesos de trabajo, en todos los CMSS, con metodología grupal 5

Temáticamente, se pueden agrupar en tres ámbitos que, aún siendo enunciados separadamente, se interrelacionan puesto que en todos los procesos grupales se interviene con la finalidad de mejorar el bienestar emocional y la mejora de la autoestima y empoderamiento de las personas.

1. Formación y Empleo

Con la finalidad de mejorar las competencias personales y sociales de las personas usuarias de los CMSS, con el objetivo de mejorar competencias prelaborales, formentar la formación y mejorar la empleabilidad, se programan diferentes talleres, que se desarrollan, por lo general, entre octubre y junio, con duración entre 4-6 meses, sesiones de 1,30 a 3 horas de duración, periodicidad semanal o quincenal.

La selección de participantes a estos talleres se organiza en el equipo y se ajusta a los objetivos específicos de cada uno de ellos: por edad, por pertenencia o no a una minoría, por situación de partida en cuanto a formación y experiencia laboral, por género, por tipología de familia, etc. El número de integrantes oscila entre 12-18 personas. Los grupos se coordinan por dos profesionales con la colaboración de otros profesionales, tanto de otros servicios municipales como de entidades sociales, en sesiones concretas, según la temática tratada.

Objetivo general:

Mejorar los recursos personales para favorecer la empleabilidad.

Empoderar a las personas provenientes de colectivos en riesgo de exclusión social.

Objetivos específicos de los talleres:

  • Mejorar las competencias prelaborales como paso previo a la incorporación a otros recursos formativo/ de empleo ordinarios.
  • Abordar el valor del trabajo y la formación para cada una de las participantes.
  • Promover la adquisición de competencias personales: autoestima, imagen personal, análisis de las expectativas, motivación y autonocimiento. Promover la adquisición de habilidades sociales: comunicación, asertividad, empatía y resolución de conflictos.
  • Importancia de la mujer como motor de cambio y transmisión generacional. Promover diálogo y tolerancia reduciendo prejuicios culturales, intergeneracionales y de género.
  • Conocer las recursos del barrio y fomentar su participación en ellos. Fomentar la formación práctica.
  • Obtener un conocimiento más completo de cada participante por parte del equipo del CMSS para continuar sus itinerarios de inserción.
  • Favorecer la inserción en algún tipo de itinerario formativo/laboral de los miembros del grupo. Implicar a los integrantes en la definición de sus objetivos profesionales y áreas de interés, estimulando su participación activa.

Enunciado de diferentes talleres realizados en diversos CMSS, cuyo objetivo genérico está relacionado con Formación y Empleo:

  • Trabajo grupal con adolescentes de 1º de la ESO, con elevado índice de fracaso escolar.
  • Generación “IN”. Taller de formación para la búsqueda de empleo para jóvenes.
  • Taller en el marco del festival ASALTO, competencias prelaborales para personas entre 18 y 31 años.
  • Competencias prelaborales, “PreLAB”. Competencias básicas prelaborales.
  • Taller de habilidades laborales y prelaborales dirigido a hombres mayores de 45 años, parados de larga duración.
  • Competencias personales y sociales encaminadas hacia el empleo.
  • Grupo de Inserción Social para mujeres perceptoras del IAI.
  • Promover adquisión de competencias prelaborales y habilidades sociales
  • Talleres de inserción social perceptores de IAI
  • Grupos de seguimientos grupales de IAI
  • Talleres de formación: Informática, español, FIPA 1, FIPA2,...
  • Taller de crecimiento y mejora de la empleabilidad. Proyecto “PrePich”, para trabajar  y preparar la entrada en Proyecto de Formación para el Empleo de mayor trayectoria y andadura del Plan Integral .
  • Proyecto “Acompañándonos” y “Agruparte”. Proyecto vital e inclusión socio-laboral. incluye además del objetivo de formación e inserción laboral, minimizar el sentimiento de soledad de personas mayores.

2. Capacitación relacional y psicoafectiva.

El objetivo general de empoderar a las personas provenientes de colectivos en riesgo de exclusión social y en situación de vulnerabilidad social, es transversal a todos los proyectos grupales. Porque se promueve el logro de estrategias personales, emocionales, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas, así como de sus vínculos afectivos.

Objetivos específicos de los talleres:

  • Trabajar sobre habilidades sociales: comunicación, cooperación, asertividad, empatía, conocimiento social y relaciones interpersonales.
  • Potenciar el empoderamiento de las personas, básico para poder abordar las dificultades vitales, personales, familiares, formativo laborales y de inclusión en redes sociales.

Enunciado de diferentes talleres realizados en diversos CMSS, cuyo objeto es expĺícitamente el que titula este apartado:

  • Habilidades Sociales para mujeres inmigrantes, en colaboración con Cruz Roja.
  • Talleres de autoestima personal y empoderamiento.
  • Grupo de adolescentes.
  • Promoción de la salud y pevención de adicciones. Proyecto de dinamización y promoción personal dirigido a mujeres.
  • Habilidades sociales (comunicación y asertividad) y Resolución de conflictos, integrado en el resto de talleres/grupos con temáticas laborales y de competencias parentales.
  • Educación afectivo-sexual dirigido a adolescentes.

