Monumento al Olmo

Arte del Paisaje
Autor/es
(Ingeniero de Montes, Paisajista, Escultor, Pintor)
Rafael Barnola Usano (Almazán, 1926), doctor ingeniero de montes y miembro de varias sociedades o academias en la especialidad de paisajismo, galardonado entre otros premios con la Encomienda del Mérito Agrícola, fue Ingeniero Director del Servicio de Parques y Jardines del Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza desde que ganó dicha plaza por oposición en 1970 hasta su jubilación en 1991. Desde dicho cargo dirigió la reforma de zonas verdes emblemáticas (como el Parque Bruil, el del Cabezo Palomar, el Pignatelli, el Jardín Botánico y otras áreas del Primo de Rivera ¿para el que diseñó la cascada y fuentes a los pies del Batallador¿, o el del Tío Jorge) y la realización de más de 200 nuevos proyectos, entre los que destacan parques (los de la Aljafería, Delicias, Macanaz, Miralbueno, La Paz-Torrero), plazas (la de Salamero, la de Santo Domingo Sabio) y avenidas con arbolado (el Paseo Constitución, el Paseo del Barrio Oliver). Por concurso o contrato particular, también ha diseñado el ajardinamiento de nuevas urbanizaciones, tanto en Zaragoza (Jardines de Anento, Parque Miraflores, Sedetania, etc.), como en otras ciudades. En muchos de estos proyectos ha incorporado la colaboración de artistas y artesanos, un colectivo con el que siempre le ha gustado relacionarse, toda vez que él mismo cultiva con aprovechamiento la pintura, la escultura y la poesía.
Colaboradores
Su hijo, el arquitecto Rafael Barnola Portolés
Emplazamiento
Jardines de Anento, Vadorrey
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
Troncos de olmos cabeza abajo, doble anillo octoédrico de vigas de hierro, rótulo de piedra enmarcado en hierro, escalinata y empalizada realizadas con antiguas traviesas de madera del ferrocarril
Dimensiones

8 m de altura y 5 m de diámetro

Cronología
1992
Promotor

Junta de Compensación del Polígono 51

Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones

En el rótulo de piedra del interior un poema del propio R. Barnola Usano:

AL OLMO. Goliat de hongo enano que hoy te abate/ columna y viga del hogar humano/ derrochaste poder como magnate/ que llega a su crepúsculo temprano/ enhiesto y orgulloso, punta al cielo/ fuiste del bosque, príncipe y abuelo/ más aquí terminó tu vida altiva/ y al ver tu ruina de hoy, pensar me espanta,/ que has de vivir, aunque de pies arriba, / mucho más tiempo que quien hoy te planta.

Ya jubilado, Rafael Barnola ha seguido proyectando jardines en Zaragoza, como este en el que además de los consabidos espacios de juegos infantiles, fuentes, kioskos y otros mobiliarios urbanos, volvió a alzar un pequeño escenario elevado y monumental. La idea de que fuera un monumento al olmo deriva de la epidemia que había asolado poco antes los olmos de toda Europa, incluso los centenarios que presidían algunas de las plazas mayores de nuestros pueblos: esta plaga ya había inspirado a Barnola el poema aquí trascrito, e inspirándose en él hizo colocar cabeza abajo ocho ejemplares extintos, cuyas raíces elevan al cielo su lastimera estampa.

Monumento muy en la línea de la conjunción arte-naturaleza, que tanto se ha desarrollado a finales del siglo XX y principios del XXI, y de la cual hay buenos ejemplos encargados a autores de nivel internacional en Aragón.
Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Escritura Alegoría
Naturaleza Madera Piedra Metal
Arte del Paisaje
Autor de la Ficha
Jesús Pedro LORENTE
Bibliografía
VALTECSA: Inventario de los monumentos en la vía pública,Zaragoza: Ayto de Zaragoza. 2000 (nº 196 del inventario ).