La Expo desaparecida > Urbanización y Planos Generales


El Plan Director de la Expo y su entorno definió los principios de actuación en el meandro de Ranillas con un doble objetivo: dar cumplimiento a la muestra y asegurar un correcto uso tras la misma. Así se proyectó una zona con equipamientos culturales y deportivos junto al recinto Expo y se detalló que éste se convertiría, tras su clausura, en un parque empresarial y de actividades terciarias.

El espacio de la exposición se estructuró en varios niveles en altura

  • A continuación y al mismo nivel que el frente fluvial donde se colocarían las plazas temáticas, se ubicó un falso sótano de 80000 m2 destinado a servicios internos y logística de la Expo
  • A 4 metros de altura, una avenida principal – Avenida 2008- flanqueada por los pabellones de los participantes (3 edificios 'Ronda' y 5 edificios 'Ebro') y jalonada por otras arquitecturas emblemáticas como el Acuario, el Pabellón de España o el de Aragón.
  • Un segundo piso de los pabellones de los participantes, a 8 metros de la cota de la avenida.
  • Un nivel de cubiertas ajardinadas y huerto solar, que suponía otros 80000 m2 de superficie

Cerrando el lado oriental del recinto se construyó otro edificio más, el 'Actur', que igualmente contaba con dos plantas de espacio expositivo y otra, superior, de cubierta ajardinada

Más Información