Manos: Monumento a la protección del planeta

Arte del Paisaje
Autor/es
(Ingeniero de Montes, Paisajista, Escultor, Pintor)
Rafael Barnola Usano (Almazán, 1926), doctor ingeniero de montes y miembro de varias sociedades o academias en la especialidad de paisajismo, galardonado entre otros premios con la Encomienda del Mérito Agrícola, fue Ingeniero Director del Servicio de Parques y Jardines del Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza desde que ganó dicha plaza por oposición en 1970 hasta su jubilación en 1991. Desde dicho cargo dirigió la reforma de zonas verdes emblemáticas (como el Parque Bruil, el del Cabezo Palomar, el Pignatelli, el Jardín Botánico y otras áreas del Primo de Rivera ¿para el que diseñó la cascada y fuentes a los pies del Batallador¿, o el del Tío Jorge) y la realización de más de 200 nuevos proyectos, entre los que destacan parques (los de la Aljafería, Delicias, Macanaz, Miralbueno, La Paz-Torrero), plazas (la de Salamero, la de Santo Domingo Sabio) y avenidas con arbolado (el Paseo Constitución, el Paseo del Barrio Oliver). Por concurso o contrato particular, también ha diseñado el ajardinamiento de nuevas urbanizaciones, tanto en Zaragoza (Jardines de Anento, Parque Miraflores, Sedetania, etc.), como en otras ciudades. En muchos de estos proyectos ha incorporado la colaboración de artistas y artesanos, un colectivo con el que siempre le ha gustado relacionarse, toda vez que él mismo cultiva con aprovechamiento la pintura, la escultura y la poesía.
Colaboradores
la escultora madrileña María Luisa Ituarte Rozas es autora del globo terráqueo representado en esmalte.
Emplazamiento
Plaza del donante de órganos
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
esmalte para el globo terráqueo, hormigón proyectado para los brazos que lo sujetan y cemento para la base de la fuente
Dimensiones
base de la fuente 5 x 5m, altura total unos 8 metros
Cronología
1991
Promotor

Ayuntamiento de Zaragoza (Servicio de Parques y Jardines)

Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones

En el lado sur de la base, una sentencia de Rafael Barnola Usano:

DE QUE SERVIRÁ LA RIQUEZA

CUANDO NO HAYA UN PLANETA PARA VIVIR

Esta fuente-monumento complementa una plazoleta ajardinada en la que se instaló un parque de juegos infantiles y unas pérgolas para plantas trepadoras. También se la quiso ornar con esculturas, y Barnola tuvo la idea de colocar aquí una suya, de tema ecológico, casi como legado previo a su inminente jubilación al frente del Servicio de Parques y Jardines, donde una de sus primeras actuaciones había sido la zona verde en la Ciudad Jardín, muy cerca de aquí.

Las gigantescas manos que protegen la Tierra sin tocarla y se alzan a gran altura sobre el pequeño surtidor de agua, rompen con la anterior modestia escultórica de Barnola, que siempre hasta ahora había subordinado lo monumental al pasajismo. De nuevo lo vemos muy en línea con las tendencias artísticas y culturales del momento, con un canto a la ecología y a la fraternidad muy apropiado para esta plaza, que sirve a menudo de centro de reunión y exposición al aire libre de asociaciones vecinales en este populoso y cosmpolita barrio de las Delicias. Hay cerca un centro médico de la Seguridad Social, así que estos brazos generosos concuerdan bien con la dedicación de la plaza a los donantes.

Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Alegoría Fuentes
Hormigón Cerámica
Arte del Paisaje
Autor de la Ficha
Jesús Pedro LORENTE
Bibliografía
  • ABAD ROMÉU, C. et al, Inventario de Bienes Histórico – Artísticos del Ayuntamiento, Zaragoza, 1995, p. 155.
  • VALTECSA: Inventario de los monumentos en la vía pública,Zaragoza: Ayto de Zaragoza. 2000 (nº 99 del inventario).