Jardín de pensamientos

Arte del Paisaje Filosofía
Autor/es
(Escultor, fotógrafo. grabador, artista multimedia)
Nacido en Villanueva del Arzobispo (Jaén) en 1955, pero residente desde los dos años en Zaragoza, Ricardo Calero Fernández es uno de los escultores aragoneses con mayor proyección internacional. De 1969 a 1976, estudia por libre en la Escuela de Artes y Oficios y en diversas academias de Bellas artes de Zaragoza, especializándose en escultura y dibujo. Paralelamente comienza sus trabajos de fotografía. En 1974 realiza sus primeras exposiciones, desarrollando obras e instalaciones en un proceso de investigación y formación, obteniendo diversos premios en reconocimiento a su trabajo artístico. De 1980 a 1983 es profesor y director de la Escuela Municipal de Artes de Ejea de los Caballeros. En 1984 es nombrado director del área de creatividad de la Universidad Popular de Zaragoza. Entre 1985 y 1986 desarrolla cursos sobre plástica y creatividad para el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zaragoza. Ha sido profesor asociado, en la especialidad de escultura, de la Universidad Europea de Madrid. A lo largo de su trayectoria expositiva, que comenzó en 1974, ha realizado muestras individuales en museos y galerías de arte así como numerosas intervenciones, instalaciones y exposiciones colectivas en España, Francia, Alemania, Bélgica, Suiza, Italia, Portugal, Holanda, Austria, Rep. Checa, Eslovaquia, Turquía, Puerto Rico, México, Republica Dominicana, EE.UU., y Canadá. Su evolución artística se ha orientado principalmente al arte conceptual, a las instalaciones, al pensamiento ecológico y al arte de acción. En 1986 inicia sus acciones e intervenciones artísticas, que continua desarrollando en la actualidad, realizadas en distintos espacios públicos y cargadas de simbolismo y reflexión en torno a lo social en el arte. A partir de 1987, incorpora a sus obras elementos naturales, plantas, agua, vapor, esencias olorosas o sonidos, expandiendo así los límites de su trabajo escultórico y ampliando las posibilidades de percepción sensitiva de sus obras que se centran en el Espacio, los ¿paisajes¿ del Tiempo, La Memoria, y la Luz en la Naturaleza. En sus instalaciones de los años noventa sintetiza y depura su trabajo artístico, que desarrolla en las series: Vacíos de Ausencia, Silencios, Nunca es Nada, Nada, Más allá, Instantes de luz o Diálogos del natural. En los últimos años continua sus obras e intervenciones en torno a la naturaleza, ¿exterior e interior¿, y sus proyectos de Arte Publico concebidos para ser habitados por el hombre.
Emplazamiento
Avda San Gregorio nº 30: Jardines del Hospital Royo Villanova, junto al bar-cafetería y la entrada de visitantes
Periodo
[2001-] Siglo XXI
Materiales
Planchas de acero patinado, varillas de acero galvanizado, hiedra, enredaderas y hierba
Dimensiones
El solar tiene un perímetro de 30 x 15 m. En el centro hay una mesa de 0,74 m de altura x 5 m de anchura x 2,50 m. de profundidad compuesta por 16 planchas de acero superpuestas sobre una repisa de acero que sirve de base. Formando un arco, al fondo se han erigido a una altura de 2,5 m las diez letras la palabra ENCUENTROS a base de varillas de acero que forman prismas huecos de 31,5 cm de anchura y profundidad, en cuyo interior crecen las enredaderas. En un lateral se han instalado tres farolas de creciente altura, con 5, 6 y 7 metros respectivamente, que de noche iluminan la mesa de pensamientos.
Cronología
Realizado en 2008, inaugurado en enero de 2009
Promotor
Hospital Royo Villanova, Servicio Aragonés de Salud
Propietario
Hospital Royo Villanova, Servicio Aragonés de Salud
Inscripciones

