Logo PRTR object-fit-contain

Restitución paisajística [hidromorfológica] y acciones de participación en el entorno del río Huerva

Administración convocante:


Gobierno de España (Ministerio Transición Ecológica y Reto Demográfico)

Área Municipal:


Urbanismo y equipamientos

PRTR:


Palanca II

Infraestructuras y ecosistemas resilientes

Componente 5

Preservación del litoral y recursos hídricos

Inversión 2

Seguimiento y restauración de ecosistemas fluviales, recuperación de acuíferos y mitigación del riesgo de inundación. Con esta inversión se pretende llevar a cabo el seguimiento y restauración de ecosistemas fluviales y Reservas Naturales Fluviales; actuaciones para mitigar el riesgo de inundación; y la adopción de medidas de reducción de la extracción de agua subterránea (recuperación de acuíferos) con la aplicación de recursos alternativos.

Descripción:


El objetivo general del proyecto es mejorar el ecosistema fluvial del río Huerva y la adaptación al cambio climático.

El proyecto se centra en actuaciones de restauración fluvial que van a favorecer los procesos naturales del río, así como la mitigación, adaptación y protección de los riesgos de inundación, aumentando la biodiversidad en los entornos urbanos y su conservación. Se trata de renaturalizar este tramo del Río Huerva, muy degradado en la actualidad, mejorando su estado ecológico y su capacidad para prestar servicios ecosistémicos.

Con el desarrollo urbanístico de la ciudad, se han producido alteraciones hidromorfológicas deteriorando su estado, presenta una estructura ribereña envejecida y de dimensiones reducidas. En consecuencia, el río Huerva es un espacio natural con un bajo valor ecosistémico, alejando el uso y disfrute a la población. Las alternativas propuestas se han centrado en la mejora del estado hidromorfológico y de la calidad de las aguas para que la población pueda disfrutar de este espacio natural, creando un corredor verde que se inserte en la estructura del anillo principal y conecte diferentes espacios a lo largo del río.

El tramo bajo del río Huerva donde se enmarca el proyecto de restauración forma parte de la ESMSFP0910115 del Río Huerva desde la presa de Mezalocha hasta la desembocadura en el río Ebro, discurriendo dentro de la ciudad. Las acciones se realizan con mayor intensidad entre el puente Blasco del Cacho hasta el puente Emperador Augusto, siendo este último tramo donde resultarán más efectivas las actuaciones, que buscan mejorar el estado ecológico del sistema fluvial y devolver la identidad al río Huerva como pieza vertebradora de la ciudad.

Los objetivos específicos del proyecto son la mejora del estado ecológico, para la que se plantean acciones que mejoren todos los apartados del PHMF; la mejora de las condiciones morfológicas contra el riesgo de inundación; y la mejora de las condiciones de la estructura ribereña, que se llevará a cabo con la eliminación de todas las especies invasivas, alóctonas y exóticas, y la revegetación con especies autóctonas mejorando la naturalidad de la ribera. Además, el proyecto tiene una importante componente social, cuyo objetivo es darle un valor ecosistémico al río y hacerlo accesible a la población.

Para mejorar el ecosistema fluvial se plantean acciones de restauración hidromorfológica y de la estructura ribereña. Para la adaptación del ámbito al cambio climático se proyectan acciones ligadas a la mitigación del riesgo de inundación y la recuperación de la vegetación de ribera.

Las acciones proyectadas supondrán una mejora del estado hidromorfológico por varios motivos: se mejorará el régimen de crecidas al plantearse crecidas morfológicas, la permeabilización de un obstáculo mejorará la continuidad fluvial para los peces, la retirada y retranqueo de obras de defensa longitudinal supondrá una mejora de las condiciones morfológicas del cauce, los aportes de sedimentos mejorarán la estructura y sustrato del lecho así como reducirán el grado de incisión. La eliminación de especies de vegetación exóticas y la revegetación con especies autóctonas supondrá una mejora de la estructura ribereña. La eliminación de vertidos difusos al cauce a través de pavimentos permeables y drenajes, unido a la mejora de las condiciones morfológicas, supondrá una mejora de la fauna bentónica y flora acuática (invertebrados y fitobentenos).

En cuanto a las actuaciones encaminadas a la reducción del riesgo de inundación: La retirada de rellenos antrópicos supondrá una ampliación de la sección de desagüe respecto a la actual, de esta forma se reducirá la cota de la lámina de agua durante periodos de crecidas extraordinarias. Los pavimentos drenantes permitirán que la escorrentía superficial debido a fuertes periodos de lluvia pueda permear a través de estos y ser captada y canalizada por los sistemas de Drenaje, y de esta manera evitar el vertido de aguas difusas al río. Asimismo se gestionará la vegetación ribereña existente eliminando especies alóctonas y plantando especies autóctonas, mejorando la conectividad lateral y longitudinal y la capacidad de transporte del cauce en crecidas ordinarias.

Por otro lado, para mejorar globalmente todos los indicadores del estado ecológico se plantean una serie de acciones con las que se espera una mejora del estado físico-químico de las aguas.

