Fuente de las Aguadoras

Memoria, Leyendas y Tradiciones
Autor/es
(Escultora)
Luisa Granero Sierra (Barcelona, 1924), estudió en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona, fue discípula de Jaime Otero, y esposa de Enrique Galcera. También ella ha cultivado, además de la escultura devocional, el retrato, un clasiquizante estilo de figuración heredera del noucentisme, y protagonizada por figuras femeninas de formas redondeadas, a menudo desnudas. Con ellas ha obtenido diversos premios y medallas en certámenes españoles, entre ellos el Ciutat de Barcelona.
Emplazamiento
Inicio de la Avenida Compromiso de Caspe
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
Fuente de piedra, figuras de bronce
Dimensiones

Altura del parterre: 0,32 m.

Altura máxima de la fuente: 2,6 m.

Altura del estanque de la fuente: 0,65m.

Diámetro de la fuente: 5,2 m.

Figuras:

Alto: 1,85 m, excepto la aguadora que está sentada cuya altura es 1,56 m.

Anchura y profundidad (aprox.): 0,6 m x 0,32 m. (Son las medidas de las figuras sin tener en cuenta sus posturas).
Cronología
1980
Promotor
Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza, a propuesta de la Asociación de Vecinos del barrio de Las Fuentes
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza

Paradójico resultaba que en el barrio de !as Fuentes no hubiera ninguna fuente ornamental, así queeso fue durante años uno de los anhelos más insistentes de los vecinos. Para darle respuesta, el Ayuntamiento encargó una al Servicio de Parques y Jardines: Rafael Barnola dibujó un boceto y se puso en contacto con Enrique Galcera, el autor de La Siesta, quien trasladó el encargo a su esposa.

Modeladas en escala ligeramente superior al tamaño natural, cuatro figuras femeninas, tres de las cuales portan cántaros de agua, quedan posicionadas de dos en dos, en planos diametralmente opuestos en torno a una fuente circular, describiendo en un caso un momento de aproximación y atenta comunicación entre una figura adulta y otra adolescente, y registrando, en el otro par, un momento de distante y silenciosa observación recíproca entre dos mujeres adultas, cuya postura y fisionomia sugieren discrepancias culturales y de color.

Producida en el contexto del "retorno a la escultura" que marcó el inicio de la década de los ochenta, esta pieza se reafirma en los valores plásticos de la escultura figurativa. Las cualidades formales del modelado del cuerpo femenino, derivadas del clasicismo mediterráneo de Maillol y de la escultura noucentista catalana, se actualizan de forma ejemplar a través de la presentación de dos situaciones realistas de interacción humana, protagonizadas por dos pares de figuras que desempeñan distintos comportamientos y actitudes.

Vestidas con ropas ligeras y sencillas, las figuras expresan una discreta sensualidad que armoniza bien con la tradición clásica y los mitos ligados al acto ancestral de ir a la fuente, cuyo carácter pagano se refuerza por la simbologia de las cabezas de carnero que adornan el elemento central.
Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Mujeres Fuentes Objetos
Metal Piedra Agua
Memoria, Leyendas y Tradiciones
Autor de la Ficha
José Guilherme ABREU
Bibliografía
  • ABAD ROMÉU, C. et al, Inventario de Bienes Histórico – Artísticos del Ayuntamiento, Zaragoza, 1995, p. 313 (por error aparece la autora como Luisa Gramero).
  • FERRANDEZ VALENZUELA, M. et al, Fuentes de Zaragoza, Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza-Fomento de Construcciones y Contratas, 2002, p. 56.
  • VALTECSA: Inventario de los monumentos en la vía pública,Zaragoza: Ayto de Zaragoza. 2000 (nº 159 del inventario).