Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba nuevas medidas fiscales para comercios, hostelería, PYMES e industrias afectados por el cierre económico durante el estado de alarma

13/04/2020.

Estos 'usos no domésticos' no abonarán la parte variable de los recibos de abastecimiento, saneamiento, basuras o tratamiento de residuos correspondiente al periodo del estado de alarma.

Tampoco se cobrará la tasa de veladores desde el 14 de marzo hasta que finalice el estado de alarma, ni los badenes y reservas de espacio de comercios, hostelería y pequeños negocios

Estas medidas supondrán una minoración de ingresos de más de 2,8 millones de euros. Además, el periodo de pago del impuesto de circulación se amplía en 15 días y podrá abonarse hasta el 30 de junio.

El Gobierno de Zaragoza ha dado hoy el visto bueno a las nuevas medidas fiscales que pretenden adaptar el pago de tasas e impuestos municipales a la realidad económica que atraviesan las empresas, comerciantes, mercados y pequeños negocios de la ciudad como consecuencia de la suspensión de la actividad económica decretada por el Gobierno de España durante el estado de alarma. Estas medidas supondrán una minoración de los ingresos previstos para los meses de marzo y abril de más de 2.850.000 euros y permitirán adaptar el calendario fiscal a la situación generada en la ciudad por la crisis sanitaria del coronavirus, pudiéndose ampliar más allá del mes de abril en el caso de que así lo decidiese el ejecutivo central.
 

Aunque los principales cambios tienen que ver con la exención del pago de parte de algunas tasas, también se ha ampliado el periodo de pago del impuesto sobre los vehículos de tracción mecánica en 15 días. De este modo, los recibos domiciliados del impuesto de circulación se girarán el 30 de junio en lugar del 15 de junio. El 30 de junio será también la fecha límite para pagar este impuesto si no se encuentra domiciliado. Los ingresos anuales previstos por este tributo ascienden a más de 30 millones de euros. En este sentido, el Gobierno de Zaragoza ya fraccionó el pago del recibo del IBI con el objetivo de generar 40 millones de euros de liquidez en empresas, comercios y familias de la ciudad.


Respecto a las tasas municipales de abastecimiento, saneamiento, recogida de basuras y tratamiento de residuos, no se cobrará a los 'usos no domésticos' (comercio, hostelería, mercados, hospitales, centros deportivos, pequeños negocios, PYMES e industrias) la parte variable de las mismas correspondiente al periodo de estado de alarma. Cabe recordar que, para facilitar la gestión tributaria, la ciudad de Zaragoza se encuentra actualmente dividida en tres zonas, razón por la que, de momento, la medida afectará a los tres próximos recibos (tanto los trimestrales, el 98% de los casos, como los mensuales de los grandes contribuyentes, un 2% del total).

Según las estimaciones realizadas, la minoración de ingresos sobre lo previsto para estos dos meses por los cambios introducidos en la tasa de abastecimiento de aguas alcanzará los 560.000 euros. Para el saneamiento, esa disminución llegará a 646.000 euros. La exención de pago en la recogida de basuras y el tratamiento de residuos urbanos supondrá, respectivamente, una reducción de los ingresos 661.000 y 337.000 euros respectivamente.

En el caso del abastecimiento, ante la imposibilidad de realizar la lectura de contadores, se tomará como referencia el consumo de agua realizado el año 2019, lo que beneficiará a las familias que han permanecido confinadas y cuyo gasto ha aumentado durante las últimas semanas respecto al del año pasado. Posteriormente, todos los consumos de agua potable se regularizarán en futuros recibos cuando resulte posible la lectura de contadores, imputando así el gasto real realizado durante el estado de alarma. Los servicios municipales estiman que el consumo doméstico podría haber aumentado un 10%, mientras que el consumo de los usos no domésticos se habría reducido entre un 51% y un 59%. Estos datos se traducen en un consumo total entre un 6% y un 8% inferior al mismo periodo de 2019.

Por otro lado, las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno de Zaragoza afectarán a otras tasas y cánones de las ordenanzas municipales. En lo que se refiere a los badenes de carga y descarga y 'reservas de espacio no domésticos' (los de comercios, hostelería y empresas sin actividad durante el estado de alarma), la exención del pago se hará también en la parte que corresponda a la duración del estado de alarma, lo que supondrá casi 370.000 euros menos de recaudación por los 2.787 recibos afectados.

Lo mismo sucederá con la tasa de veladores durante los meses en los que no ha habido actividad económica, eximiendo a los establecimientos hosteleros del abono de 165.000 euros. Tampoco se cobrará a los titulares de licencias de mercados ambulantes la tasa establecida en la normativa municipal (37.000 euros) ni los cánones de las concesiones en vía pública que no han podido ejercer su actividad (38.000 euros).

En total, el impacto previsto en los ingresos municipales de las medidas adoptadas alcanzará los 2.850.000 euros, cifra que podría aumentar en el caso de que se prolongue el estado de alarma y se mantengan suspendidas el grueso de las actividades económicas de la ciudad. En este sentido, el Ayuntamiento de Zaragoza revisará los decretos aprobados en función de las circunstancias y de los plazos que marque el propio calendario fiscal de la institución.