En este sector del río Huerva existen numerosos puntos de alivio asociados a la red de saneamiento y a drenajes puntuales, lo cual provoca la existencia de unos vertidos directos sobre el cauce que empeoran la calidad de las aguas. La problemática de los alivios de las descargas de los sistemas unitarios de la red de alcantarillado pasa por una mejora de la capacidad hidráulica de la zona, la cual se articula en dos hitos fundamentales, por un lado la construcción de nuevos colectores de saneamiento que refuercen a los ya existentes y, por otro lado, la construcción de tanques de tormentas/laminación que aumente el volumen de aguas retenidas en momentos de precipitaciones a partir de una intensidad de precipitación referencia.

La gestión y control de las instalaciones de retención y los dispositivos de alivio unificados necesitan de un sistema de captación, almacenamiento y envío de datos en tiempo real (SCADA) que permitan la gestión de las instalaciones descritas en los episodios de lluvia. Se pretende incorporar sondas de medición de parámetros como caudales almacenados y aliviados, existencia de episodio de alivio, precipitaciones registradas y turbidez del agua evacuada.

Por último, supone un gran reto garantizar la continuidad lineal peatonal de este eje, como eje de movilidad verde junto al cauce, por el escaso espacio y fuerte desnivel del cauce existente, la accesibilidad y conectividad entre la cota de ciudad y el cauce, y la seguridad ciudadana, dada el fuerte desnivel y escasos puntos de relación visual y física entre ambas cotas. Es este sentido se prevén:

  • Actuaciones de apertura, accesibilidad y conectividad en los puntos de cruce entre la ciudad y el espacio fluvial, con una actuación tanto en parte superior como inferior del río.
  • Trazado lineal peatonal de tres tipos de andadores según su cota y carácter natural. Uno junto al cauce, integrado dentro del tratamiento de borde accesible del río con gradas verdes, con pasos trasversales sin pasarela, cumpliendo la normativa de crecidas (sin barreras); otro entre las zonas verdes y, por último, a cota de ciudad trasformando las calles paralelas, reduciendo los aparcamientos en superficie, tráfico pacificado, ampliación de aceras con arbolado e introducción de carril bici. Tres ejes lineales que configuran la “Diagonal” del Anillo Verde que une el Canal Imperial con el Ebro por el interior de la ciudad.

Además, el proyecto contempla dentro del plan de gobernanza y participación, y dentro del plan de comunicación y sensibilización diversas medidas para dinamizar a la población circundante. Dentro del plan de gobernanza y participación se plantean diversos talleres ciudadanos: de construcción, creación de banco de materiales, jardinería y huertas con producción de compost. La digitalización es un punto muy importante de estos procesos, ya que quedan almacenados y gestionados en estructuras de datos DAO en Blockchain, creando así la primera “sandbox” pública de Aragón, para una gobernanza descentralizada. El plan de comunicación y sensibilización propone acciones concretas y actividades sobre la ciudadanía: talleres de escucha, acciones de pedagogía sobre el desarrollo sostenible y el cambio climático, días de celebración de eventos relacionados con la intervención, etc. siempre bajo una dimensión digital a través de webs y apps además de las actuaciones físicas obvias.

ACCIONES ESPECÍFICAS:

  1. Reproducción de crecidas morfológicas o generadoras.
  2. Mejora de la continuidad longitudinal. Construcción de un paso de peces naturalizado en el obstáculo transversal generado aguas debajo de la cimentación del puente del Canal Imperial de Aragón.
  3. Aporte de sedimentos para mejorar la estructura y sustrato del lecho y las formaciones emergentes.
  4. Retirada de rellenos de materiales antrópicos que han provocado un estrechamiento del cauce y sus orillas.
  5. Retirada de obstáculos longitudinales.
  6. Retirada de superficies impermeabilizadas junto al cauce.
  7. Manejo y control de las especies exóticas. Inspección, identificación y eliminación de las especies vegetales exóticas invasoras, p. ej: Caña (Arundo donax), Ailanto (Ailanthus altissima), tomando como referencia el catálogo nacional y el listado autonómico de especies exóticas invasoras.
  8. Mejora de la estructura de la vegetación de ribera: Conexión transversal, longitudinal y vertical. Plantación de especies arbóreas y arbustivas autóctonas arbustivas representativas del hábitat 92A0.
  9. Inventario de puntos de alivio actuales, tanto los asociados a la red de saneamiento municipal, como drenajes y vertidos puntuales particulares.
  10. Aumento de la capacidad hidráulica de la red de saneamiento en el entorno del río Huerva (tramo de proyecto), para la disminución de los episodios de alivios de aguas unitarias. Construcción de nuevos colectores y tanques de laminación
  11. Tratamiento de sólidos y flotantes en los potenciales alivios de la red unitaria.
  12. Implementación de nuevas tecnologías digitales de medición en continuo de cargas de contaminación, caudales y episodios de alivio y envío de la información para operación en tiempo real.
  13. Demolición de estructuras fijas e impermeables alejadas del cauce y ejecución de taludes verdes acompañados de graderío
  14. Ejecución de drenajes urbanos sostenibles (SUDS)
  15. Ejecución de sendas inundables con pavimentos permeables peatonales y reciclables.
  16. Creación de espacios vegetales de estancia y disfrute del espacio fluvial.
  17. Ejecución de sendas peatonales en altura perpendiculares al río que permitan la accesibilidad urbana ante crecidas.

