Igualdad: de la teoría a la práctica


Artículo publicado en el nº 5 de la revista Zaragoza Joven (marzo de 2024).

Derechos y trámites
Marta Blasco

Si buscas "Igualdad" en Google, te aparecerán más de tres millones de resultados en 0'3 segundos. Encontrarás informaciones de diferentes ámbitos: económicas, sociales, educativas, políticas… Y si te pregunto: ¿qué es para ti la igualdad? ¿Sabrías contestar ahora mismo?

Quizás, de forma teórica, tengas clara la respuesta. Pero ¿sabrías cómo colaborar en tu día a día para conseguir una sociedad igualitaria desde tu ciudad? Si todavía no tienes contestación, no te preocupes. La lucha por la igualdad en todos sus ámbitos está más cerca de lo que crees. En Zaragoza hay muchas personas que trabajan de forma individual y colectiva para frenar las diferentes desigualdades que surjan en la sociedad: ¿te apetece conocerlos?

 

El origen de la igualdad

Tenemos que viajar en el tiempo hasta la época romana para encontrar los orígenes del término igualdad en adjetivos como aequus -plano, liso, uniforme- y aequalis -mismo tamaño y edad-. Como nos cuenta José Luis Aliaga, profesor de Lingüística y Literaturas Hispánicas de la Universidad de Zaragoza, hay que esperar hasta el siglo XIII para encontrar los primeros conceptos documentados en español como "desiguadad" e "iguala", que derivarán en las lenguas romances en igualdad o el francés egalité. Así, palabras como ecuación, equilibrista o equivocación también forman parte de la misma familia léxica. Sin embargo, como apunta el profesor Aliaga, para comprender un concepto tan abstrcto no solo podemos basarnos en sus orígenes etimológicos, sino que tendremos que estudiar cómo ha evolucionado este término.

Seguro que has pensado en el lema de la Revolución Francesa, Libertad, Igualdad y Fraternidad, como un avance hacia la no discriminación. Sin embargo, como aclara el profesor Aliaga, la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789 solo incluía a los hombres. Es en 1791 cuando Olympe de Gouges, escritora y política francesa, publica La Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, sentando un precedente en los estudios de igualdad.

La sociedad hasta entonces había sido clasista, donde el poder y el dinero marcaban la vida de la ciudadanía, como explica Rosa María Marina, Catedrática de Filología Latina de la Universidad de Zaragoza. Pero la Revolución Francesa no acabó con la desigualdad: para encontrar la igualdad real en la sociedad hay que esperar hasta finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Hasta ese momento, algunos derechos fundamentales, como la posibilidad de votar, seguían restringidos según el poder económico de los ciudadanos (sí, solo hombres).

Tuvieron que pasar múltiples desigualdades históricas hasta que, por fin, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, la igualdad se convirtiera en una realidad legislativa a través de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948). A pesar del consenso en torno a la definición teórica de este concepto hace 76 años, la igualdad tiene múltiples aristas: económica, social, educativa, política, de oportunidades, etc.

 

Investigación para la igualdad

Una de las claves para conseguir la igualdad se centra en la investigación. Así lo asegura la profesora Marina: "La importancia de las investigaciones en este ámbito se basa en caminar hacia delante y no retroceder".

En Zaragoza encontramos múltiples ejemplos. Desde el año 2009, la Cátedra sobre Igualdad y Género de la Universidad de Zaragoza transmite a la sociedad aragonesa los diversos estudios e investigaciones que se realizan en esta institución en materia de igualdad, como explica María Ángeles Millán, su directora. Cuentan con diversas líneas de actuación: conferencias, estudios de posgrado, publicaciones, premios de investigación en estudios feministas, sensibilización a través del deporte, entre otras. "El fin último es la difusión del saber para conseguir una sociedad más igualitaria, libre y justa", añade la profesora Millán.

Como nos cuenta Diana Valero, coordinadora del Máster de Relaciones de Género de la Universidad de Zaragoza, en la actualidad existen diversos proyectos educativos para combatir desigualdades a través de iniciativas comunitarias. Así, trabajando de forma colectiva están consiguiendo resultados muy positivos a través de actividades que combinan procesos de aprendizaje y de servicio en comunidad. Los y las participantes se implican en las necesidades reales de su entorno realizando actividades en todas las etapas educativas: desde los colegios hasta la universidad. Por ejemplo, la creación de cooperativas familiares en colegios o el proyecto Campus Rom Aragón, como una extensión en Zaragoza de la Red Gitana Universitaria.

Como detalla la profesora Valero, a través de estudios como el Máster en Relaciones de Género y el programa de Doctorado en Relaciones de Género y Estudios Feministas los/as investigadores/as y estudiantes de la Universidad de Zaragoza siguen trabajando para conseguir la igualdad desde una perspectiva multidisciplinar -histórica, legislativa, sociológica- y frenar las discriminaciones por edad, género, discapacidad, etc. La profesora Millán remarca la importancia de considerar que "la igualdad es la base sobre la que debemos cimentar todo lo demás". También insiste en que hay que comprender que "la igualdad es imposible de entender si no la consideramos desde la diferencia". Por tanto, lo que no debemos permitir son las desigualdades.

