El Patronato de Educación y Bibliotecas presenta una batería de iniciativas para adaptar sus cuentas al presupuesto municipal y los recortes autonómicos

04 julio 2012
En su reunión de ayer, los responsables del Patronato expusieron el conjunto de medidas que progresivamente irá adoptando para actualizar y adaptar sus cuentas a la realidad económica presente
Zaragoza, miércoles, 4 de julio de 2012.- El Patronato Municipal de Educación y Bibliotecas, dependiente del Ayuntamiento de Zaragoza, presentó ayer una batería de medidas dirigidas a adaptar sus cuentas con las del presupuesto municipal para 2012, motivada por las actuales condiciones económicas y financieras municipales (contempladas en el Plan económico y Financiero 2012-2015), así como por los recortes impulsados desde el Gobierno autonómico. Este bloque de medidas ha sido previamente tratado por el Gobierno de Zaragoza y trasladado y consultado con el Comité de Empresa del Patronato. En este sentido, una parte importante del grueso de iniciativas viene motivada por el anuncio de la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón de reducir en 310.000 euros su aportación a la financiación de la red de Escuelas Infantiles de Zaragoza (algo más de un 20%). Para compensar este recorte, el Patronato ha propuesto entre otras medidas elevar el precio de la matrícula (actualmente 15 euros) e incorporar los gastos derivados del uso de material o el cobro suplementario de los servicios extraordinarios (apertura en vacaciones o fuera de horario lectivo), así como solicitar la ampliación de la ratio de plazas por unidad. En el transcurso de la reunión del Consejo se valoró igualmente la conveniencia de elevar en el futuro los precios públicos mensuales de las Escuelas Infantiles en la misma proporción que el Gobierno de Aragón ha disminuido su aportación, si bien esta posible medida no podría llevarse a efecto hasta ser aprobada por el órgano competente y siempre en el marco de la revisión de las ordenanzas fiscales municipales. "Los recortes dictaminados desde el Gobierno de Aragón son un duro golpe para un servicio como es el de la Educación Infantil que además no es competencia municipal sino autonómica. Trataremos de amortiguar al máximo el impacto sobre los usuarios y sobre la calidad del servicio, pero esta decisión y la difícil situación económica actual nos deja poco margen de maniobra", ha declarado el consejero de Educación del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco. El Patronato dio luz verde también a la apertura del proceso de renegociación de los servicios realizados por las diferentes contratas, con el objetivo alcanzar una reducción del gasto de unos 200.000 euros. Como en otros proceso abiertos por el Ayuntamiento en esta dirección, el punto de partida para la renegociación pasa por el compromiso del mantenimiento de los puestos de trabajo y los derechos de los trabajadores, tratando de reducir al máximo el impacto en la calidad del servicio. En lo que se refiere a la red de Bibliotecas, el Patronato decidió aplicar el contenido de la ordenanza fiscal nº11 y cobrar 4,40 euros/anuales a los poseedores de un carné bibliotecario. Estarán exentos de esta cuota los usuarios que posean la Tarjeta Ciudadana, así como los estudiantes y los jubilados. En este sentido, el consejero ha informado al Patronato de que han resultado infructuosas las gestiones con la DGA para que las bibliotecas de Zaragoza formen parte de la red autonómica y reciban la correspondiente subvención. "La situación es injusta y de dudosa legalidad para los ciudadanos de Zaragoza, ya que las bibliotecas del resto de municipios de Aragón tienen ayudas de las que los zaragozanos estamos excluidos", ha subrayado Blasco, quien ha recordado que "todas las bibliotecas de la ciudad, salvo una, son gestionadas y financiadas íntegramente por el Ayuntamiento". Por último, en lo que se refiere a Universidad Popular se ha propuesto programar cursos de verano, que se aumenten las cuotas en un 30% y se cobre 10 euros/persona en concepto de matrícula y gestión administrativa (hasta ahora eran gratuitas).