Torso Vectra

Industria, Comercio y Agricultura
Autor/es
(Escultor)
Miguel Ortíz Berrocal, escultor malagueño, nace en 1933 en Villanueva de Algaidas. Como solución intermedia entre el deseo familiar de que estudie medicina y el suyo propio de dedicarse a la pintura, en 1949 se traslada a Madrid donde cursa dos años de matemáticas, obligatorios para el ingreso en la Escuela de Arquitectura, inicial intención que luego abandona para ingresar en la Escuela de Artes y Oficios. Allí tiene como maestro a Ángel Ferrant, cuyas enseñanzas y escritos teóricos fueron esenciales para el posterior desarrollo de su trayectoria escultórica. Su formación académica, su pasión por las matemáticas y por la arquitectura ( fruto de su años de aprendizaje en el estudio del arquitecto Casto Fernández Shaw) y un profundo conocimiento del interior del cuerpo humano, fruto de las experiencias vividas de joven junto a su padre medico al que acompañaba en algunas autopsias, impregnan toda su obra. Ha sido uno de los escultores españoles con más proyección internacional, y ha vivido en la ciudad italiana de Verona hasta morir en el 2006 en su tierra natal
Emplazamiento
Plaza de San Bruno. (Junto al muro Norte de la Seo)
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
Bronce (figura), hormigón y placas de piedra artificial (pedestal)
Dimensiones

Pedestal: 2,01 altura x 0,98 anchura x 0,68 profundidad

Escultura: 1,10 altura x 0,75 anchura x 0,55 profundidad máximas aproximadamente

Cronología
1996
Promotor
Opel España
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones

Placa en el pedestal(frente):  BERROCAL/TORSO VECTRA/1996/OBRA DONADA POR OPEL ESPAÑA/AL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

En febrero de 1996 Opel España ofrece al Ayuntamiento de Zaragoza una escultura que había encargado a Berrocal para conmemorar el lanzamiento del nuevo modelo de Opel Vectra: "no queremos dejarla recluida en el marco de nuestra factoría, sino deseamos que sea expuesta en la ciudad de Zaragoza para disfrute de los ciudadanos y de los visitantes que acuden a nuestra capital", dice Juan J. Sanz, Presidente-Consejero Delegado de la empresa en su carta al concejal de Cultura, Juan Antonio Bolea. Éste ya había recorrido en busca de emplazamiento algunas calles y plazas acompañando al escultor, que escogió la Plaza de San Bruno. El Ayuntamiento obtuvo el visto bueno del arquitecto autor de la urbanización de esa plaza, y la aprobación de la Comisión Provincial del Patrimonio Cultural de la Diputación General de Aragón, preceptiva por tratarse de un emplazamiento junto a la Seo, Bien de Interés Cultural. Como en ese lugar había una palmera, se encargó al Servicio de Parques y Jardines que se coordinase con las Brigadas de Arquitectura para la cimentación, encargándose la empresa donante del traslado de la escultura con su pedestal hasta allí.

La obra de Berrocal encierra tensión, capacidad comunicativa que habla de lo de dentro, de la musculatura interior del torso. Esa transmisión de emoción es la que te hace identificarte con el conjunto de la pieza. Una pieza limpia de soldaduras, texturas o elementos expresivos. La obra de Berrocal une la combinación de arte y ciencia como antes el diseño: en condición de equilibrio inestable. En apariencia el torso es bastante simple y  sin parecerlo sugiere  un gran esfuerzo de construcción: como las soluciones que requiere cualquier técnica  mecánica. En la biografía de Berrocal los torsos suponen una paso adelante en su camino desde la abstracción hacia formas mas antropomórficas. Desde 1960  Berrocal continúa en diversos torsos su análisis introspectivo de la forma sin abandonar por ello la descomposición de los elementos. Este es uno de los torsos más sencillos, una forma casi abstracta, una plancha que en su ondulación diseña el ritmo de la musculatura. Frente al mundo caótico pero organizado de otras piezas, que se descomponen en partes de partes, aqui el artista nos muestra su talento perspectivo, nos hace visual una lógica que se expresa en cuerpos o en objetos a los que les da una vida interior. Su talento técnico es anterior al talento organizativo, al talento de los ordenadores de hoy en día. Meticulosidad, precisión, dominio, exactitud, perfección, imaginación... son algunos de los elementos que pueden definir la compleja obra y la no menos compleja personalidad de este artista.

Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Hombres
Metal Piedra Hormigón
Industria, Comercio y Agricultura
Autor de la Ficha
Kosme de BARAÑANO
Bibliografía
  • CAÑAMAS, Maita (comisaria), Berrocal , Valencia,  Instituto Valenciano de Arte Moderno, 2002.
  • VALTECSA: Inventario de los monumentos en la vía pública, Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, 2000 (nº  46 del inventario).