 

De la arquitectura al arte: iniciativas y estudios en igualdad

Lucía Pérez-Moreno, doctora en arquitectura y profesora titular de la Universidad de Zaragoza, sufrió desigualdad de oportunidades. A partir de ese momento, decidió comenzar a investigar en materia de igualdad. "Es importante aprender a definir la igualdad desde todos los ámbitos [...] tiene que ser un estudio intersectorial", aclara la profesora Pérez-Moreno.

Desde el prisma del estudio de la igualdad desde la innovación surgió la semilla del proyecto MuWo, una iniciativa nacional que coordina Pérez-Moreno y que estudia el legado de las mujeres arquitectas españolas desde el tardofranquismo hasta finales del siglo XX. MuWo es un proyecto de historia de las mujeres, lo que supone una parte fundamental en el compromiso por la igualdad, como indica la profesora.

En estos cinco años de proyecto, MuWo ha reflejado las particularidades que tenía ejercer como arquitecta desde los años 60 hasta finales del siglo XX. Una iniciativa que trabaja desde diversas perspectivas y que cuenta con colaboración nacional e internacional para la realización de seminarios, congresos, publicaciones, un mapa interactivo o la publicación futura de un libro.

Mi idea era transmitir el interés en este ámbito de investigación hacia los más jóvenes", explica la coordinadora de MuWo. Y lo ha conseguido: ya están en marcha varias tesis doctorales que están siguiendo la línea de investigación de la doctora.

Inés Serrano está realizando su tesis doctoral sobre la evolución de las artistas españolas entre finales del siglo XIX y del siglo XX. "Este momento histórico es relevante porque supuso el periodo en el que las mujeres en España pudieron acceder a la formación artística profesional", explica la joven doctoranda.

Esta investigación pretende hacer justicia con la realidad y mostrar a las figuras olvidadas de la historia del arte. A pesar de que los estudios en esta materia llevan años desarrollándose, Inés Serrano expresa la necesidad de "seguir estudiando en este ámbito para poder cambiar el canon de la historia del arte a través de las investigaciones".

 

Voluntariado para lograr la igualdad

No hay nada más práctico que una buena teoría", dijo la escritora y filósofa Celia Amorós. En Zaragoza, tenemos organizaciones como Viaje a la Sostenibilidad y Universitarios con la Infancia, que constituyen ejemplos de lucha práctica por la igualdad desde diversos ámbitos. De hecho, cuentan con jóvenes voluntarios/as que destinan su tiempo en diversas iniciativas, como Cristina y Jorge.

Cristina Lázaro tiene 23 años y ya ha realizado varias experiencias de voluntariado. La primera vivencia consistió en estar un mes en Hungría colaborando en un proyecto de conservación de especies en peligro de extinción. "Estaba muy cerca de la frontera ucraniana y, cuando comenzó la invasión de Rusia, me desplacé a Ucrania para ayudar a las personas refugiadas", nos cuenta Cristina. Tras esta experiencia, Cristina viajó a Islandia a través de la ONG Viaje a la Sostenibilidad, cuyos proyectos se realizan a nivel local e internacional. Desde esta organización pretenden crear una sociedad equitativa a través de actividades de educación no formal con jóvenes.

Cristina desempeñó diversas labores durante su estancia en Islandia: profesora y coordinadora de un proyecto educativo de ciencias ambientales, iniciativas de estudio de especies invasoras, etc. Jorge Guío conoció Universitarios con la Infancia a través del boletín informativo diario de la Universidad de Zaragoza. Este joven de 28 años lleva desde 2018 formando parte de esta ONG y ahora también es miembro de su junta directiva. "El músculo de esta asociación son nuestros voluntarios. Este año contamos con 90 personas que son, mayoritariamente, estudiantes de grado de la Universidad de Zaragoza", explica Jorge.

Esta ONG trabaja para sensibilizar sobre los derechos de la infancia y la educación a través de diversas actividades como talleres, dinamización de recreos y comedor, encuentros y conferencias, ciclos anuales de cine sobre derechos de la infancia y adolescencia, colaboración con otras ONGs, etc.

Cristina y Jorge son ejemplos de cómo se puede ayudar a potenciar la igualdad a través de nuestras acciones individuales y la unión de la comunidad. Estas experiencias de voluntariado suponen una oportunidad de crecimiento personal y, en palabras de Cristina, "son experiencias únicas, mágicas y maravillosas" que le recomienda vivir a todo el mundo.

Por su parte, Jorge también colabora en la Asociación El Cañar, donde proporcionan apoyo escolar a niños y niñas en riesgo de exclusión social. "Ser voluntario es muy gratificante. [...] Ver cómo con tu trabajo puedes ayudar a tantos niños y niñas es muy especial", reconoce.


Casa de los Morlanes. Plaza San Carlos 4, Zaragoza, 50001

Tel: 976 72 18 18
Whatsapp: 608 748 112
Correo: infojoven@zaragoza.es
Cómo llegar en transporte público

Horario:

  • Lunes, Martes, Jueves y Viernes, de 10 a 14 horas;
  • Miércoles, de 11 a 18 h.

Verano:

  • Lunes a Jueves, de 10 a 14 h;
  • viernes de 10 a 13 h.