En la redacción de las acciones se ha considerado la dinámica climática actual y se plantean con el objeto de que la estructura ribereña del río Huerva esté más conectada con el cauce, evitando que puedan existir futuros problemas en la vegetación por falta de desconexión o falta de accesibilidad al recurso hídrico. Además, en aquellas zonas de la ribera topográfica que la vegetación no está conectada con el cauce, se prevén plantaciones de especies adaptadas al clima de la depresión del Ebro que tendrán un comportamiento más resiliente ante posibles cambios de las condiciones climáticas.

Mediante la mejora de la continuidad fluvial y de la composición de la estructura de vegetación de ribera, el proyecto favorece la mitigación del cambio climático, contribuyendo a la creación de sumideros de carbono y la mejora de la calidad del aire. Su restauración hidromorfológica mejorará su estado ecológico y permitirá que este ámbito fluvial sea más resiliente. La creación de sendas peatonales y ciclables contribuirán a la reducción de emisiones de CO2. La ampliación de la sección del cauce minimizará la posibilidad de inundación de los terrenos próximos. Se promoverá el uso sostenible de la zona como espacio verde de ocio y disfrute, teniendo un efecto medioambiental positivo para la sociedad, así como para la conservación de los hábitats fluviales. Se contempla la reutilización y reciclado de materiales antrópicos y naturales y la correcta gestión de los residuos. Las acciones de urbanización ligadas minimizarán los vertidos difusos al río.

Las soluciones a un urbanismo más igualitario se encuentran habitando ya el propio territorio, a través de las personas usuarias de sus barrios y sus conocimientos la materia prima de nuestro trabajo. Así, todas y cada una de las acciones planteadas están diseñadas desde la “inteligencia colectiva y las lógicas locales”, tratando a los vecinos como expertos, poniéndolos en el centro, y promoviendo, mediante diversas estrategias, la capacidad de acción de los mismos sobre su entorno urbano, ya sea en su gestión, su construcción o su simple disfrute, cada cual a nivel que decida. Además, la propuesta entra en asuntos técnicos clave del “urbanismo inclusivo” como mejorar la visibilidad, la reducción de ruido ambiental, mejorando el arbolado y la vegetación, la anchura de los caminos, eliminación de barreras, redundado en una percepción segura y amable de toda la actuación, especialmente para los colectivos vulnerables, evitando rincones y zonas oscuras.

Algunas de las políticas de reducción de los efectos del cambio climático, conducen a beneficios derivados de la misma, como un estilo de vida activo, aire limpio, empleo, desarrollo económico, acceso a una energía más limpia y sostenible. En el plano de las acciones concretas, encontramos entre otros: el fomento del uso de la bicicleta entre otros medios de transporte limpios, la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero o el impulso de una vida saludable. A su vez menores emisiones, mejoran la calidad del aire. El despliegue de políticas renovables, puede generar oportunidades laborales, reducir la demanda de importación de energía, así como su posible despliegue en zonas rurales que no estén completamente electrificadas, o que carezcan de abastecimiento de algunos de los servicios básicos de energía.

La intervención está incluida como una de las actuaciones a desarrollar del Plan de Acción de la Agenda Urbana de Zaragoza 2030.

  • En el objetivo estratégico 1 “Ordenar el territorio y hacer un uso racional del suelo, conservarlo y protegerlo”
  • Objetivos relacionados:
    • Objetivo estratégico 2: “Evitar la dispersión urbana y revitalizar la ciudad existente”
    • Objetivo estratégico 3 “Prevenir y reducir los impactos del cambio climático y mejorar a resiliencia”

El proyecto en cuestión guarda sinergias con otros proyectos, programas y actuaciones municipales, alineadas con alguna de las metas de la Estrategia de Cambio Climático, Calidad del Aire y Salud de Zaragoza (ECAZ 3.0) horizonte 2030, herramienta estratégica de la ciudad para la acción frente a la crisis climática, mejora de la calidad del aire y la protección y promoción de la salud de las personas, en concreto mediante acciones de diseño urbano “fomento de infraestructura verde (matriz azul y sistema urbano)” y movilidad sostenible “segura y saludable”, mejorando de manera transversal la salud, la comunicación, la sensibilización ambiental y la participación ciudadana, recuperando los vínculos sociales, culturales y deportivos entre los ciudadanos y el río.

Presupuesto:

Presupuesto solicitado: 3.280.742,08 €


Subvención recibida:


1.598.705,62€

Duración:


Fecha de inicio del Proyecto: Diciembre de 2022

Fecha de fin de Proyecto: Diciembre de 2025