19 marzo 2023

La plaza de Paco Lacasa, en Miralbueno, actualiza su estanque y mejora tanto la vegetación y el riego como la seguridad de su zona infantil

Acaban de concluir los trabajos de mejora de esta zona verde -en los que se han invertido 40.000 euros- rodeada de equipamientos municipales y con un alto grado de uso por parte de los vecinos del distrito

 

(Imágenes del estado actual y de antes de la intervención)


El servicio de Parques, Jardines e Infraestructuras Verdes ha "rejuvenecido" la plaza de Paco Lacasa, en Miralbueno, un pequeño parque con un alto uso por parte del vecindario y que necesitaba trabajos de adecuación que habían sido demandados desde las asociaciones del distrito. La plaza está junto al Colegio Público Juan Nieto, el Pabellón Municipal y el Centro Cívico, y se caracteriza por incluir un pequeño estanque en el que habitualmente hay patos.

Los trabajos, desarrollados en los últimos meses, han consistido en la remodelación de dicho estanque y el pintado de su valla perimetral, así como la retirada de vegetación y arbustos en mal estado. Asimismo, se han podado los árboles (incluso se ha retirado alguno) que suponían un riesgo para la zona infantil, se han mejorado los parterres y se han resembrado casi 400 metros cuadrados de césped.

Además, se han plantado 11 ejemplares de Morus alba "fruitless" y se ha mejorado la accesibilidad al Centro Cívico. La intervención ha incluido, también, la renovación, ampliación y automatización del riego, tanto por aspersión como por goteo. El presupuesto total de los trabajos ha sido de 40.000 euros.

La consejera de Servicios Públicos, Natalia Chueca, ha explicado que "este es un ejemplo más de las acciones de mejora que se están llevando a cabo en parques y plazas de toda la ciudad. Se está haciendo un esfuerzo muy importante por adecentar espacios que llevaban años casi abandonados y cuyos vecinos exigían ya desde años una actualización".

La adecuación de esta zona no se ha limitado a la plaza, sino también al entorno que limita con el colegio. Ese talud ha sido considerado como uno de los "espacios de oportunidad" del Bosque de los Zaragozanos, espacios de tamaño más reducido de los que estamos habituados en este proyecto pero que también están siendo recuperados con la plantación de especies vegetales diversas que fomentan la biodiversidad, potencian los servicios ambientales y la estética del entorno, y se convierten en espacios estratégicos de conectividad de la Infraestructura Verde de Zaragoza.