Memorial de José Antonio Labordeta

Letras Educación Política Música y Artes Escénicas
Autor/es
(arquitecto)
Colaboradores
Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza (coordinación del proyecto e instalación de la obra).
Emplazamiento
Paseo de San Sebastián del Parque Grande José Antonio Labordeta, en el arranque del parterre central, justo al pasar el puente sobre el río Huerva que sirve de acceso principal al parque.
Periodo
[2001-] Siglo XXI
Materiales
1) pizarra (bloque de piedra delantero); 2) granito (bloque de piedra trasero); 3) acero corten (letras del nombre de José Antonio Labordeta).
Dimensiones

0,7 x 2 x 0,555 m.

Cronología
16 de octubre de 2011(inauguración).
Promotor

Ayuntamiento de Zaragoza.

Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza.
Inscripciones

1) en letras de acero corten sobre el bloque de piedra delantero: JOSE ANTONIO LABORDETA; 2) en letras cinceladas y pintadas en el extremo izquierdo de la parte alta de la cara frontal del bloque de piedra trasero: PARQUE; y 3) en letras cinceladas y pintadas en el extremo derecho de la parte alta de la cara frontal del bloque de piedra trasero: 1935 2010.

José Antonio Labordeta Subías fue un destacado cantautor, escritor, docente y político aragonés. Nació en Zaragoza el 10 de marzo de 1935 en el seno de una familia de gran cultura. Los estudios primarios los cursó en el Colegio Alemán de Zaragoza y en la propia escuela que su familia regentaba, donde también realizó el bachillerato. Posteriormente se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza. El 29 de septiembre de 1963 se casó con Juana de Grandes, con la que tuvo tres hijas: Ana, Ángela y Paula, y muy poco después, ya en 1964, se presentó a las oposiciones de Enseñanzas Medias, que aprobó, siendo destinado como profesor de Historia, Arte y Geografía al Instituto Ibáñez Martín de Teruel, ciudad en la que residió seis años haciendo gala de sus grandes dotes como docente tanto en dicho instituto como en el Colegio Menor San Pablo. Precisamente al final de dicha etapa, en 1968, fue cuando inició su larga carrera como cantautor de profundo compromiso político y social, faceta que le dio gran fama a nivel nacional y por la que hoy es más querido y recordado, que se desarrolló fundamentalmente durante los años 70, coincidiendo con la Transición (con álbumes como Tiempo de espera o Cantes de la tierra adentro), y 80, pero también en los 90.

A su regreso a Zaragoza en 1970 siguió dedicándose a la docencia, impartiendo clase en el Colegio Buen Pastor y en el Instituto Ramón Pignatelli. En esos primeros años de la década de los 70 dio rienda suelta a otra de sus facetas, la de poeta (con la publicación de los poemarios Cantar y callar, Treinta y cinco veces uno, y Tribulatorio), que había comenzado mucho antes que la de cantautor, ya a finales de los 50, e inició su trayectoria como escritor de prosa. También se convirtió en un auténtico agitador cultural, siendo buena muestra de ello la fundación en 1972 de la revista Andalán junto con Eloy Fernández Clemente. A partir de mediados de los 70, coincidiendo con la Transición, intensificó su faceta como cantautor y dio el salto a la política, participando en 1976 en la creación del Partido Socialista de Aragón. Posteriormente se presentó al Senado por Izquierda Unida, y mucho después, ya en el año 2000, obtuvo un escaño en el Congreso por Zaragoza representando a Chunta Aragonesista, labor que desempeñó hasta 2008 tras haber sido reelegido en 2004. Durante dicho periodo se convirtió en uno de los parlamentarios más queridos por su franqueza, capacidad de trabajo y su estilo desenfadado y cercano al ciudadano. Previamente, en la segunda mitad de los años 90, había desempeñado también otra labor que le había proporcionado gran popularidad a nivel nacional, la de guionista y protagonista del popular programa de TVE Un país en la mochila. Falleció en Zaragoza el 19 de septiembre de 2010 a la edad de 75 años tras recibir numerosos reconocimientos públicos.

El 23 de septiembre de 2010, sólo cuatro días después del fallecimiento del gran cantautor, escritor, docente y político aragonés José Antonio Labordeta, el Ayuntamiento de Zaragoza, tras acordarlo con la mayor parte de los grupos políticos en él representados, decidió denominar como Parque Grande José Antonio Labordeta al pulmón verde de la ciudad, que hasta entonces había llevado el nombre del dictador Miguel Primo de Rivera. Este gesto, que se enmarcó dentro de los grandes actos de reconocimiento popular que siguieron a la muerte del cantautor, entre los que se incluyó el intento fallido de que su Canto a la Libertad fuera el nuevo himno de Aragón, se vio secundado pocos meses después por la decisión municipal de erigir en el parque al que se había dado su nombre un memorial que honrara y perpetuara su memoria y a la vez "oficializara" el cambio de denominación de dicha zona verde. El proyecto fue impulsado desde el Servicio de Parques y Jardines, cuyo responsable se entrevistó con la viuda del cantautor, Juana de Grandes, para indicarle la ubicación elegida, el parterre situado a la entrada del parque, que le pareció muy bien, y para presentarle los bocetos de dos diseños que se habían elaborado con el fin de que eligiera uno. La viuda escogió el más "minimalista" y de menor altura, que al parecer le gustó mucho, con el fin de evitar que pudiera tapar la perspectiva de El Batallador y dado que reflejaba mejor el carácter sobrio y sencillo de su marido.

