Plan de Emergencia

Autoprotección >> Emergencias Nucleares

Medidas de Autoprotección

El Consejo de Seguridad Nuclear propondrá las medidas de protección que deban adoptarse en cada caso. Al director del plan de Emergencia Nuclear y este a su vez al director del Plan de Actuación Municipal en Emergencia Nuclear (PAMEN).

Se entiende por autoprotección personal el conjunto de actuaciones y medidas realizadas con el fin de evitar o disminuir sensiblemente la contaminación superficial o la inhalación de partículas dispersas en el aire. Estas actuaciones incluyen desde métodos y técnicas sencillas, generalmente al alcance de la población afectada, como el uso de prendas alrededor del cuerpo o colocadas en los orificios nasales, el taponamiento de rendijas en los accesos de dependencias, o la parada de los sistemas de ventilación, hasta otras más sofisticadas que exigen para su utilización de unos requerimientos especiales y, normalmente, están destinados a la protección del personal que interviene en la emergencia, como el uso de equipos de respiración, de vestimenta especial o de equipos de medida de la radiación.

En cualquier caso la medida principal de autoprotección en este caso es la máxima atención a los medios de comunicación locales que se encargarán de difundir las medidas a tomar en cada caso según el tipo de incidente.

Las medidas urgentes típicas son: confinamiento, profilaxis radiológica y evacuación.

  • Confinamiento: permanencia en los edificios.
  • Profilaxis básica: Ingestión de yodo.
  • Evacuación: albergue en lugares apropiados no expuestos.

Si bien el Plan de actuación es responsabilidad del Estado, hablaremos a grandes rasgos de este tipo de riesgo particularizado en el municipio de Zaragoza.

Dentro de los objetivos de este Plan figuran dos aspectos, uno la solución del accidente como tal, y otro el referido a los aspectos radiactivos implicados en el mismo.

Las acciones a emprender, caso de una emisión incontrolada de radiactividad, son:

  • Avisar al personal adecuado para la intervención.
  • Medir niveles de radiactividad en el lugar del accidente.
  • Señalar con balizas el área peligrosa.
  • Evacuar a las personas fuera del área señalada.
  • Realizar intervenciones específicas en condiciones de seguridad.
  • Todas aquellas propias de la emergencia que no estén relacionadas con la radiactiactividad.
  • Detener el tráfico de materias y personas por el área peligrosa.
  • Fijar la contaminación si es posible.
  • Mantener un control de la situación e impedir su evolución a mayor gravedad.

La labor de los cuerpos municipales estaría encaminada a definir el accidente, delimitarlo, aislarlo, impedir su evolución a mayor gravedad, comunicarlo por vía oportuna a las instancias especificas, seguir su evolución controlada y preparar el camino para la actuación en unas mejores condiciones, de otros cuerpos del Estado especializados en este tipo de intervenciones.

Por lo que respecta a transporte de material radiactivo que pudiera haber tenido algún tipo de accidente, habrá que proceder a un acordonamiento de la zona, y habría que tener en cuenta la posible liberación o no de sustancias radiactivas y su diseminación. Habría que notificar este hecho a la mayor brevedad tanto al Consejo de Seguridad Nuclear como a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA), Gobierno Civil y a la Dirección General de Protección Civil indicando entre otros datos:

  • nombre del comunicante.
  • tipo de accidente.
  • hora del suceso.
  • lugar.
  • tipo de vehículo.
  • tipo de contenedor implicado.
  • actividad de las fuentes.
  • medida de la radiactividad presente.
  • anotar distancias a edificios.
  • anotar cursos de agua cercanos, pozos o manantiales.
  • determinar la presencia de viento, intensidad y dirección.
  • anotar proximidad de campos de cultivo y depósitos de alimentos.

Si quedase cortada al tráfico una vía de comunicación de importancia nacional, se comunicaría a la Dirección general de Tráfico, y si se tratase de transporte por vía férrea a la Dirección General de RENFE.

En el caso de que hubiera personas afectadas desde el punto de vista radiactivo se procederá a la evacuación al centro asistencias adecuado y se procederá a una vigilancia higiénica para no agravar las posibles contaminaciones a más personas. Los posibles destinos de las personas afectadas serían los Servicios de Física Médica y Nuclear de los Hospitales "Miguel Servet", Hospital Clínico Universitario, Casa de Socorro y Clínicas Privadas.