Calidad del Aire

Introducción


Resultado de diversas actividades de la ciudad, fundamentalmente tráfico rodado y vehículo privado de motor de explosión, se generan distintos contaminantes atmosféricos químicos. Entre ellos se encuentra el dióxido de nitrógeno (NO2), un gas con impacto negativo en la salud de las personas.

Cuando se combinan elevadas emisiones del tráfico en la zona urbana junto con situaciones de estabilidad atmosférica (días de cielos despejados y sin vientos que impiden la ventilación de la ciudad y la difusión y dispersión de los contaminantes) se pueden producir episodios agudos de contaminación. Es decir, que esta alcance picos o niveles de concentración (inmisión) elevados por encima de unos límites o umbrales fijados, los cuales resultan perjudiciales para la salud de las personas.

Ese nivel de alerta nunca se ha alcanzado en Zaragoza pero en 2019 se desarrolló un plan de acción a corto plazo denominado Protocolo de Actuación ante Episodios de Alta Contaminación por NO2 en el municipio de Zaragoza para prevenir y corregir las situaciones de superación de los umbrales de alerta, conseguir una mejor calidad del aire y proteger la salud de las personas y la comunidad.

Es importante no confundir un protocolo ante un episodio de contaminación por un determinado contaminante, una situación excepcional y puntual en un periodo tiempo determinado, con las denominadas “Zonas de Bajas Emisiones”, que son áreas urbanas definidas que buscan restringir o disuadir el acceso a vehículos contaminantes a ellas para reducir de manera estructural la contaminación atmosférica. Como ambas conllevan en general restricciones de tráfico, en ocasiones se confunden ambos conceptos, que son muy distintos.

Protocolo


El Protocolo de Actuación ante Episodios de Alta Contaminación por NO2 es un plan recogido en un documento. Este incluye:

  1. una introducción.
  2. el marco legal en que se sustenta.
  3. el objeto del protocolo.
  4. la zonificación, con la definición de la Zona Cero en la que se aplicarán las distintas medidas de restricción del tráfico.
  5. los 4 niveles en función de las concentraciones de NO2 registradas (Nivel 0 de Seguimiento Especial, Nivel 1 de Preaviso, Nivel 2 de Aviso y Nivel 3 de Alerta).
  6. los cuatro escenarios de actuación previstos.
  7. los tres tipos de medidas a tomar en cada nivel: informativas, limitantes (restricciones de circulación) y de refuerzo del transporte público.
  8. la composición del Comité Asesor.
  9. los procedimientos de activación y suspensión del protocolo.
  10. las situaciones excepcionales.
  11. la revisión del protocolo.

También incluye cuatro anexos detallando:

  1. las medidas informativas.
  2. las medidas de refuerzo del transporte público.
  3. las medidas limitantes.
  4. las excepciones.

Zaragoza no posee en este momento de un protocolo similar para partículas (PM10 y PM2,5).

Puede descargar el documento completo (16 páginas) en este enlace.

Infografía resumen


En esta infografía se resumen de manera visual los principales niveles, escenarios y medidas de actuación tanto informativas como limitantes y de refuerzo del transporte público. Clique en las imágenes para ampliarlas y descargarlas.

Descargar infografías en formato pdf

Resolución de aprobación


El Protocolo de Actuación ante Episodios de Alta Contaminación por NO2 en el municipio de Zaragoza fue aprobado por resolución del Consejero del Área de Urbanismo y Sostenibilidad con fecha 13 de junio de 2019 (expediente 354.634/19).

Clique aquí para descargar el documento de resolución de aprobación.

Consejos de salud ante la activación del protocolo NO2


La activación de un protocolo de este tipo es una medida excepcional. Por tanto, es importante adoptar los siguientes consejos por nuestra salud y la salud pública:

1

Estar atentos a la información y previsiones que proporcionen las autoridades municipales por diferentes canales (radio, TV, web, redes sociales): nos informarán del nivel de actuación, los escenarios y las medidas que se deben tomar.

2

Cumplir las medidas limitantes del tráfico que plantea el protocolo: es en beneficio de nuestra salud y la de las personas que queremos, sobre todo las más vulnerables.

3

Proteger a la población más vulnerable. Los grupos de población vulnerables, es decir, más sensibles a la exposición a niveles elevados de contaminantes atmosféricos, en este caso NO2, son (adaptado de Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social e Instituto de Salud Carlos III):
  • Las personas que padecen trastornos cardiovasculares, respiratorios crónicos (EPOC, bronquitis crónica, asma...), diabetes o enfermedades neurológicas (Párkinson, Alzheimer...), ya que puede agravar los efectos de estas enfermedades y producirse agudizaciones.

  • La infancia, ya que sus sistemas respiratorio, nervioso, etc., no se encuentran desarrollado completamente y respiran más aire por unidad de peso que los adultos.

  • Las personas mayores que padezcan alguna enfermedad crónica.

  • Las embarazadas, debido a que la exposición a niveles altos de contaminación se asocia a una mayor probabilidad de recién nacidos de bajo peso, partos prematuros y mortalidad infantil.

  • Las personas que por factores de tipo ambiental, laboral y social se vean especialmente expuestas:

    1. las que realizan ejercicio físico intenso al aire libre por deporte o trabajo, ya que aumenta la frecuencia e intensidad respiratoria, la cantidad de aire consumido y de contaminantes respirados.
    2. las que permanecen largos periodos al aire libre por motivos laborales en lugares expuestos a intensas concentraciones de contaminantes (calles con mucho tráfico...)
    3. la residencia en zonas urbanas especialmente contaminadas por alguna característica.
    4. algunas situaciones de exclusión social asociadas tanto a una mayor exposición como a un menor acceso a asistencia sanitaria.

4

Tomar las siguientes medidas durante el episodio:
  • Las poblaciones vulnerables deben evitar la realización de ejercicio físico o actividades que requieran esfuerzos al aire libre, así como procurar reducir el tiempo al aire libre.
  • La población general debe reducir la exposición prolongada y la realización de ejercicio físico o actividades que requieran esfuerzo al aire libre.
  • Durante el episodio se recomienda reducir la ventilación en las viviendas. Volver a hacerlo una vez superado el episodio.
  • Evitar el contacto con otros agentes (polvo, polen, animales, etc) que puedan ocasionarle alergia y puede agravar la sintomatología asociada a la contaminación atmosférica.
  • En actividades laborales que deban ejercerse necesariamente en el exterior en zonas contaminadas (por ejemplo en mitad del tráfico) en episodios de elevada contaminación puede ser recomendable el uso de mascarillas homologadas.
  • Si está en alguno de los grupos vulnerables y empeoran algunos de los síntomas o se prolongan en el tiempo acuda a su centro de salud o al servicio de urgencias.
Has encontrado lo que buscabas...