Agua y viento


Autor/es
(Escultor)
Nacido en Castrejón de Trabancos (Valladolid) en 1938, Manuel López García emigró muy niño con su familia a Madrid, donde aprendió el oficio paterno de herrero y en la Escuela de Artes y Oficios "La Paloma" recibió una formación profesional como forjador y soldador. Pronto empezó a desarrollar una intensa actividad artística, que primero compaginó con un trabajo de chapista, pero en seguida se dedicó por completo a la escultura, animado por los éxitos en varios certámenes: en 1968 y 1969 sendas medallas de bronce y oro en el Concurso Barreiros, en 1972 1er premio de Escultura Villa de Móstoles, en 1973 1er premio en la Exposición Nacional de Belenistas de Valladolid, en 1974 medalla de bronce Picasso de Málaga, en 1977 premio Mutua Gral. Deportiva en la VI Bienal Internacional del Deporte en el Arte. Luego dejó de participar en concursos, para concentrarse en encargos de escultura pública, entre los que cabe citar ejemplos en Cuellar (Segovia), Madrid, Madrigal de las Altas Torres (Ávila), Medina del Campo (Valladolid), Olmedo (Valladolid), Oropesa de Mar (Castellón), Sabiñánigo (Huesca), Valterra (Navarra), Valladolid y Zaragoza. También ha cultivado la escultura en formato pequeño, siempre con temas figurativos, a menudo inspirados en temas religiosos, en obras de grandes maestros o en la tauromaquia.
(Ingeniero de Montes, Paisajista, Escultor, Pintor)
Rafael Barnola Usano (Almazán, 1926), doctor ingeniero de montes y miembro de varias sociedades o academias en la especialidad de paisajismo, galardonado entre otros premios con la Encomienda del Mérito Agrícola, fue Ingeniero Director del Servicio de Parques y Jardines del Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza desde que ganó dicha plaza por oposición en 1970 hasta su jubilación en 1991. Desde dicho cargo dirigió la reforma de zonas verdes emblemáticas (como el Parque Bruil, el del Cabezo Palomar, el Pignatelli, el Jardín Botánico y otras áreas del Primo de Rivera ¿para el que diseñó la cascada y fuentes a los pies del Batallador¿, o el del Tío Jorge) y la realización de más de 200 nuevos proyectos, entre los que destacan parques (los de la Aljafería, Delicias, Macanaz, Miralbueno, La Paz-Torrero), plazas (la de Salamero, la de Santo Domingo Sabio) y avenidas con arbolado (el Paseo Constitución, el Paseo del Barrio Oliver). Por concurso o contrato particular, también ha diseñado el ajardinamiento de nuevas urbanizaciones, tanto en Zaragoza (Jardines de Anento, Parque Miraflores, Sedetania, etc.), como en otras ciudades. En muchos de estos proyectos ha incorporado la colaboración de artistas y artesanos, un colectivo con el que siempre le ha gustado relacionarse, toda vez que él mismo cultiva con aprovechamiento la pintura, la escultura y la poesía.
Emplazamiento
Calle Carlos Oriz García
Periodo
[2001-] Siglo XXI
Materiales
hierro galvanizado patinado en tonos broncíneos
Dimensiones
la figura del hombre mide 2 m de alto, la de la mujer 1,8 m, la de la niña 1,5 m, y la del niño 1,4 m. El grupo tiene una anchura de 2,50 m y una profundidad de 1,20 m.
Cronología

proyecto de 2008, escultura instalada en octubre de 2009

Promotor

Junta de Compensación de la Urbanización de este Polígono

Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones
placa en el pedestal de hormigón que dice: "AGUA Y VIENTO. Manolo López-escultor. Rafael Barnola-paisajista. Zaragoza, 2008"

Escultura costeada por Construcciones Mariano López Navarro, empresa que urbanizó este polígono, iniciativa en la que participó el ingeniero paisajista Rafael Barnola, quien diseñó un boceto del monumento y propuso al escultor Mariano López para que lo llevara a cabo. Como en muchos parques diseñados por Barnola, también aquí hay una especie de kiosko o pérgola metálica, bajo la cual se sitúa una alberca de agua, donde se eleva el grupo escultórico.

El autor del célebre grupo escultórico de la Pareja paseando bajo un paraguas en el Paseo de la Constitución, que tantas otras esculturas y tantos lazos familiares tiene en Zaragoza, ha regresado a ella treinta y seis años después de la mano de Rafael Barnola, como en los viejos tiempos, para volver a interpretar un tema parecido: la pareja esta vez está acompañada de niños y toda la familia parece avanzar en fila con dificultad por la lluvia y el fuerte viento, tan propio de esta ciudad, que ha vuelto del revés el paraguas del más pequeño. El material sigue siendo el hierro, pues Manolo López no gusta de emplear el acero ni aún para emplazamientos rodeados de agua; pero el estilo es ahora menos expresionista, aunque sigue gustándole el trabajo por planos rectos.
Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Mujeres Infancia Hombres
Agua Metal Hormigón
Autor de la Ficha
Jesús Pedro LORENTE LORENTE