Un tribunal de Zaragoza avala la puesta en marcha de los nuevos ciclocarriles

20 septiembre 2021

Ya se han señalizado alrededor de 80 vías de estas características, que conectan la red ciclista existente y facilitan los desplazamientos en bicicleta y, sobre todo, en VMP (patinetes eléctricos)
Como en otras grandes ciudades, el área de Movilidad ha apostado por los ciclocarriles para calmar el tráfico y facilitar los desplazamientos seguros de manera ágil, segura y con un coste de implantación asequible


La titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Zaragoza ha avalado la puesta en marcha de los ciclocarriles y la señalización que regula su modo de utilización.

Una entidad recurrió la decisión del Gobierno de Zaragoza, pero la sentencia, dictada el pasado 17 de septiembre, constata que estos carriles bici se ajustan a la legalidad.

Hasta la fecha, la ciudad de Zaragoza ha habilitado un total de 80 kilómetros de carril bici en calzada, que han permitido calmar el tráfico en numerosas vías de doble carril y facilitar su uso con seguridad por parte de los usuarios de la bicicleta y de vehículos de movilidad personal (VMP), en concreto los patinetes eléctricos. Estos carriles dan preferencia a su uso por bicis y VMP, pero no excluye (con velocidad máxima de 30 kilómetros por hora) su uso al resto de vehículos.

Como se recordará, y coincidiendo además con las restricciones al uso de transporte público impuestas por la crisis del COVID, el área de Servicios Públicos y Movilidad aceleró la implantación de los nuevos carriles bici en calles con dos o más carriles por sentido de circulación. De este modo, además de ofrecer un espacio seguro en las calzadas para los ciclistas (velocidad limitada a 30 kilómetros por hora), se ofrecía a los patinetes eléctricos la posibilidad de circular por esas calzadas, al crearse un carril específico y debidamente señalizado.

Estos ciclocarriles se han incorporado a calles y avenidas que, en su mayor parte, carecen de carril bici específico pero facilitan, de  manera segura y además menos onerosa para las arcas municipales, la conexión con la red ciclista ya existente.

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha reafirmado “la apuesta municipal por utilizar, en aquellas vías en las que se ha considerado necesaria, esta fórmula de los ciclocarriles que facilita desplazamientos seguros y, además, de manera rápida y económica”.

Chueca ha recordado que, además de estos ciclocarriles, “que han facilitado una alternativa de transporte en los delicados tiempos de la pandemia, en los que muchas personas han optado por los VMP en lugar del transporte público o el coche privado, el Ayuntamiento seguirá apostando por la creación de nuevos carriles bici allí donde sea posible, de manera -ha añadido- que se siga fortaleciendo una red segura que ya en Zaragoza cuenta con más de 135 kilómetros (más los 80 de ciclocarriles)”.

De hecho, como ya se avanzó recientemente, se está trabajando en el diseño de futuros carriles bici que conecten la ciudad con polígonos industriales próximos, así como en el diseño de nuevos carriles urbanos.