Sin título

Política Milicia Víctimas
Autor/es
(Muralista)
Gustavo Chávez Pavón (México) defiende, por medio de la pintura mural, una visión comprometida del arte a través del cual acercar la creación artística a todos los pueblos, pero también actuar como altavoz con el que difundir el mensaje de los oprimidos y de los más desfavorecidos. De acuerdo con esta concepción, Chávez pone en práctica, en muchos de sus proyectos, un proceso de creación comunitario que le permite ahondar en su visión social de la creación. Chávez ha dejado sus pinturas en el muro que separa Palestina de Israel así como en Venezuela, Argentina, Suecia, Dinamarca o México, donde ha impulsado el proyecto “Los muros en la educación”, que le ha llevado a decorar los muros de los colegios mexicanos.
Colaboradores
Asistentes al seminario, estudiantes y voluntarios (Su nombres son detallados en el apartado de inscripciones)
Emplazamiento
Pared del frontón situado junto al Colegio Mayor Santa Isabel (Campus San Francisco de la Universidad de Zaragoza)
Periodo
[2001-] Siglo XXI
Materiales
Pintura acrílica
Dimensiones
60 m2 aproximadamente
Cronología
Realización del 23 al 28 de abril de 2010
Promotor
Plataforma de Solidaridad con Chiapas de Aragón
Propietario
Universidad de Zaragoza
Inscripciones

En la escena central aparece la siguiente inscripción:

"Este mural es un esfuerzo colectivo que se realizó por la invitación y gestión de la "Plataforma de Solidaridad de Chiapas d Aragón ". Y se dona a la Universidad de Zaragoza con el espíritu de crear lazos solidarios con los pueblos que luchan por la libertad por la dignidad y por la justicia.

Inés Zamora-Ivana Turégano-Andrea Marín-Rocío Eslava-Rubén Artigot-Sergio Ortas-Héctor Martínez-Javier Itxaso-Lucía Miguel-José Andrés López-Lorena López-Dido Almárcegui-Fernando Martínez-Nati Almárcegui-Eduardo García-Teresa López-Manuel Pellicer-Natalia Barrado-Daniel Jiménez-Leticia Martínez-Chucho Mateos y José Antonio Turégano.

Gustavo Chávez P.

Con el espíritu de un encuentro de luchas

En el X Aniversario del Seminario de Solidaridad Política

Y seguimos andando...

Zaragoza Estado Español

28-Abril-2010"

En el mes de abril de 2010, la Universidad de Zaragoza acogía el X Seminario de Solidaridad Política que, bajo el título "Igual que la lechuza al caer la tarde", reflexionaba sobre temas diversos relacionados con la inmigración, medios de comunicación alternativos, etc. Además de las sesiones y de las mesas redondas, la Plataforma de Solidaridad con Chiapas de Aragón decidió incluir en el programa de actividades la realización de una pintura mural con la que celebrar el décimo aniversario de estos seminarios; el encargo fue encomendado al muralista mexicano Gustavo Chávez Pavón que, además de intervenir en una de las sesiones del programa, realizó esta obra de manera totalmente gratuita durante los días en que tuvo lugar la celebración del seminario. Chávez actuó como la batuta de este proyecto mural, que contó para su ejecución con la colaboración de un numeroso grupo de personas, principalmente asistentes al seminario y estudiantes de la Universidad de Zaragoza, continuando así con la acción comunitaria habitual dentro de su trayectoria artística. La Plataforma de Solidaridad de Chiapas de Aragón donó esta obra a la Universidad de Zaragoza en un acto oficial celebrado el 29 de abril de 2010.

Siguiendo la línea argumental del seminario así como sus propias convicciones ideológicas, Chávez concibe este mural como un tríptico en el que reivindica la lucha de los pueblos oprimidos, en concreto, el caso de Palestina y el movimiento zapatista de Chiapas, representadas a través de las mujeres como parte esencial de este combate. En la izquierda, aparece una mujer palestina, cubierta con la característica kuffiya, mientras sostiene entre sus manos una paloma como emblema de la Paz, una imagen muy similar a la que el pintor había dejado años antes en el mural que pintó para la fachada de la sede zaragozana de la Confederación General del Trabajo. Esta representación se complementa en la derecha con la efigie de una mujer que simboliza la causa zapatista, tocada también con otro pañuelo, prenda habitual entre los integrantes del EZLN, y acompañada de varios ejemplares de colibrí, ave originaria de América, donde es un símbolo de renovación, de amor y, además, del alma de los guerreros muertos en combate.

Ambas dirigen su mirada a la escena central, donde el paralelismo establecido entre la mujer palestina y la chiapaneca culmina en la representación de dos mujeres que, como símbolo del Norte y del Sur, danzan y se comunican entre sí para referirse al deseo de unión de la Humanidad. Toda la composición se acompaña de símbolos y motivos decorativos procedentes de diferentes culturas, principalmente de origen precolombino.

Para trasladar este mensaje, Chávez y el equipo de trabajo recurren a una paleta muy colorista que, junto con la superposición de pinceladas sueltas, potencia el intenso significado del mural.

Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Alegoría Mujeres Animales
Pinturas
Política Milicia Víctimas
Autor de la Ficha
Mª Luisa GRAU TELLO