Ayuntamiento de Zaragoza

Juventud / CIPAJ

Boletín del CIPAJ del 24/11/2017

Tema del mes[Arriba]

  

Cuidado con los bulos: que no te la cuelen

Internet y las redes sociales son un medio ideal para compartir información con nuestras amistades. Basta con hacer clic para compartir una oferta, noticia o alerta que nos ha llegado o hemos leído en nuestro ordenador o móvil. Pero hay veces que lo que compartimos es un bulo o una noticia falsa que alguien ha lanzado para desinformarnos, robarnos nuestros datos o para hackear nuestro dispositivo. Al replicarlo estamos contribuyendo sin querer a esparcirlo y viralizarlo.

En este artículo encontrarás consejos y pistas para detectar estas noticias falsas (que también se conocen por su denominación en inglés: fake news o hoax) y cómo actuar frente a ellas. Se trata de evitar convertirse en altavoz de hechos no contrastados y de dudosa procedencia y no contribuir a su difusión.

Si ya resulta complicado seleccionar lo importante entre la avalancha de datos que fluyen diariamente en Internet, cada vez hay que estar más atento a esos mensajes, posts, artículos pseudoperiodísticos, fotos o vídeos destinados a desinformar, difamar, estafar o crear un determinado estado de opinión en base a hechos falsos, sacados de contexto o tergiversados.

Quién y por qué difunde bulos por Internet

Los bulos son mucho más antiguos que Internet, por lo que están presentes en este medio de comunicación desde su nacimiento. Pero gracias a las redes sociales, el e-mail y los servicios de mensajería instantánea como WhatsApp, que permiten un bajo coste, el anonimato y una enorme capacidad de viralidad, se han incrementado exponencialmente.

Hay varias razones por las que alguien puede dedicarse a difundir bulos por Internet. El Departamento de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil clasifica a éstos en tres tipos, según la intención del creador: los que pretenden generar alarma social, los que quieren obtener dinero y los que buscan la reafirmación de unos ideales.

Muchas noticias falsas combinan varias de estas modalidades. Por ejemplo, cuando alguien que está en contra de la inmigración se inventa y difunde un delito cometido por inmigrantes, provocando inquietud en la sociedad. O cuando se envía una alerta de un virus informático falso con el fin de que los destinatarios hagan clic en el enlace de un supuesto remedio para infectar sus dispositivos con software malicioso o malware.

La red y las aplicaciones como Snapchat son también el entorno ideal para ejercer el bullying o difundir información peligrosa y manipulada que puede tener resultados irreversibles en los y las jóvenes como problemas psicológicos o trastornos alimentarios.

En cuanto a los que apuntan a conseguir dinero, hay varias modalidades. Una es engañar al usuario enviándole un mensaje relativo, por ejemplo, a una oferta inexistente de vales de descuento o creando una página fraudulenta en la web para inducirle a entregar sus datos personales. Luego usan los datos para mandar correo basura.

También hay quien se dedica a divulgar noticias inventadas o tergiversadas para multiplicar el tráfico en sus páginas web y aumentar sus ingresos por publicidad.

Creadores de noticias falsas que imitan medios digitales

No todas estas páginas tienen un fin lucrativo. Algunas inventan, exageran, manipulan o descontextualizan noticias, pero sin publicidad. Estas páginas las gestionan personas de ideología radical con el único objetivo de fomentar un estado de opinión favorable a sus ideas o de difamar a sus opuestos.

Este tipo de sitios, con o sin publicidad, tiene un diseño idéntico al de los medios digitales legítimos. Sus noticias suelen ser muy escandalosas y sensacionalistas, provocando el morbo o la indignación de quienes las leen, lo que contribuye a su viralidad.

La Oficina de Seguridad del Internauta, dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), se dedica a informar y dar soporte para evitar y resolver los problemas de seguridad al navegar por Internet. También explica cuáles son los fraudes más comunes en las redes, qué tipos de noticias falsas se propagan y cómo detectarlas. + info: Oficina de Seguridad del Internauta. Tel: 901 111 121 www.osi.es

Ojo con los virus y las estafas

La Asociación de Internautas ha elaborado estudios sobre noticias falsas en los que ha detectado que los bulos sobre política, productos de alimentación y peligros para la salud son los más extendidos y los más fácilmente reenviables en la red. También ha encontrado que al 70% de quienes navegan en España le cuesta distinguir un bulo de una noticia fiable.

