Sin título. (Sueño). Mural cerámico en el Jardín de la Memoria


Autor/es
(Ceramista)
Fernando Malo nace en Zaragoza en 1957. Estudia en la Escuela Masana, Barcelona, de 1976 a 1981. Ceramista y restaurador de monumentos públicos. En 1982 contribuye a las actividades en la Plaza San Felipe, de Zaragoza, en torno a la cerámica. En 1984 participa en la organización de la I Feria Nacional de Cerámica Creativa, en 1985 es miembro fundador del colectivo Cerámica y Ceramistas y en 2001 forma parte del Comité de Organización de CERCO, Feria Internacional de Cerámica Contemporánea, Zaragoza.
(Pintor )
Nace en Cintruéñigo (Navarra) el 29 de marzo de 1945. Desde 1949 vive en Zaragoza, donde se formó como pintor, en la Academia Cañada, aunque también estuvo interesado por el tapiz en una primera época de su trayectoria creativa. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad San Jorge de Barcelona. Desde 1978 es profesor de Dibujo en un Instituto de Enseñanza Media y desde 1995 es nombrado catedrático de Dibujo en el mismo centro. Miembro fundador del Colectivo Plástico de Zaragoza, fundado durante el verano de 1975.
Emplazamiento
Parque Jardín de la Memoria.
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
hormigón y cerámica
Dimensiones
9 m. de altura (muy variable por su forma irregular) x 69 metros aproximadamente
Cronología
1991
Promotor
Asociación de Vecinos de San José
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza.
Mural de muy notables dimensiones articulado en la zona baja del Parque Jardín de la Memoria, que se ubica cuando acaba la avenida de San José detrás de la antigua harinera cerca del Canal Imperial de Aragón. El mural es de hormigón, en el cual interviene Rubén Enciso con figuras humanas móviles y otras formas. El ceramista Fernando Malo contribuye con azulejos de banda estrecha, que ofrecen un exacto uso del movimiento por sus formas curvas y contrastan por su color con el hormigón. Asimismo, incorpora una serie de formas y enigmáticos rostros separados, siempre de cerámica, para romper el predominio del hormigón.
Estamos, sin duda, ante uno de los mejores y más logrados murales de Zaragoza, incluso dada su dificultad espacial irregular, el matiz diferente por el uso de dos materiales y la ejecución de dos artistas que trabajaron en perfecta simbiosis. Obra de arte total. En la actualidad tiene numerosas pintadas y unos siete aparatos azul intenso, paralelos al mural y a un metro de distancia, para que los ancianos realicen ejercicios, con lo cual anula la visión total de tan sobresaliente obra de arte. Justo al otro lado, en el mismo espacio, hay una gran pared de hormigón que habría sido un sitio ideal para ubicar dichos aparatos si hubiera habido un poco de inteligencia sensible.
Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Hombres Formas
Cerámica Hormigón
Autor de la Ficha
Manuel PÉREZ-LIZANO