3. Competencias parentales

La familia se constituye es el grupo primario. El trabajo con familias, tanto en el programa específico de apoyo a la familia como en el conjunto de proyectos que se programan en los CMSS, es fundamental para acompañar a los padres, madres, tutores, en sus funciones parentales, atendiendo a las necesidades que se presentan en los distintos momento del ciclo de las familias.

Objetivos específicos de los talleres:

  • Ofrecer un espacio de aprendizaje colaborativo, sobre la educación de los hijos e hijas.
  • Facilitar que los padres y madres u otros adultos con responsabilidades educativas familiares adquieran estrategias personales, emocionales y educativas que les permitan implicarse de un modo eficaz en la construcción de una dinámica de de convivencia familiar positiva y en el desarrollo de modelos parentales adecuados para los niños y jóvenes.
  • Prevenir y afrontar de modo constructivo sus problemas y conflictos cotidianos.
  • Apoyar el proceso de desarrollo de niños, niñas, preadolescentes y adolescentes. Favorecer estilos de vida saludables.
  • Generar un espacio de interés compartido que permita ampliar el círculo de relaciones.

Enunciado de diferentes talleres realizados en diversos CMSS, cuyo objetivo genérico está relación con la formación en competencias parentales. Cada taller puede centrar su tarea en algún aspecto concreto de las necesarias competencias parentales, temática a tratar o de la edad de los hijos e hijas:

  • Talleres de habilidades sociales y desarrollo personal, destinados a familias con menores preadolescentes, con el objetivo de prevenir situaciones de riesgo en la adolescencia.
  • Cursos para padres y madres con hijos e hijas en primera infancia.
  • Proyecto  de desarrollo de habilidades parentales con menores de 0 a 3 años.
  • Cursos para padres y madres con hijos adolescentes.
  • Capacitación parental para padres con adolescentes.
  • Grupo con parejas de padres y madres adolescentes y jóvenes, entre 14 y 21 años, de etnia gitana.
  • Grupos de profundización sobre la crianza, masaje infantil, primeros vínculos, dirigido a madres jóvenes.
  • Talleres sobre habilidades domésticas, alimentación sana, cuidados en salud e higiene. Hábitos saludables y consumo responsable. Taller “Comer bien es salud”.
  • Taller de hábitos saludables para familias perceptoras del IAI, multicultural.
  • Talleres para mejorar el gasto energético en los hogares.
  • Talleres sobre Educación de los hijos e hijas, roles familiares, cohesión y resolución de conflictos. Estrategias educativas.
  • Escuela de padres.
  • “Mas que madres”
  • Cuidado de los hijo/as y habilidades marentales, con mujeres que ejercen la prostitución.
  • “Bailando colores”. Grupo para padres y madres inmigrantes.

6.5.2. Dimensión comunitaria

Podemos establecer tres tipos de acciones comunitarias:

1. Basadas en el objetivo de autonomía de las personas, entendiendo como autonomía la capacidad individual de resolver los problemas particulares en el marco de la comunidad.

  • Información y campañas de sensibilización
  • Formación para el desarrollo de habilidades, grupos socioeducativos y socioterapéuticos, grupos de reflexión, …
  • Construcción, reconstrucción, dinamización de redes de apoyo social.

2. Basadas en el objetivo de la autogestión de la comunidad, entendida como la capacidad colectiva para gestionar las respuestas a los problemas que les son comunes.

  • Organización de la comunidad
  • Desarrollo de la comunidad
  • Proceso de cambio

3. Basadas en el objetivo de la mejora de la eficacia organizativa, entendida como la capacidad de mantener adecuada y flexiblemente sus objetivos en una determinada comunidad.

  • Coordinación interinstitucional. No vinculada a casos individuales concretos sino dirigida al mejor conocimiento mutuo, a la mejora de los protocolos, a la coordinación de actuaciones…
  • Desarrollo de actuaciones con diferentes instituciones vinculadas al territorio y que mejoren la atención a las necesidades sociales (por ejemplo, una mesa de infancia, un programa de educación en habilidades para padres en colaboración con los centros educativos…)

La programación de Actuaciones comunitarias, diseño, desarrollo, ejecución, evaluación, es una tarea que implica a todo el equipo del CMSS, se sustenta en el territorio y los proyectos de trabajo comunitario no son en sí mismos proyectos de uno u otro programa: Primera Atención, Prevención e Inclusión, Infancia y Autonomía y Cuidados.

La dimensión comunitaria del modelo de organización de los centros municipales de servicios sociales es transversal a todos los programas y a todos los CMSS. En proyecto, la creación de una nueva sección de Proyectos y Programas, cuya tarea será la Acción Comunitaria del Servicio.

