Carreta del agua

Industria, Comercio y Agricultura
Autor/es
(grupo artístico multimedia)
En 1995 el artista Joep Van Lieshout creó el Atelier Van Lieshout (AVL), colectivo multidisciplinar con sede en Rotterdam que crea proyectos artísticos, de diseño y de arquitectura. En 2001 crearon AVL-Ville, una utópica ciudad-estado con constitución propia en las afueras de Rotterdam, donde se propugna la autogestión y autodeterminación por parte de sus ciudadanos, que reciclan incluso los excrementos humanos. Pero desde 2005 la obsesión del AVL es una distópica ciudad futura de esclavos, SlaveCity, donde el ser humano será utilizado como mano de obra y como material orgánico reciclable.
(Escultor y artista multimedia)
Joep Van Lieshout (Oss-Ravenstein, 1963) es uno de los artistas holandeses de mayor proyección internacional. Desde 1995 lidera el Atelier Van Lieshout (AVL), colectivo multidisciplinar con sede en Rotterdam que crea proyectos artísticos, de diseño y de arquitectura. En 2001 crearon AVL-Ville, una utópica ciudad-estado con constitución propia en las afueras de Rótterdam, donde se propugna la autogestión y autodeterminación por parte de sus ciudadanos, que reciclan incluso los excrementos humanos. Pero desde 2005 la obsesión del AVL es una distópica ciudad futura de esclavos, SlaveCity, donde el ser humano será utilizado como mano de obra y como material orgánico reciclable.
Emplazamiento
La pieza se ubicó en el verano de 2008 en Los jardines del Arte, dentro del recinto Expo, junto al Hotel Hiberus. Una vez acabada la muestra se instaló en la margen derecha del Ebro, bajo el Puente de la Almozara.
Periodo
[2001-] Siglo XXI
Materiales
bronce
Dimensiones

Instalación escultórica de 2 m. de alto x 12 m. de largo; hay una figura independiente del grupo escultórico, tumbada en el suelo, a tamaño real, aproximadamente.

Cronología
2008
Promotor
Encargada por Expoagua Zaragoza 2008 con la colaboración y financiación del Ministerio de Fomento y Ministerio de Cultura dentro de los Planes y Programas de fomento de la creatividad artística con cargo al 1% cultural.
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza

Grupo escultórico en bronce de acabado rugoso y una pátina tradicional azul verdosa, con pequeñas superficies pulidas que logran una gama cromática entre el marrón oscuro, el oro, y el gris azulado. Representa seis personas arrastrando y empujando una carreta con agua y una figura humana aislada, caída en el suelo debido al extremo esfuerzo del trabajo. La carreta es una estructura tubular con un eje central y dos ruedas. Las superficies adquieren una rica gama de luces y cromatismos gracias al tratamiento aplicado al material: encontramos zonas doradas, otras marrones, verdosas y azul agrisadas. El bronce parece fundirse y derretirse, deformándose y hundiéndose en el suelo.

La fuerte carga expresiva, la exageración de las posturas de las figuras, las relacionan con el esfuerzo humano: cuatro de ellas arrastran la cisterna y otras dos la empujan. Sus piernas se alabean y pliegan como si fueran gomosas, los brazos se estiran a veces hasta tocar el terreno, y en otras ocasiones se funden con el carro, las cabezas se arquean, se pliegan, se ladean y miran hacia el suelo o se apoyan en él. La composición es dinámica: las figuras se combinan repitiendo posturas en diagonal pero de forma alterna y nunca repetidas íntegramente, pues mantienen poses y gestos similares entre ellas, pero ninguno de los personajes es igual

.

La carreta es una estructura cilíndrica creada a partir de seis barras horizontales, dos óvalos laterales y uno central. En la parte superior encontramos la apertura de carga de agua, y en la inferior el eje que sustenta las dos ruedas de cuatro radios que encarnan la función de tracción. Delante se encuentra el segundo elemento que ayuda a mover y arrastrar el artefacto, un brazo recto continuando el armazón y dos perpendiculares a éste que agarran cuatro de las figuras. El resto del carro juega con los vacíos y el volumen que aparece al delimitarlos. Parece un carromato liviano pero sin embargo la sensación transmitida es de sobrepeso, de opacidad, de plenitud. Así se refleja el esfuerzo para manipular el agua, el sacrificio de todos para su utilización sostenible y el sufrimiento que puede reportar la escasez y el mal uso de un recurso tan valioso. La escala del conjunto escultórico, casi similar a la nuestra, convierte el momento de percepción e instrospección en algo sumamente real y objetivo.

La obra que el AVL ha creado para Zaragoza, La carreta del agua, muestra un grupo de personas que tiran de una especie de carro, una de ellas, exhausta, permanece tendida en el suelo.

Con su peculiar estilo escultórico de figuras esquemáticas, como símbolos señaléticos, esta obra habla de los esfuerzos que debemos realizar los humanos para preservar el agua, el elemento más imprescindible para la supervivencia de nuestro planeta. La obra se ubica debajo de un puente y las figuras tiran de la carreta a contracorriente, lo que significa que la acción es doblemente costosa, que los esfuerzos para el mantenimiento de los recursos es algo colectivo y supone una concienciación social que va en contra de la utilización del agua de una manera indiscriminada.

A nivel formal el acabado rugoso del bronce recuerda a las esculturas de Giacometti, figuras humanas también esquemáticas reducidas a su mínima expresión. Este acabado rugoso es excepcional en su obra, pues sus acabados siempre son lisos y brillantes. El bronce es un material que no es habitual en la obra de Van Lieshout, pues en sus esculturas utiliza casi exclusivamente fibra de vidrio en colores blancos o negros o de tonalidades fuertes y vibrantes.

La carreta del agua podemos entenderla como un elemento más de las ciudades que AVL idea, por una parte la Slave city, una work in progress, en la que el artista y su equipo ponen de manifiesto la realidad de nuestro mundo, que para el artista es un mundo de esclavitud en los que los humanos tienes siete horas para trabajar, siete para estudiar, siete para descansar y tres para sus necesidades personales como comer, higienizarse, etc y por otra la AVL ville en la que el modo de vida es más hedonista, se observan los métodos de reciclaje al uso, las producciones biológicas y presenta el ideal de un mundo feliz, libre, con su propia constitución y su moneda. El mundo slave es una crítica al mundo en el que vivimos y el mundo Van Lieshout es una propuesta ideal de vida que el artista anhela.

Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Objetos Hombres
Metal
Industria, Comercio y Agricultura
Autor de la Ficha
Ana María REVILLA y Javier GALÁN (crónica) y Antonio LATORRE (comentario)
Bibliografía
  • ALLEN, Jennifer, BETSKY, Aaron , LAERMANS, Rudi ,VANSTIPHOUT, Wouter , Atelier Van Lieshout. Rotterdam, NAi Publishers, 2007.
  • PELLICER, Francisco & GALÁN, Francisco Javier & REVILLA, Ana et al.: Intervenciones artísticas Exposición Internacional Zaragoza 2008. Zaragoza, Sociedad Estatal Expoagua Zaragoza 2008 S.A., 2008, pp. 197-203.
  • www.ateliervanlieshout.com