El memorial, que fue diseñado por el arquitecto municipal Miguel Fontgivell, no llegó a tiempo para poder ser inaugurado coincidiendo con el primer aniversario del fallecimiento de Labordeta, que se cumplió el 19 de septiembre de 2011, a causa del retraso en el envío de las dos piezas de piedra que lo iban a componer desde la cantera gallega que se encargaba de ellas. Finalmente, el memorial se inauguró un mes después, en la mañana del 16 de octubre de 2011, último día de las Fiestas del Pilar, en un emotivo acto al que asistieron, entre otros: el alcalde Juan Alberto Belloch; la viuda de Labordeta, que dirigió unas emocionadas palabras a los presentes; dos de sus hijas, Ángela y Paula; dos nietas del cantautor; numerosos amigos y familiares; un nutrido grupo de representantes del mundo de la cultura, como Luis Alegre, Antón Castro, José Luis Melero o Antonio Pérez Lasheras; miembros del equipo de gobierno municipal como el vicealcalde Fernando Gimeno, los consejeros municipales Carlos Pérez Anadón y Jerónimo Blasco, o la concejala Lola Campos; representantes de CHA, PSOE e IU; y numerosos admiradores y personas anónimas que quisieron estar presentes.

El Memorial de José Antonio Labordeta es una sencilla composición geométrica abstracta de escasa altura (0,7 metros) y poca profundidad (0,555 metros) formada a partir de dos bloques de piedra de formato general cuadrangular, de aspecto y dimensiones distintas, que se superponen sin llegar a tocarse y que se disponen de manera inclinada y escalonada generando un interesante juego de volúmenes y un marcado contraste de luces y sombras. El bloque delantero, de 0,5 metros de altura y 1,6 de anchura, es el de menores dimensiones y está realizado en pizarra desbastada, por lo que su coloración es muy oscura, casi negra, y contrasta de manera muy marcada con el bloque trasero, que presenta perfil trapezoidal y es de granito claro de acabado rugoso y dimensiones notablemente mayores, tanto en altura, 0,7 metros, como anchura, 2 metros. Precisamente, en el contraste acentuado entre ambos bloques pétreos en aspectos como la coloración, la textura de sus acabados, sus dimensiones o su colocación, es donde reside la fuerza plástica de la sencilla pieza ideada por el arquitecto municipal Miguel Fontgivell, que responde a unos criterios estéticos minimalistas que pretenden reflejar el carácter austero, noble, franco y muy apegado a la tierra de José Antonio Labordeta.

Los dos bloques de piedra, curiosamente de procedencia gallega y no aragonesa como hubiera sido lógico atendiendo al profundo aragonesismo del que siempre hizo gala Labordeta, se complementan con el nombre del homenajeado en letras mayúsculas voladas de acero corten dispuestas sobre la gran losa de pizarra, las cuales proyectan su sombra sobre el bloque trasero de granito, que a su vez presenta la parte alta de su cara frontal cincelada con la palabra "parque" (también en mayúsculas) en su extremo izquierdo y con las fechas de nacimiento y muerte del cantautor "1935 2010" en su extremo derecho. Esto permite que la obra cumpla una doble función: la de servir de monumento dedicado a la memoria de Labordeta y la de recordar la nueva denominación del histórico parque que la acoge, sobre todo teniendo en cuenta su excelente ubicación frente a la entrada principal a dicha zona verde.

Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Hombres
Metal Piedra
Letras Educación Política Música y Artes Escénicas
Autor de la Ficha
Javier MARTÍNEZ MOLINA
Bibliografía
  • ANÓNIMO, "El alcalde inaugura el memorial a Labordeta", en El Periódico de Aragón, (Zaragoza, 16-X-2011), s. p. (edición digital).
  • ANÓNIMO, "Un monumento que refleja el carácter del homenajeado", en El Periódico de Aragón, (Zaragoza, 17-X-2011), s. p. (edición digital).
  • D. L. G., "El memorial de Labordeta en su parque se inaugurará mañana", en El Periódico de Aragón, (Zaragoza, 15-X-2011), s. p. (edición digital).
  • EFE, "El Parque Grande será José Antonio Labordeta", en Heraldo de Aragón, (Zaragoza, 23-IX-2010), s. p. (edición digital).
  • EFE, "Labordeta ya tiene monolito en el parque que lleva su nombre", en Heraldo de Aragón, (Zaragoza, 16-X-2011), s. p. (edición digital).
  • EFE, "Zaragoza inaugurará un monumento conmemorativo en honor de Labordeta", en Heraldo de Aragón, (Zaragoza, 14-X-2011), s. p. (edición digital).
  • F. V. L., "Labordeta ya tiene su parque", en El Periódico de Aragón, (Zaragoza, 17-X-2011), s. p. (edición digital).
  • RIVASÉS LACRUZ, Teresa, "Zaragoza recuerda a Labordeta con un memorial", en Aragón Digital, (Zaragoza, 16-X-2011), s. p. (edición digital).