El Peregrino

Religiones y Mitos
Autor/es
(Escultor)
Hijo y nieto de herreros, Jesús Guallar Rodrigo nació en Blancas (Teruel), en 1956, aunque desde su infancia vive en Zaragoza, donde estudió Filosofía y Letras y se inició de forma autodidacta en la escultura. Es miembro de la Asociación de Artistas Plásticos Goya y asiduo de exposiciones o convocatorias de diferente tipo, siempre con esculturas en hierro, habitualmente realizadas con materiales reciclados. Tiene esculturas públicas en Zaragoza y en su pueblo natal.
Emplazamiento
Plaza José Ramón Arana del barrio rural de Garrapinillos, junto a la Alcaldía del barrio y el Centro Cívico "Antonio Beltrán Martínez".
Periodo
[2001-] Siglo XXI
Materiales
Hierros de desecho reciclados y soldados (planchas, cadenas, varillas…); pintura (recubrimiento protector y unificador).
Dimensiones

Base: 0,04 x 1,40 x 1,22 m.

Escultura: 2 x 0,67 x 0,95 m.
Cronología

Realización de la pieza(2001); instalación en su emplazamiento(junio de 2009); adquisición de la pieza por parte de la Alcaldía de Garrapinillos(segunda mitad de 2009).

Promotor
Alcaldía-Junta Vecinal de Garrapinillos (adquisición de la obra).
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza.
Inscripciones
En uno de los faldones del hábito que lleva El Peregrino: JGR 2001.
Jesús Guallar Rodrigo, natural de la localidad de Blancas (Teruel), es un artista autodidacta especializado en la realización de piezas escultóricas a partir de hierros de desecho reutilizados, para lo cual emplea los conocimientos heredados y aprendidos de su familia de herreros. Precisamente, en junio de 2009 llevó a cabo en el Centro Cívico "Antonio Beltrán Martínez" del barrio rural de Garrapinillos una exposición individual de obras suyas realizadas a partir de hierros reciclados, que llevó por título "Hierros IX". En dicha muestra, las piezas de pequeño y mediano formato se colocaron en diversos espacios interiores del recinto (hall, escalera, salón de actos) de tal manera que las gentes del barrio pudieran interactuar con ellas al salirles al paso sin necesidad de buscarlas, dado que no se concentraron en una sala de exposiciones como tal sino en los espacios comunes del centro. Por su parte, las piezas de gran formato se colocaron en los exteriores del recinto, en la Plaza de José Ramón Arana, con el fin de que pudieran contemplarse en relación con el entorno circundante y con los propios jardines de la plaza, y de ellas destacaron dos, El Peregrino y Cigüeña, que gustaron especialmente, tanto por la acertada y vistosa ubicación elegida para cada una de ellas, como por su propio aspecto, temática y resolución. Por este motivo, la Junta Vecinal de Garrapinillos acordó que se compraran estas dos esculturas con el dinero de la herencia de un antiguo médico muy vinculado al lugar, Victor Ruíz Meléndez, que había donado al barrio con el fin de que se dedicara a la realización de mejoras en el mismo. En vista de esto, la Alcaldía de Garrapinillos procedió a la compra de las dos esculturas, que no hubo que instalar como tal, ya que simplemente se dejaron en el mismo sitio donde se habían colocado para la exposición dado que no se habían llegado a retirar. De esta manera se contribuía a embellecer el barrio y a enriquecerlo desde un punto de vista artístico.

El Peregrino es una escultura figurativa de tamaño natural, aunque de rasgos simplificados, realizada mediante elementos de hierro de desecho reciclados (varillas, cadenas, piezas industriales, chapas diversas…), objetos aparentemente inservibles que, tras ser seleccionados, trabajados, soldados entre sí y pintados, cobraron la forma de un peregrino barbado y encapuchado de gesto adusto y reconcentrado, que viste hábito de monje, incluido el característico cíngulo que ciñe en su cintura (resuelto mediante una gruesa cadena) y el original crucifijo que porta en sus manos (lleva también una flauta colgada a la espalda). A través de la acertada combinación de estos elementos diversos y de un manejo versatil de las técnicas de la forja y la soldadura, aprendidas de sus antepasados herreros, Jesús Guallar logró crear una pieza efectista que se caracteriza por la rudeza de sus acabados, rudeza que deriva del origen y cualidades de los singulares materiales que la componen y de la propia técnica de la soldadura.

De la escultura de Guallar destacan aspectos como: 1) la acertada sugerencia de los volumenes de la figura mediante la combinación distintas chapas metálicas y los huecos que éstas dejan entre sí; 2) la correcta proporción de sus miembros, algo muy bien resuelto a pesar de las limitaciones impuestas por las especiales características de los materiales empleados; o 3) el contraste existente entre ciertas zonas de la pieza resueltas de manera muy simplificada y sintética, y otras acabadas con un gran detallismo, aunque algo naif, como el rostro del peregrino o sus pies. 

La obra El Peregrino puede ser considerada heredera, por lo menos en parte, de una tendencia escultórica que tuvo mucho arraigo en Aragón durante la segunda mitad de los años 60 y la mayor parte de los 70, consistente en la realización de esculturas figurativas de rasgos sintéticos, normalmente de gran formato, mediante planchas de acero soldadas (combinadas en menor medida con otros elementos metálicos), tendencia en la que destacó especialmente el gran escultor turolense José Gonzalvo Vives, pero también otros artistas que posteriormente derivaron hacia propuestas escultóricas muy distintas, como el oscense Ángel Orensanz, que en su Monumento a la Jacetania (1969) representó precisamente un colosal peregrino del Camino de Santiago, de siete metros de altura, que puede ser considerado, salvando las distancias, un antecedente de El Peregrino creado por Jesús Guallar, tanto a nivel temático como técnico y formal. A su vez, el reaprovechamiento de elementos metálicos de desecho tampoco es nuevo, sino que tuvo también notable arraigo entre numerosos artistas españoles, especialmente a finales de los 60 y durante los 70, como fue el caso, a nivel zaragozano, del escultor Iñaki, que realizó varias obra de este tipo, aunque abstractas, como Exaltación al Trabajo (1969) o Monumento al Canal (1985).  

Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Hombres
Metal
Religiones y Mitos
Autor de la Ficha
Javier MARTÍNEZ MOLINA
Bibliografía
  • ANÓNIMO, "El artista Jesús Guallar expone sus esculturas de hierro en el Edificio Multiusos de la capital turolense", en Europa Press, (Teruel, 15-II-2010), s. p. (edición digital).
  • BASARTE, M., "Jesús Guallar expone esta semana en el edificio de la Plaza de Amantes", en www.cope.es, (Teruel, 16-II-2010), s. p. (edición digital).        
  • LORENTE, J. P., El escultor Ángel Orensanz: un artista global en la esfera pública, Zaragoza, Ed. Aqua, 2008, pp. 43-55.       
  • www.xiloca.com (Xilocapedia)        
  • www.cpcalzar.educa.aragon.es