En este momento, enunciar proyectos comunitarios que están en marcha en los CMSS y que están más relacionados con Prevención e Inclusión, dejando para el Programa de Infancia y de Autonomía y Cuidados los que son más específicos de ellos.

1. Participación en proyectos comunitarios del Barrio

Los CMSS están insertos en sus barrios y distritos:

  • Participan en los encuentros comunitarios, con motivo de efemérides importantes para el barrio
  • Forman parte de comisiones de trabajo convocadas por juntas de distrito u otras instituciones
  • Se integran en grupos de trabajo constituidos a partir de la detección de una problemática en el barrio que requiere la colaboración de entidades y administraciones
  • Proponen encuentros y proyectos a desarrollar en el ámbito territorial
  • Los CMSS de ambas zonas están insertados en el PICH y PIBO.

2. Colaboración en la elaboración de Planes de Barrio

  • Se ha participado en la elaboración de los Planes de Barrio en Delicias, San José y Las Fuentes 6.
  • Se ha participado en el Proceso Comunitario del Barrio de Delicias, del parque Goya, de Arrabal,...

3. Programa de Salud comunitaria en los barrios

Se ha puesto en marcha la iniciativa Salud en Red en los Barrios7 promovida por el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón para consolidar las actuaciones que se realizan en las distintas áreas pequeñas (barrios, distritos) de Zaragoza, así como potenciar el trabajo en red y alianzas entre los servicios públicos y otras entidades sociales que trabajan por mejorar la calidad de vida de una misma comunidad.

Actualmente se ha iniciado el proceso en tres barrios de Zaragoza: Arrabal, Casetas y Las Fuentes, y dentro del trabajo que se está llevando a cabo, se realizó una jornada el día 3 de octubre en el Centro de Historias para presentar la iniciativa y trabajar con las diferentes entidades de los barrios.

Evaluación


La evaluación del Programa de Prevención e Inclusión, atendiendo a los objetivos fundamentales del mismo: prevenir las situaciones de riesgo y exclusión social y procurar la inclusión social de todas la ciudadanía, es la evaluación de las Políticas Sociales Públicas, tanto locales como autonómicas, en el marco del modelo socioeconómico del país y la legislación estatal en materia de Derechos Sociales.

Es necesario, por tanto, realizar un recorte, teniendo presente que los efectos de la implementación del Programa en los Centros Municipales de Servicios Sociales vienen atravesados por la influencia de factores generales que modulan los procesos de inserción de las personas que son atendidas en los CMSS, así como por la influencia de otros proyectos municipales, como los planes integrales, y otras instituciones y entidades sociales que también tienen entres sus objetivos la prevención de la exclusión social y la inclusión social de todas las personas residentes en la ciudad de Zaragoza.

Parámetros de evaluación del Programa en cada uno de sus apartados:

Relativo a los objetivos

  • Índice de participación de usuari@s del programa en proyectos cuya finalidad es aumentar la autonomía de personas en situación de vulnerabilidad.
  • Proporción de usuari@s del programa que han realizado avances en cada uno de los ámbitos definidos en los objetivos específicos.
  • Valoración de la cronicidad, entendida como dificultad de resolución de problemáticas socioeconómicas y relacionales, de las personas atendidas.

Relativo a la organización

  • Relación entre el Programa Prevención e Inclusión y resto de los programas: discriminación en los motivos de derivación e interrelación entre todos los programas.
  • Recopilación de los acuerdos establecidos en las reuniones de coordinación con el IASS y su repercusión en la eficiencia en el trabajo.

Relativo a metología: itinerario y recursos

  • Unidades familiares atendidas, según tipología de intervención del programa: bajo, medio y alto nivel de vulnerabilidad.
  • Tiempo medio de gestión de las presticiones económicas.
  • Proyectos dirigidos a favorecer la formación y el empleo. Análisis cuantitativo y cualitativo.
  • Evaluación de la puesta en marcha de los protocolos de colaboración con Zaragoza Vivienda: Situaciones atendidas y sistemática de coordinación.
  • Programa de apoyo a la familia:
  • Definida la evaluación en el PAF
  • Valoración de la eficiencia del trabajo en red: realización de grupos focales para establecer un diagnóstico de fortalezas y debilidades.

Dimensión grupal:

  • Descripción de los proyectos grupales realizados, análisis por CMSS y valoración del grado de interconexión entre los CMSS en proyectos con objetivos similares.
  • Evaluación de cada uno de los proyectos grupales, que estará definida en su propio proyecto

Dimensión comunitaria:

  • Detección de situaciones de riesgo de exclusión social en el territorio y puesta en marcha de proyectos de intervención comunitaria específicos.
  • Grado de participación del CMSS en proyectos comunitarios promovidos por grupos sociales, entidades o instituciones. Descripción por CMSS.

El CMSS como promotor de trabajo comunitario: descripción y análisis de las experiencias comunitarias realizadas en cada CMSS.