Semana europea de la movilidad. Inscríbete: www.mobilityweek.eu

Semana Europea de la Movilidad

Desde la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad y el Servicio de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, hemos comenzado a organizar la Semana Europea de la Movilidad 2017. Movilidad limpia, compartida e inteligente ¡Compartir te lleva más lejos! Que se celebra cada año entre el 16 y el 22 de septiembre.

Una iniciativa europea que anima a las autoridades a introducir y promover medidas de transporte sostenible e invita a la ciudadanía a probar alternativas al uso del coche. Fomentando el desarrollo de buenas prácticas y medidas permanentes.

Objetivos

  1. Implicar al tejido social, empresarial y administraciones públicas en la celebración de la Semana Europea de la Movilidad
  2. Promover iniciativas para una movilidad urbana sostenible, contenidas en el Plan de Movilidad Urbano Sostenible de Zaragoza

Requisitos de participación

Podrán participar todos los centros educativos, empresas locales, equipamientos municipales, asociaciones, colectivos, y administraciones públicas de la ciudad de Zaragoza.


Cómo participar

  • Participando el 22 de septiembre en el Día Mundial Sin Coches. Para celebrar esta conmemoración, se puede propone la realización de actividades habituales o excepcionales en las vías públicas. Solicitando cortes de tráfico en las calles cercanas a sedes y locales.
  • Organizando actos, iniciativas o actividades que se incluirán en el programa de la Semana Europea de la Movilidad, por su relación con los objetivos de la misma.

Solicitudes

Formulario de solicitud

El plazo para presentación de solicitudes termina el 15 de julio.


Para más información en Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad


Criterios de selección de solicitudes

  • Por orden de inscripción
  • Que no afecte al mobiliario urbano
  • Vías no principales
  • Que no implique modificaciones de las líneas de transporte público
  • Con el compromiso de dejar la vía en buenas condiciones

Los cortes sólo afectarán a los vehículos privados a motor. Tendrán excepción los vehículos limpios (GLP, NGV y eléctricos), profesionales de la salud, personas con discapacidad y trabajos de reparación de carácter urgente. Los servicios de emergencia, servicios técnicos de electricidad y gas tendrán permisos automáticos para acceder. No así, las entradas a garajes.


Será la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad, en colaboración con el Servicio de Movilidad y Policía Local quien decidirá la viabilidad de cada propuesta, informando a cada solicitante de la decisión que se tome.


La movilidad compartida, pilar del tema de la Semana Europea de la Movilidad de 2017, forma parte del concepto más amplio de economía colaborativa o economía compartida, definida en la Agenda europea para la economía colaborativa como [una variedad de] «modelos de negocio donde las actividades se proporcionan mediante plataformas colaborativas que crean un mercado abierto para el uso temporal de bienes o servicios suministrados a menudo por particulares».

¿Qué es movilidad compartida?
¿Y qué no es?

¿Se puede considerar el transporte público un tipo de movilidad compartida? ¿Describe la movilidad compartida la movilidad individual? ¿O incluye servicios de transporte colectivo, como el uso de un taxi, un autobús o un coche por varias personas al mismo tiempo?


Debe existir una plataforma intermediaria que vincule al servicio y al usuario para poder hablar de movilidad compartida. Este tipo de plataforma suele ser a menudo un sitio web o una aplicación para dispositivos móviles que permite a los usuarios registrados reservar y pagar por el uso de un vehículo, reservar un trayecto en coche compartido o usar un taxi compartido o un servicio de minibus bajo demanda.


Cuando decimos movilidad compartida, pensamos en el uso compartido de coches, bicicletas, vehículos motorizados de dos ruedas u otro tipo de vehículos similares. También se pueden considerar en esta categoría las plataformas de reserva de taxis y el uso del coche para compartir trayecto (también conocido como «car pooling»). No se considera que formen parte de este concepto ni el transporte público convencional ni los servicios tradicionales de alquiler de coches, donde en lugar de reservar el servicio de movilidad que proporciona el vehículo, lo que se hace es alquilar el propio vehículo.


Lograr una movilidad inteligente y limpia

La movilidad compartida puede reducir el número de vehículos que circulan por las carreteras. El uso de vehículos limpios o el fomento de la movilidad activa permiten que la movilidad compartida sea más respetuosa aún con el medio ambiente.


Para lograr una movilidad urbana más limpia, debemos reducir la cantidad total de kilómetros que recorren los vehículos a motor. Esto implica un aumento en el reparto modal en favor de modos activos, tales como caminar o ir en bicicleta (sin emisiones contaminantes) y el uso de transporte público (menos emisiones por persona en comparación con el uso individual de coches). Los autobuses, camiones, taxis, coches y demás vehículos que sigan circulando deben ser más limpios, ya sea gracias al uso de tecnologías o de combustibles alternativos.


Los sistemas de transporte inteligente y su versión derivada, los sistemas de transporte inteligente cooperativos, se basan en ambos casos en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación. En la movilidad urbana, ofrecen información sobre el viaje (en tiempo real) y proporcionan servicios de gestión del tráfico, de pago electrónico, de administración del transporte de mercancías en áreas urbanas y de sistemas de seguridad de vehículos.


Existen otras dos aplicaciones de la movilidad inteligente que están recibiendo actualmente una atención particular: la automatización de los vehículos y el concepto de «movilidad como servicio»