Monumento a Francisco de Goya

Pintura
Autor/es
(Escultor)
El escultor zaragozano Félix Burriel (1888-1976), inició su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza, y en el taller del imaginero local Francisco Borja. Más tarde marchó a Madrid para trabajar en el taller del prestigioso escultor Mateo Inurria, cuya influencia será decisiva. Tras ganar una beca de la Diputación Provincial de Zaragoza, vivió en Roma y sobre todo en París entre 1926 y 1928, completando su dilatada formación. Fue profesor de dibujo artístico durante 32 años en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza. Realizó una vasta producción escultórica, de la que no es ajena la escultura urbana de su ciudad.
Emplazamiento
Rincón de Goya. Parque José Antonio Labordeta
Periodo
[1937-1975] Periodo Franquista
Materiales
Bronce (busto) y piedra (pedestal)
Dimensiones

Busto: 0,57 x 0,37 x 0,28 m.

Pedestal: 2,14 x 0,64 x 0,54 m.

Cronología

Realización: 1927

Instalación: 18-5-1946

Promotor
Ayuntamiento de Zaragoza.
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones

GOYA, en la base del busto.

Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828), es uno de los más universales pintores españoles. Nacido en la localidad zaragozana de Fuendetodos, inicia su formación artística en el taller del pintor zaragozano José Luzán. Pronto marcha a Madrid con el pintor Francisco Bayeu y trabaja en la Real Fábrica de Tapices. En 1786 es nombrado pintor de cámara del rey Carlos III y más tarde de Carlos IV. Su pintura está influenciada por los movimientos de la época, pero con una impronta innovadora que anuncia la modernidad. Zaragoza acoge algunas de sus obras de juventud, destacando "Regina Martirum" que pinta en 1781  para una cúpula de la Basílica del Pilar.

 

La obra está realizada en París durante los primeros meses de 1927, en donde estaba pensionado Félix Burriel por la Diputación Provincial de Zaragoza. Se trata del primer envío que el escultor realiza a la institución zaragozana, ya que en su condición de pensionado debía enviar una obra al año. El tema es elegido libremente por Burriel, pero teniendo en cuenta que al año siguiente, 1928, se celebraba el primer centenario de la muerte del pintor, y la obra podría tener mayor repercusión.

El escultor entregó el vaciado de la obra en yeso, del que la Diputación Provincial de Zaragoza, propietaria del mismo, realizó tres copias en bronce. La primera fue fundida en 1929, aunque no se ubicó en el patio del Museo de Zaragoza hasta el 20 de mayo de 1960, la segunda, es ésta, que se instaló en el Rincón de Goya el 18 de mayo de 1947. Una tercera existe en Madrid.

Se trata de un busto en bronce de tamaño ligeramente superior al natural. La cabeza es redondeada con cabello desordenado y abundantes patillas. El rostro refleja el paso del tiempo: la piel arrugada, pronunciadas entradas en el cabello o el párpado izquierdo caído, aspectos éstos que no ocultan la fuerte personalidad del personaje, reforzada por el gesto serio y la mirada penetrante. Viste elegantemente con levita, camisa con cuello levantado y corbata de lazo. En la base del frente va grabado con grandes letras el apellido del pintor "GOYA". Un sencillo pedestal prismático en piedra gris con zócalo le sirve de base.

El retrato se inspira en el que pintó en 1826 Vicente López, un Goya en las postrimerías de su vida, ya viejo y malhumorado. Burriel logra una obra de gran fuerza expresiva y un retrato de indudable calidad. Llama la atención la nula influencia que ejercen sobre el escultor  las nuevas tendencias artísticas desarrolladas en París durante aquellos años, no hay en la obra aspectos novedosos, a no ser el moderno diseño de las letras.

El busto no fue concebido para ningún monumento público, por lo que sus dimensiones resultan excesivamente pequeñas para ese fin. 

 
Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Hombres
Metal Piedra
Pintura
Autor de la Ficha
José Ramón MORÓN BUENO
Bibliografía
  • -ABAD ROMÉU, C. y otros, Inventario de Bienes Histórico-Artísticos, Ayuntamiento de Zaragoza, 1995, p. 180
  • -BLASCO IJAZO, J. , Aquí Zaragoza, t. 4, Zaragoza, 1953, p. 73
  • -GARCÍA GUATAS, M., "Zaragoza contemporánea", en Guía historico-artística de Zaragoza, Zaragoza 1982, p. 324.
  • -MORÓN BUENO, J. R., Dos escultores zaragozanos: José Bueno y Félix Burriel, tesis doctoral (inédita), Universidad de Zaragoza, 1990, pp. 462-463 y 571.
  • -TORRALBA SORIANO, F., "Catálogo de la colección visual del Excemo. Ayuntamiento de Zaragoza", Boletín Municipal de Zaragoza, año V, núm. 16, Zaragoza, 1964, p. 22.