Aragón en la Hispanidad

Arte del Paisaje Descubrimientos, exploraciones
Autor/es
(Ingeniero de Montes, Paisajista, Escultor, Pintor)
Rafael Barnola Usano (Almazán, 1926), doctor ingeniero de montes y miembro de varias sociedades o academias en la especialidad de paisajismo, galardonado entre otros premios con la Encomienda del Mérito Agrícola, fue Ingeniero Director del Servicio de Parques y Jardines del Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza desde que ganó dicha plaza por oposición en 1970 hasta su jubilación en 1991. Desde dicho cargo dirigió la reforma de zonas verdes emblemáticas (como el Parque Bruil, el del Cabezo Palomar, el Pignatelli, el Jardín Botánico y otras áreas del Primo de Rivera ¿para el que diseñó la cascada y fuentes a los pies del Batallador¿, o el del Tío Jorge) y la realización de más de 200 nuevos proyectos, entre los que destacan parques (los de la Aljafería, Delicias, Macanaz, Miralbueno, La Paz-Torrero), plazas (la de Salamero, la de Santo Domingo Sabio) y avenidas con arbolado (el Paseo Constitución, el Paseo del Barrio Oliver). Por concurso o contrato particular, también ha diseñado el ajardinamiento de nuevas urbanizaciones, tanto en Zaragoza (Jardines de Anento, Parque Miraflores, Sedetania, etc.), como en otras ciudades. En muchos de estos proyectos ha incorporado la colaboración de artistas y artesanos, un colectivo con el que siempre le ha gustado relacionarse, toda vez que él mismo cultiva con aprovechamiento la pintura, la escultura y la poesía.
Colaboradores
Teresa Granada, autora de las cerámicas
Emplazamiento
Parque de la Granja
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
Hormigón, piedra, gres termorrefractario
Dimensiones
4,5 m alto x 3 m. ancho x 1 profundidad
Cronología
1989
Promotor

Ayuntamiento de Zaragoza (Servicio de Parques y Jardines)

Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones

En el mapa de América de la parte posterior, van localizados los nombres de lugares con nombre aragonés y abajo la firma de la autora de las cerámicas, "T. GRANADA "(con el logo de una granada)

Esta fuente monumental al Oeste, el anfiteatro al Este y la avenida arbolada que los une, los concibió Barnola como un conjunto dedicado a la presencia de Aragón allende los mares. Por eso, la vegetación combina plantas mediterráneas —olivos y cipreses— con otras americanas —palmeras, magnolios—; y si en el anfiteatro colocó una pantalla de chapas metálicas con el mapa de la expansión de la Corona de Aragón por el Mediterráneo (muy vandalizado y en 2007 retirado para su eventual restauración), en esta fuente ideó una doble decoración americana en gres cerámico, que encargó a Teresa Granada: por detrás hay un mapa de América en el que se han marcado localidades con nombre aragonés, por delante las baldosas evocan a las tres carabelas surcando los mares. Dicha parte frontal, que da salida a tres chorrillos de agua, rellena el vano del hermoso portalón de piedra traído de una casa derribada en el casco histórico de Zaragoza, mientras que por detrás enmarca al embaldosado una estructura en hormigón.

Visto de lejos, causa gran impresión la silueta de este conjunto, que se alza sobre su reflejo en un estanque-acequia, culminando la perspectiva de una avenida arbolada: recuerda por ello el efecto de la puerta del Templo de Debod en Madrid, otro patrimonio arquitectónico reutilizado como arte público para posibilitar su conservación cuando la amenazó la picota. Este portalón traído de un caserón en el casco histórico es, desde luego, muy hermoso. Lástima que, a pesar de la barrera acuática y del uso de gres cerámico, supuestamente fácil de limpiar de graffitis, al ver de cerca la decoración —un tanto naif, en las figuras— la valoración estética quede algo rebajada… Aunque para los visitantes aragoneses no deja de ser un punto conmovedor, por motivos sentimentales, acercarse a leer algunos nombres de nuestra tierra localizados en el mapa de América; mientras que para la nutrida población inmigrante que pasea por el parque hoy día este mapa, y el del Mediterráneo al otro lado de la avenida, tendrán también sus propias connotaciones sentimentales.

Autor de la Ficha
Jesús Pedro LORENTE
Bibliografía
  • ABAD ROMÉU, C. et al, Inventario de Bienes Histórico – Artísticos del Ayuntamiento, Zaragoza, 1995, p. 156.
  • FERRANDEZ VALENZUELA, M. et al, Fuentes de Zaragoza, Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza-Fomento de Construcciones y Contratas, 2002, p. 64-65.
  • VALTECSA: Inventario de los monumentos en la vía pública,Zaragoza: Ayto de Zaragoza. 2000 (nº 149 del inventario).