Asimismo, señala que el 97% de usuarios de Internet en nuestro país ha recibido alguna vez una cadena de e-mails, de autoría anónima, con información alarmista sobre un servicio o producto y con la solicitud de reenviarlo a sus contactos. Estos bulos, que algunas veces vienen con archivos adjuntos, son una puerta de entrada a virus y estafas cibernéticas, advierte.

Algunas de las estafas más frecuentes con estas informaciones falsas son e-mails con una felicitación por haber ganado un premio en la lotería, una notificación de un paquete para recoger en Correos o una solicitud de cambiar los datos de acceso a la cuenta bancaria bajo cualquier excusa.

+ info: Asociación de Internautas. Telémaco, 12 – 1 9, Madrid asociacion@internautas.org www.internautas.org

La Agencia Española de Protección de Datos y el Incibe han publicado una guía (http://bit.ly/2lwULeU) para concienciar sobre la importancia de proteger la información personal en las redes sociales. El documento incluye videotutoriales, fichas gráficas y ofrece una serie de consejos prácticos, entre los que se incluyen cómo averiguar si una página es segura y cómo saber si una noticia o mensaje es un bulo.

+ info: Agencia Española de Protección de Datos. Jorge Juan, 6 – Madrid. Tel. 901 100 099 / 912 663 517 www.agpd.es

+ info: Instituto Nacional de Ciberseguridad. Avda. José Aguado, 41, Edificio Incibe, León. Tel. 987 877 189 www.incibe.es

Consecuencias legales de propagar noticias falsas

Aunque a veces es complicado rastrear al autor del bulo, no es una tarea imposible. En caso de ser descubierto y, dependiendo de la gravedad, podría tener serias consecuencias legales.

Por lo general, la difusión de noticias falsas es considerada una falta grave y se castiga con sanciones económicas de entre 600 y 30.000 euros. En casos particularmente graves, informaciones sobre la expansión de enfermedades contagiosas o actos terroristas, es considerado delito y se castiga con penas de prisión de entre tres meses y un año.

Aunque son consideradas culpables las personas que originalmente crearon el bulo y no quienes de buena fe lo creyeron y lo difundieron, es necesario estar alerta y procurar no contribuir a la expansión de estas mentiras. Está bien indignarse o alarmarse ante ciertas noticias y querer advertir a nuestros contactos de un posible riesgo; pero hay que pararse a pensar y analizar bien una información delicada antes de compartirla en red.

Consejos para detectar bulos en Internet

Usar el sentido común es la mejor recomendación.

Pon en duda por principio las noticias impactantes y no las repliques hasta que hayas comprobado que son ciertas.

El primer paso para asegurarse de que una noticia no es falsa consiste en fijarse en quién es el autor. Muchas de las noticias falsas no vienen firmadas.

También es un indicador importante quién la difunde. Si es una página web desconocida y la noticia es muy sensacionalista, hay que desconfiar y comprobar si alguna otra página con más autoridad la respalda.

Sospecha cuando recibas en el móvil, por e-mail o a través de las redes sociales información de personas o cuentas que no conoces, más cuando nos pide abrir un enlace o un archivo adjunto. Incluso si nos la envía una persona amiga o conocida, puede estar replicando un bulo o tener su cuenta hackeada.

Recela también de esos mensajes alarmistas que citan a un “amigo” o un “familiar que es policía/ o militar/ o médico” sin identificar. Esto es prácticamente una garantía de bulo.

Cuando las autoridades lanzan alertas a la población nunca lo hacen a través de WhatsApp o SMS. Para asegurarnos, lo mejor es mirar en la página o en las cuentas de redes sociales oficiales de la dependencia o institución en cuestión.

Otra medida aconsejable es no limitarse a leer el título de una noticia. Mira el contenido y desconfía si ves faltas de ortografía, ausencia de fecha y contenido extraño... y casi siempre de fuentes.

Las fotos con trampa

El tipo de falsificación de la información más habitual se produce a través de las fotos. Algunas son retocadas, pero lo más habitual en las redes es utilizar imágenes antiguas que no tienen nada que ver con los hechos a lo que se refieren el texto que las acompaña. Detectar este tipo de bulo es algo más técnico.

