Dos días en ZGZ

Marcos Cebrián

Dos días en ZGZ

Elegir Zaragoza como destino para una escapada urbana es un acierto seguro.

Aquí encontrarás la mejor manera de descubrir la ciudad y un sinfín de ideas para tu próxima visita. Recorrerla a pie es fácil, la mayoría de sus puntos turísticos se ubican en el Casco histórico, uno de los más extensos de España.

Primer día en Zaragoza...

Llegar a la Plaza del Pilar caminando por la Calle Alfonso y ver la impresionante Basílica del Pilar, te dejará boquiabierto. En su interior te esperan obras de Goya y el impresionante retablo de alabastro del s. XVI. ¿Sabías que desde una de sus torres te espera una de las mejores vistas panorámicas 360º de Zaragoza?

Junto al Ayuntamiento encontrarás la Lonja, déjate envolver por sus bóvedas de crucería estrellada y disfruta de las exposiciones gratuitas de artistas consolidados.

Ya en la Seo, no te pierdas sus capillas donde abundan los elementos barrocos y la decoración gótico-renacentista; su órgano y su extraordinario retablo de alabastro te cautivarán. El muro exterior de la Parroquieta de La Seo, es una de las obras cumbres del Arte Mudéjar aragonés declarado Patrimonio de la Humanidad.

Íberos, romanos, musulmanes, judíos y cristianos, dejaron su huella en Zaragoza y buen ejemplo de su herencia romana es la Ruta de Caesaraugusta, formada por el Foro, el Teatro, las Termas y el Puerto Fluvial.

Caesar Augusto, fundador de la ciudad te espera junto al Mercado Central, las murallas romanas y el Torreón de la Zuda, que alberga la oficina de turismo y el Mirador de las Cuatro Culturas con vistas a los cuatro puntos cardinales.

¡Hora de comer!

Productos y platos típicos como la borraja, el bacalao al ajoarriero o el Ternasco de Aragón, una gran variedad de establecimientos y el buen hacer de sus profesionales, auguran una experiencia gastronómica para disfrutar con los 5 sentidos.

Tarde de genios. Inspírate con Goya, Gargallo o Serrano.

Dos palacios renacentistas albergan las obras de dos genios aragoneses. En el Palacio de los Pardo se encuentra el Museo Goya Colección Ibercaja Camón Aznar, único lugar en el mundo que expone de forma permanente la colección completa de grabados. El Palacio de los Condes de Argillo, expone la obra del escultor Pablo Gargallo, uno de los escultores más innovadores del siglo XX.

Si eres un amante del arte y la cultura contemporánea no te pierdas el IAACC Pablo Serrano que alberga una buena muestra de uno de los artistas nacionales más importantes del siglo XX y entre sus fondos se encuentran obras de Saura, Picasso, Miró o Tàpies, y de artistas internaciones como Warhol, Bacon o Le Corbusier.

¡Es hora de hacer un break!

En las calles del casco histórico encontrarás numerosas cafeterías y terrazas con encanto y una carta amplia y variada.

Dejando atrás el casco histórico, te invitamos a caminar desde la Plaza de España hasta la Plaza de Aragón y recorrer el Paseo de la Independencia, zona comercial por excelencia, y visitar una de las joyas del arte renacentista aragonés, el Patio de la Infanta. También puedes visitar el Museo de Zaragoza, en la Plaza de Los Sitios.

Y para terminar tu primer día en la ciudad con buen sabor de boca, vive la cultura del tapeo en primera persona. Barras llenas de tapas y raciones para compartir en un ambiente inmejorable.

Segundo día en Zaragoza…

Después de un sueño reparador en uno de los alojamientos de la ciudad y un buen desayuno, comenzamos la mañana con otro de los imprescindibles, el Palacio de la Aljafería , el palacio hispano-musulmán más al norte de Europa.

Para llegar hasta allí, puedes disfrutar de un agradable paseo por la ribera del Ebro. Otra opción es adentrarte en el barrio de San Pablo, visitar la iglesia mudéjar de San Pablo y subir hasta lo alto de su torre donde te espera otra panorámica 360º.

Continuando el paseo por la ribera del Ebro llegarás hasta el área más vanguardista de la ciudad, la zona Expo. Allí encontrarás el Acuario de Zaragoza, uno de los más grandes de agua dulce de Europa; el Pabellón Puente, de la arquitecta ZahaHadid, la Torre del Agua y el Palacio de Congresos con la escultura del Alma del Ebro.

Emplazado en el meandro de Ranillas, el Parque del Agua Luís Buñuel, con sus más de 120 Ha, es el mayor parque urbano de Zaragoza.

¡A comer!

Con una carta basada en sabores tradicionales y de vanguardia, puedes comer en un restaurante o elegir entre la infinidad de tapas que ofrecen sus cartas y barras.

Si prefieres una tarde de lo más cultural en la Plaza de San Agustín, te animamos a visitar el EMOZ, la Escuela Museo de Origami de Zaragoza ubicada en el Centro de Historias.

Un plan alternativo para la tarde es disfrutar de otro de los pulmones verdes de la ciudad, el Parque Grande José Antonio Labordeta. Hasta allí podrás llegar caminando, en tranvía o en bici, disfrutando de un paseo por amplias y arboladas avenidas.

Si el paseo te ha abierto el apetito, es momento de descubrir la tradición chocolatera.

Y como colofón, no te vayas sin fotografiarte al atardecer desde el balcón de San Lázaro, uno de los “must” en Zaragoza.¡Un recuerdo imborrable!

ZGZ te quiere. ¿Te podemos ayudar?