La Lonja

Agustín Martínez

La Lonja fue el primer edificio plenamente renacentista de la ciudad y la construcción civil más importante del siglo XVI en Aragón. Sus fachadas inspiradas en los palacios italianos y las bóvedas de crucería estrellada de su interior te cautivarán.

En 1541 la ciudad de Zaragoza decidió emprender la construcción de un edificio civil destinado a los intercambios mercantiles, que hasta ese momento se desarrollaban en La Seo y otras iglesias, atendiendo los ruegos de los comerciantes de la ciudad y del arzobispo Hernando de Aragón.

Revive el pasado romano por las calles del Casco Histórico de Zaragoza que aún mantienen la estructura de aquella ciudad y viaja en el tiempo para descubrir el modo de vida de sus habitantes. Desde la muralla romana, recorrerás lugares evocadores como el teatro, las termas, el puerto fluvial y el foro.

Para su edificación en ladrillo, habitual de la construcción aragonesa, se emplearon las técnicas mudéjares que se habían desarrollado en la ciudad.

Una vez cruces sus puertas su interior te cautivará, un gran salón con naves separadas por columnas anilladas y cubierto por bóvedas estrelladas que no deja indiferente a quien lo visita.

Hoy en día acoge importantes exposiciones de fotografía, pintura, escultura, … Además el acceso es gratuito.

Como curiosidad te contaremos que en su fachada más cercana al río, encontrarás al Caballito de la Lonja, esta escultura rinde homenaje al fotógrafo minutero Ángel Cordero Gracia, que fotografió durante más de 50 años a los niños en su caballito de cartón como recuerdo de su visita a Zaragoza.

ZGZ te quiere. ¿Te podemos ayudar?