Relieves en el pórtico del edificio de la Confederación Hidrográfica del Ebro

Industria, Comercio y Agricultura
Autor/es
(Arquitecto y dibujante)
La faceta profesional más destacada de José Borobio Ojeda (Zaragoza, 1907-1984) fue la de arquitecto, título que obtuvo en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid en 1931. Pero además, y de manera inseparable, cultivó otras muchas actividades, fundamentalmente la de dibujante, que no abandonaría en toda su vida, vinculada a la cual se encuentra su trabajo como humorista, pintor y proyectista de grandes murales decorativos, cartelista y diseñador.
(Escultor)
El escultor zaragozano Félix Burriel (1888-1976), inició su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza, y en el taller del imaginero local Francisco Borja. Más tarde marchó a Madrid para trabajar en el taller del prestigioso escultor Mateo Inurria, cuya influencia será decisiva. Tras ganar una beca de la Diputación Provincial de Zaragoza, vivió en Roma y sobre todo en París entre 1926 y 1928, completando su dilatada formación. Fue profesor de dibujo artístico durante 32 años en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza. Realizó una vasta producción escultórica, de la que no es ajena la escultura urbana de su ciudad.
Colaboradores
se encargó a la industria marmolera Tomás Altuna, el sacado de puntos y el tallado de los mismos, siendo supervisado por Burriel.
Emplazamiento
Paseo de Sagasta, nº 24-26
Periodo
[1937-1975] Periodo Franquista
Materiales
piedra
Dimensiones
Cada uno de los dos relieves frontales (que miran al Paseo Sagasta) mide aprox. 2,75 x 1,5 m y cada uno de los dos relieves laterales 2,75 x 3,5m
Cronología
1938-1942
Promotor
Ministerio de Obras Públicas
Propietario
Confederación Hidrográfica del Ebro
El proyecto de edificio para la Confederación Hidrográfica del Ebro fue redactado por los arquitectos zaragozanos Regino y José Borobio en marzo de 1936. Hubo un anteproyecto, formulado por estos mismos profesionales y fechado en marzo de 1933, que resultó ganador del concurso convocado este mismo año para la realización de un edificio en el que debían instalarse los servicios dependientes del Ministerio de Obras Públicas. Su construcción se dilató en el tiempo, no dándose por terminada hasta el año 1944. El presupuesto estimado en el proyecto para las obras de escultura: 22.500 pesetas
Este edificio ha sido considerado como la obra cumbre del racionalismo aragonés. Presenta muros de ladrillo a cara vista, recurriéndose a la piedra para recubrir el zócalo tanto exterior como interior de las fachadas, en una altura de metro y medio. También es de piedra (de Calatorao) el revestimiento del pórtico, que se halla decorado con unos relieves alusivos a los fines de la entidad (agrícolas, ganaderos e industriales), que fueron diseñados por José Borobio en 1938, y encargados al escultor Félix Burriel, en la parte de modelos, y a la empresa Tomás Altuna en su ejecución, por acuerdo de la Junta de Gobierno de 20 de junio de 1942. El 20 de septiembre de este mismo año, se encargó a la industria marmolera Tomás Altuna el patinado de los mismos.
Se trata de cuatro relieves, dos de ellos emplazados en el frente del pórtico y otros dos en su lateral interno. En estos relieves se aprecian figuras de anatomía musculosa y proporcionada, captadas en acción y resueltas, por lo general, de perfil. La rotundidad de los volúmenes corpóreos, que se observa en los croquis realizados (lápiz sobre papel) por José Borobio, fue esquematizada en la ejecución. Estos dibujos se encuentran en la línea de la producción gráfica de José Borobio de estos años, tal como se constata en los bocetos que hizo para la decoración mural del desaparecido café-restaurante Salduba (plaza de la Constitución, 6-7; actual plaza de España) de Zaragoza o en los dibujos del álbum dedicado al mundo cinematográfico.
Por su parte, estos relieves tallados en piedra se caracterizan por su marcado realismo conseguido, en gran medida, por la captación de las figuras masculinas inmersas en distintas actividades. Asimismo, se encuentran relacionados con la obra escultórica de Burriel de este período, como la destinada a la decoración de la antigua Caja de Previsión Social (calle Joaquín Costa, 1) de Zaragoza, con una Alegoría del paso por la vida (1931). A este respecto, cabe recordar que fueron numerosas las ocasiones en las que los arquitectos Borobio y el escultor Burriel trabajaron conjuntamente, poniendo así de manifiesto la preocupación por la integración de las artes que persiguieron los profesionales de esta época.
Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Hombres
Piedra
Industria, Comercio y Agricultura
Autor de la Ficha
Mónica VÁZQUEZ ASTORGA
Bibliografía
  • AA.VV., José Bueno, 1884-1957 (1º centenario). Félix Burriel, 1888-1976 (catálogo de la exposición celebrada en el palacio de la Lonja de Zaragoza, del 6 al 28 de octubre de 1984), Zaragoza, Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza-Delegación de Difusión de la Cultura, 1984, pp. 19, 38, 52 y 53.
  • "Anteproyecto de edificio para la instalación de los servicios del Ministerio de Obras Públicas en Zaragoza", Arquitectura, núm. 171, Colegio Oficial de Arquitectos, julio de 1933, pp. 185-189.
  • LABORDA YNEVA, José, Confederación Hidrográfica del Ebro, Zaragoza, 1933-1946, Almería, Colegio de Arquitectos de Almería, 2001, p. 84.
  • MORÓN BUENO, José Ramón, Dos escultores zaragozanos: José Bueno y Félix Burriel (Tesis doctoral inédita, defendida en el Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza en 1990).
  • POZO MUNICIO, José Manuel y TENA NÚÑEZ, Luis, Edificio de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Zaragoza 1933. AACC1, Pamplona, T6 ediciones, 1999.
  • RÁBANOS FACI, Carmen, Vanguardia frente a tradición en la arquitectura aragonesa (1925-1939). El racionalismo, Zaragoza, Guara Editorial, 1984, p. 83.
  • VÁZQUEZ ASTORGA, Mónica, José Borobio. Su aportación a la arquitectura moderna, Zaragoza, Delegación del Gobierno en Aragón, 2007, pp. 202-214.
  • VÁZQUEZ ASTORGA, Mónica, José Borobio (1907-1984): una vida y una época contadas a través de imágenes, Zaragoza, Institución "Fernando el Católico" (C.S.I.C.), Excma. Diputación Provincial de Zaragoza, 2008, pp. 125-171 y 192-199.