La organización de voluntarios ucranianos Stopfake, explica cómo comprobar si las fotos son veraces y ofrece pistas sobre vídeos y otro tipo de informaciones.

+ info: www.stopfake.org/es/portada/

¿Dónde comprobar la veracidad?

No siempre está del todo claro si una noticia es falsa, por eso, disponemos de páginas web, cuentas de redes sociales y hashtags que se dedican a alertar sobre ellas o a desmontarlas y en las que se pueden denunciar cuando se detecte o se sospeche de alguna. Son los “cazadores de bulos”. Aquí te proporcionamos algunas.

  • Policía Nacional. Difunde constantemente a través de sus cuentas en Twitter y Facebook los bulos que corren por Internet con la intención de estafar y robar datos de los usuarios. En Twitter los suele etiquetar con el hashtag #NoPiques. + info: @policia www.facebook.com/PoliciaNacional/
  • VOST. Virtual Operation Support Team (Equipo de Apoyo de Operaciones Virtuales), un grupo de profesionales de los servicios de emergencias que voluntariamente contribuyen a divulgar en las redes sociales los mensajes en Twitter de Protección Civil y a destapar los bulos y rumores falsos que se difunden por Internet. Alimentan el hashtag #StopBulos y recopilan los bulos en su página web. + info: www.vost.es @vostSPAIN
  • La Buloteca. Recibe denuncias, en su página web o en una extensión que se puede instalar en el navegador, sobre supuestas noticias falsas y se encarga de revisarlas y verificarlas. Tiene cuenta en Twitter y en Facebook. + info: labuloteca.es @la_buloteca www.facebook.com/La-Buloteca-599267920273339/
  • Cazahoax. Recibe reportes de posibles engaños. Los verifica y publica los resultados en su página web, clasificando como noticia falsa, verdadera, sin pruebas o mezclada. Incluye un buscador. + info: cazahoax.com @cazahoax www.facebook.com/cazahoax/
  • Maldito Bulo. Es una sección de La Sexta con cuentas en Facebook y Twitter que se dedica a desenmascarar noticias falsas que circulan por las redes sociales. + info: www.lasexta.com/temas/maldito_bulo-1 @MalditoBulo www.facebook.com/malditobulo

Otros hashtags en Twitter. Además de los citados #NoPiques y #StopBulos, en Twitter hay varios hashtags en los que se destapan los bulos que circulan por Internet y a través del e-mail y WhatsApp. Estos son algunos: #NiCaso, #TontosDelBulo, #NoDifundas, #NoCreas o #NoDesBolaAlBulo.

Cómo denunciar un bulo

Cuando tengas fundadas sospechas de que una noticia, mensaje, foto o vídeo son un bulo, puedes reportarlo en alguna de las páginas y hashtags citados, así como en la página web de la Oficina de Seguridad del Internauta. Si piensas que detrás de ellos hay un intento de estafa o puede suponer algún otro delito, los cuerpos encargados de investigar este tipo de crimen, son la Policía Nacional y el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

  • Cuerpo Nacional de Policía. En su página web se puede comunicar de forma sencilla estos hechos sin presentar una denuncia formal y con garantía de confidencialidad. También permite reportar o consultar sobre cualquier tipo de delito, incluidos los que tengan que ver con Internet, en el apartado de delitos tecnológicos: www.policia.es/colabora.php. Igualmente se puede denunciar en cualquier comisaría o a través del teléfono 902 102 112.
  • Grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil. Es el departamento encargado de investigar los delitos que se cometen a través de Internet. A través de su página web o por correo electrónico puedes denunciar o informar sobre este tipo de infracciones. En sus cuentas de Twitter y Facebook publican diariamente información sobre estafas informáticas. + info: www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/home_alerta.php delitostelematicos@guardiacivil.org @GDTGuardiaCivil www.facebook.com/GrupoDelitosTelematicos

 



 

CIPAJ, Centro de Información Juvenil.. Casa de los Morlanes. Plaza San Carlos, 4. 50001 Zaragoza. Tel. 976 721 818. cipaj@zaragoza.es