Mural en Pasaje San Clemente (Sin título)


Autor/es
(Ceramista)
Jesús Barranco nace en Zaragoza en 1952. Es pintor, escultor y ceramista. Se inicia en el mundo de la cerámica en Muresa (Murales y Revestimientos S.A.) en 1972. La empresa, fundada en 1969 por Galdeano y Grávalos, entre otros, se dedicaba a la fabricación de distintos tipos normalizados de azulejos y la realización de murales no seriados. En Muresa colabora en la parte artística con Grávalos o José María González Ballesteros «Gomballest», entre otros. Cuando en 1975 cierra la empresa, Jesús Barranco continúa trabajando y experimentando con la cerámica. En la actualidad vive y tiene su taller en Almonacid de la Cuba.
(Ceramista)
Alfredo Díaz “ALDI” (Mendavia, Navarra, 1945 – Pamplona, 2008) cursó estudios de Filosofía y Letras y Pintura. Se inicia en el mundo de la cerámica en Muresa (Murales y Revestimientos S.A.) en 1972. La empresa, fundada en 1969 por Galdeano y Grávalos, entre otros, se dedicaba a la fabricación de distintos tipos normalizados de azulejos y la realización de murales no seriados. En Muresa colabora en la parte artística con Grávalos o José María González Ballesteros «Gomballest», entre otros.
Emplazamiento
Pasaje San Clemente, Calle San Clemente 6-8-10
Periodo
[1937-1975] Periodo Franquista
Materiales
Arcilla. Vidriado (alta temperatura)
Dimensiones

185 x 593 x 12 cm

Cronología
1975
Promotor
Golmar S.A.
Inscripciones

Firmado y fechado:

"ALDI / 75" en parte central inferior

"J. Barranco" en parte inferior derecha

"MURESA"(cortado) en parte superior derecha

en 1970 Golmar S.A. solicita licencia para la construcción de un edificio de viviendas, oficinas y un centro comercial, siendo el arquitecto encargado del proyecto José L. Rivero Solano. Posiblemente el encargo llegue a Muresa a través del representante de Golmar, Francisco González Lacueva, quien ya había incorporado murales de Cuní y Galdeano en otros edificios de su promoción.

Alfredo Díaz "ALDI" y Jesús Barranco se inician en la cerámica en la empresa MURESA en 1972. Juntos o por separado, realizan numerosos murales de aplicación arquitectónica en los que suele aparecer el nombre de la empresa.

Se trata de un mural de carácter escultórico con relieves acentuados, cuyo tema central es una flor a modo de espiral, como símbolo eterno, principio de la energía y de la expansión, representación de lo misterioso y mágico. En la parte derecha superior destaca la presencia de un sol incandescente en verdes, amarillos y naranjas.

Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Formas
Cerámica
Autor de la Ficha
Sonia ARILLA SATUÉ