Las Peñetas


Autor/es
(null)
Emplazamiento
Plaza de las Peñetas
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
Piedra caliza y de conglomerado
Dimensiones
El muro: 5,85 x 1,85 x 1,25 m. La estela funeraria: 0,65 x 0,70 x 0,37 m
Cronología

El 02/03/1982 el alcalde del barrio de Miralbueno solicita a la concejala delegada de patrimonio histórico artístico del Ayuntamiento de
Zaragoza la reproducción de la ;piedra con inscripción aparecida, la cual se
encuentra actualmente en el Museo Provincial; para ser ubicada junto al
resto de las piedras que componen el hallazgo, en la zona ajardinada y poder estar instalada en el mes de mayo para la inauguración de dicha plaza.
Asimismo en otro documento de la misma fecha dicho alcalde de barrio solicita que se pueda exponer ;la muestra original encontrada en los restos romanos hallados en Miralbueno; con motivo de la semana cultural
que se celebra también en mayo.
El 26/03/1982 la concejala comunica que dado que se ha encargado la reproducción de dicha lápida, no es necesario el traslado de la pieza original. De hecho se encarga a Usón(Decoración en escayola) la reproducción para ser instalada en Miralbueno.

En cuanto al muro de piedras colocado junto a la lápida, a falta de más referencias concretas respecto a la entidad de los materiales reutilizados para este monumento y su cronología, éstos pueden datarse en torno al siglo I o II de la era, en base al trabajo de cantería y su aspecto general.

Promotor
Servicio de Parques y Jardines, Ayuntamiento de Zaragoza
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones

Inscripción escrita en latín sobre la copia de una lápida sepulcral que forma parte del conjunto monumental: HYACYNTVS SVRAE HORREARIVS ("Jacinto el que cuida el silo de Sura")

El conjunto monumental está situado en la plaza de las Peñetas, a la que se llega a través del Camino del Pilón, vía que vertebra el barrio de Miralbueno. Tanto la copia de una lápida sepulcral romana como el muro constituido ex novo a partir de vestigios pétreos antiguos responden a una idea de urbanización de esta plaza llevada a cabo el año 1982, con motivo de la Primera Semana Cultural que se celebró en el barrio. Se ha documentado la iniciaiva de la copia de la lápida, pero desconocemos de quién fue la idea de reunir estas piedras talladas que curiosamente dan nombre a la plaza. En el argot popular "peñeta" hace alusión a una piedra con alguna peculiaridad, en este caso su condición de ser antiguas y estar regularizadas por la mano del hombre.

La estela sepulcral es copia de un original conservado en el Museo de Zaragoza. El origen de las piedras que forman elmuro debe estar relacionado con el terreno donde se asienta gran parte del barrio. El término de Miralbueno, de gran extensión, ha sido una zona históricamente de explotación de agricultura de secano que lo fue sin duda también en época romana. Los vecinos hablan de la aparición de "peñetas" y "tiestos", que debían pertenecer a villas del período imperial.La parte principal del monumento está constituida por sillares de piedra caliza y alguno de conglomerado, de buena talla, unidos por argamasa moderna. Las dimensiones oscilan entre 1,20 x 0,50 x 0,60 m, los mayores, a 0,80 x 0,50 x 0,20 m, los demás.

Se ha tratado de formar un muro relativamente homogéneo con piedras de diferente procedencia. Hay losas rectangulares con marcas de hendiduras para encastrar el gozne de las puertas, otros bloques son de columnas o bien de muros de edificios. En algunos son patentes las marcas incisas o hendiduras profundas que sirvieron para unirlos entre sí con las grapas o para ser izados con la gafa o tenaza metálica. Estas piedras provienen de la destrucción de los diferentes edificios que formaban una villa rústica construida presumiblemente en torno al siglo I o II de la era: la casa del propietario y las estancias para los sirvientes y esclavos, y las construcciones dedicadas a zonas de servicio, talleres, almacén, silo, lagar, cocinas, caballerizas, etc.

Es particularmente llamativa la estela funeraria, copia de un original expuesto en el Museo de Zaragoza de gran interés, pues aunque esté incompleta en su base, conserva la parte superior en forma de arco de medio punto y parcialmente la inscripción grabada en su cara principal. La inscripción, en latín, hace mención a una persona cuyo oficio era el de custodiar el pósito de un tal Sura, posiblemente el propietario de la villa rústica que estaba dedicada a la explotación agropecuaria.

Se puede leer el nombre de un individuo con nombre de origen griego, Jacinto, de profesión horrearius, esto es el encargado del horreum, una construcción de piedra sobreelevada sobre pilotes donde se guardaban los excedentes de las cosechas que permitían asegurar la disponibilidad de víveres en la época invernal. La fragmentación de la parte inferior de la losa pétrea impide conocer el nombre y los datos del familiar fallecido, objeto de la dedicatoria, y propietario de la tumba sobre la que se colocó para su identificación y recuerdo.

No hemos conseguido ninguna referencia concreta respecto a la entidad de los materiales y su cronología. Para apuntar la datación nos basamos exclusivamente en el trabajo de cantería y aspecto general.

Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Objetos
Piedra Arquitecturas
Autor de la Ficha
Almudena DOMíNGUEZ ARRANZ
Bibliografía
  • ABAD ROMÉU, C. et al, Inventario de Bienes Histórico - Artísticos del Ayuntamiento, Zaragoza, 1995, p. 88