Fuente y estatuas de las musas

Música y Artes Escénicas Letras Religiones y Mitos
Autor/es
(Escultor)
Francisco Rallo Lahoz, nace en Alcañiz (Teruel) en 1924 y muere en Zaragoza en 2.007. De 1939 a 1945 estudia en la Escuela de Artes Zaragoza y despues continúa su formación como discípulo del escultor Félix Burriel. Su obra abarca un gran numero de temas desde los desnudos femeninos, torsos o maternidades. Autor de numerosos monumentos públicos en Zaragoza, su última obra fue el busto a Antonio Beltrán. Esculpió en todos los materiales y supo combinar el clasicismo con un estilo personal. Fue presidente de la Asociacion de Artistas Plásticos Goya y académico correspondiente de la Academia de Bellas Artes de San Luis.
(Arquitecto)
Ricardo Usón García (Zaragoza, 17-XI-1957) se tituló en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Valencia en 1980. En 1989, en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona obtuvo el grado de Doctor con la tesis ¿Fantasía y razón. La arquitectura en la obra de Francisco de Goya. Estudio de la Pirámide en la arquitectura de la Ilustración¿. Ingresó en el Ayuntamiento de Zaragoza como arquitecto municipal por oposición libre en 1981, entre 1989 y 1995 fue Director del Área de Arquitectura y desde el año 2000 es el arquitecto Jefe del Departamento de Equipamientos.
Emplazamiento
Plaza de Santo Domingo
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
bronce (los relieves decorando el obelisco) y piedra artificial (las dos musas)
Cronología
1987
Promotor
Ayuntamiento de Zaragoza
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza

Vinculando en un extemo dos de las cuatro estatuas originales (de 1970), que coronaban la fachada principal del Teatro Principal (fueron sustituidas por réplicas en la restauración del edificio llevada a cabo por José Manuel Pérez Latorre en 1985-87), con una fuente en la parte central, esta plaza detrás del Teatro del Mercado, en la que se preveía que se realizasen espectáculos al aire libre, es hija del concepto que sobre proyectos urbanos imperaba en algunas ciudades españolas en los primeros años de la democracia: una obra en la que arquitectura y escultura se unen para embellecer este espacio urbano, con clara vocación monumental y buscando convertir en emblemático su entorno.

La fuente monumental, con su estanque, se coloca en el centro organizando un eje que une ambos elementos públicos, edificio y fuente, siguiendo una pauta muy habitual en la historia urbana, como es la conjunción de edificios cívicos y fuentes como lugares de encuentro comunes para la ciudadanía. Es de filiación clásica la composición de la fuente, por su dominante geometrismo, superponiéndose una pirámide sobre un prisma y un zócalo circular, como también circular es la planta del brocal que recoge el agua. Perdiendo su habitual carácter conmemorativo, los cuatro lados del obelisco soportan cada uno de ellos una estatua antropomorfa, que son alegorías de las artes escénicas, revelándonos dos mujeres y dos hombres sentados, colocados opuestos entre sí, alternándose de este modo una figura masculina con una femenina. Los originales en escayola de estas figuras, que datan de 1987 y representan "La Tragedia" " La Comedia" "La Expresión Mímica" y "La Música", adornan el vestíbulo de la Escuela Municipal de Teatro, Música y Danza, en el antiguo Cuartel Palafox.

Ricardo Usón y Francisco Rallo Lahoz, ornaron esta plaza con dos elementos de la antigüedad, el obelisco y las esculturas de figuras alegóricas. Las dos musas que Francisco Rallo había esculpido en 1970 para coronar el Teatro Principal enmarcan la perspectiva entre el antiguo Mercado de Pescados convertido en teatro municipal -que en esta fachada trasera contaba originalmente con un escenario al aire libre- y los relieves decorativos de la fuente, donde se alternan dos figuras femeninas alegóricas del arte y el teatro -la que porta una máscara- junto a dos masculinas, que representan las alegorías de la música y de la danza- una de ellas porta la lira, al tiempo que la otra mantiene los brazos abiertos-. Por tanto, no es correcto, aunque así se haya popularizado su nombre, denominarla "Fuente de las Musas", pues en realidad estas diosas inspiradoras de las artes no están representadas en la fuente, sino en las estatuas que presiden la plaza; aunque según parece el culto a dichas divinidades iba ligado a las fuentes, por lo que esta conjunción resulta aquí muy acorde. También parece muy apropiada para la vecindad de un teatro, pues en la literatura griega era habitual la presencia de las musas, a quienes se invocaba para encontrar inspiración e instrucción en las creaciones poéticas. Bien podríamos además actualizar el paralelismo con las llamadas a la educación de los ciudadanos que algunos postulan para el arte público urbano. Parece oportuno destacar esto en relación con la fecha de realización de este conjunto, 1987, pues no deja de ser un proyecto urbano que en su solución arrastra esquemas del pasado inmediato, característico todavía de varias intervenciones municipales coetáneas presentes en la geografía española.
Clave Iconografía Clave Materiales Clave Temática
Hombres Mujeres
Hormigón Agua Piedra
Música y Artes Escénicas Letras Religiones y Mitos
Autor de la Ficha
Carme GRANDAS SAGARRA