Las varillas con enredaderas forman las letras de la palabra ENCUENTROS

En la mesa hay inscritas 52 palabras: TÚ AFECTO RECUERDOS PACIENCIA SERENIDAD VIDA EMOCIONES FE ALEGRÍA UNIÓN SUEÑOS ESPERANZA ILUSIÓN RAZÓN AMISTAD DESEOS ENTREGA DULZURA CARIÑO PENSAMIENTOS LEALTAD SOLIDARIDAD AMOR SONRISAS COMPROMISO ATENCIÓN COMPAÑERISMO SATISFACCIÓN FUERZA SALUD COMUNICACIÓN VALOR TERNURA COMPRENSIÓN SÍ PRUDENCIA SENTIMIENTOS ABRAZOS CONFIANZA LUZ FORTALEZA GENEROSIDAD NOSOTROS CONSUELO VITALIDAD SUERTE OPTIMISMO VOCACIÓN CONSTANCIA PAZ CALMA SIEMPRE...

Aprovechando el lugar abandonado dejado por la tala de unos antiguos pinos, esta escultura-jardín se ha ubicado en el pinar situado frente a la antigua entrada principal del hospital, que es ahora el ingreso para las visitas a los internos. Por eso, y porque está situada al lado del bar-cafetería (que tiene unos ventanales con vistas a esta intervención escultórica, tan apetecible para que jueguen allí los niños), se pensó en el lema ENCUENTROS para presidir esta obra conceptual, concebida para estimular la reflexión, la contemplación y el dialogo. Estas letras formadas con varillas donde trepan tres tipos de hiedras y enredaderas (Hedera Helix Hibérnica, Hedera Helix Oro y Parra hiedra virgen Parthenocissus), abrazan en disposición semicircular un espacio central protagonizado por una mesa construida a base un rimero de pesados "folios" (planchas de acero) superpuestos donde se han grabado 52 palabras-pensamientos, (una por año de historia del hospital, en el momento de su realización), seleccionadas de entre las propuestas sugeridas por el personal del propio centro. El hueco de esas letras se ha rellenado de tierra, donde se han plantado semillas de varias hierbas (Lolium, festucas y Poa). Esta "mesa de pensamientos" se ilumina de noche con tres farolas de distinto tamaño (en sugerente alusión a las tres edades de la vida).
El Hospital Royo Villanova cumplió cincuenta años en el verano del 2006, lo que se celebró con algunos encargos artísticos que decoran su interior. Pero fue dos años más tarde cuando se llevó a cabo su instalación artística más ambiciosa hasta la fecha, que nos ha permitido por fin a los zaragozanos tener en nuestra ciudad una instalación de arte público de Ricardo Calero, uno de nuestros artistas contemporáneos de mayor proyección internacional. A él, que ha obtenido en Alemania muchos de los éxitos que ha cosechado en su ya dilatada carrera de artista conceptual, casi siempre relacionada con la poética de la memoria y del paso del tiempo, sin duda tuvo que resultarle muy sugerente poder intervenir en un antiguo sanatorio de tuberculosos, como el que describe Thomas Mann en La montaña mágica. Pero, de la misma manera que en esa gran novela la propia naturaleza es, junto con el paso del tiempo, protagonista esencial, en la trayectoria artística de nuestro artista viene cobrando un papel cada vez más relevante el mundo natural, no sólo como referencia mental, sino incluso como agente físico: a menudo, hace que la naturaleza sea co-autora de sus instalaciones y acciones. Así ocurre en esta exquisita intervención, la cual presenta, por las enredaderas y la hierba, formas cambiantes según la estación. Por otra parte, también se transforma en función del uso que le den los enfermos, trabajadores y visitantes, niños o mayores, pues es una obra artística que no sólo evoca pensamientos (como su título indica) sino que además invita a la interactividad, a ser punto de encuentros (como bien señala la palabra-lema que la preside).
Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Escritura Objetos
Luz Naturaleza Metal
Arte del Paisaje Filosofía
Autor de la Ficha
Jesús Pedro LORENTE