Fiestas Locales de Zaragoza

  • Carnaval


    En Zaragoza ha existido una tradición muy arraigada de celebración del Carnaval.

    Este fue prohibido durante los años de la dictadura y fue recuperado en 1980, cuando el Ayuntamiento de Zaragoza decidió que las calles volviesen a llenarse con la alegría festiva de la victoria efímera de Don Carnal sobre Doña Cuaresma.

     
    El Carnaval comienza con el Jueves Lardero, que en tiempos se celebraba con comidas campestres, en las que no faltaba la carne, ya que llegaba el tiempo de Cuaresma durante el cual su consumo estaba vetado. Novilladas y bailes de máscaras completaban el panorama festivo de esta jornada. Por su parte el Sábado de Carnaval es el día del desfile, donde la sátira y la ironía hacen de las calles de la ciudad su escenario festivo.
     
    En Zaragoza el Carnaval se celebra en unas fechas alrededor del domingo anterior al Miércoles de Ceniza; esta fiesta cuenta con una serie de personajes tradicionales que se han recuperado después de caer en el olvido. Los estudiantes elegían al Rey de Gallos, alguien que fuese chistoso o les hiciese reír; el Conde Salchichón es un noble que, con su generosidad sufraga los gastos de la fiestas. Otros personajes populares son el Carnestolendas o la Mojiganga.
     
    El Sábado de Carnaval el protagonismo es de las peñas que organizan con el Ayuntamiento el Carnaval de adultos, con un gran desfile ciudadano.
     
    Y el Domingo de Carnaval el protagonismo es de los niños.
  • Fiestas del Pilar


    Del 6 al 14 de Octubre

     

    Recomendaciones:

    Recuerda:

    Más Información:

  • San Jorge


    Según las Actas griegas, el texto normal aceptado por la Iglesia, San Jorge de Capadocia nació en Sebastopolis, Armenia (antigua región de Capadocia, en el Asia Menor), durante el reinado del emperador romano Aureliano (270-275 de nuestra era).

     

    Cuando estalló la gran persecución contra los cristianos, en el año 302, distribuyó su riqueza entre los pobres y declaró su fe ante el emperador. Al negarse a sacrificar a los dioses paganos fue torturado y condenado a muerte.

     

    Su martirio, probablemente, tuvo lugar en el año 303 en Diospolis, Lydda, Palestina (actual Lod,Israel).

     

    Su desconocida biografía fue objeto de figuraciones legendarias que lo presentan como el ideal de caballero cristiano, héroe de la fe, un gran soldado que obró milagros y logró multitud de conversiones, entre ellas las de la propia emperatriz Alejandra.

    Las más increíbles hazañas se vincularon a su persona. Algunos portentos de lo que se le hizo protagonista se remontaban a mitos muy antiguos. A fines de sl primer milenio, al parecer, se forjó la leyenda de su combate con un terrible dragón para liberar a una bella doncella.

     

    Este santo, llamado el megalomártir (el gran mártir) fue venerado desde el siglo IV. Su devoción fue inicialmente asiática. Su culto se extendió rápidamente por Oriente Medio y más tarde por todo el occidente cristiano. Durante los siglos XII y XIII, gracias a las cruzadas, se hizo extraordinariamente popular.