25 marzo 2024

El motín del pan.... la alterada primavera zaragozana de 1766


La población protestó para asegurarse el abastecimiento suficiente de alimentos básicos, fundamentalmente pan, a un precio asequible.

Cultura

El 6 de abril de 1766, los zaragozanos amenazaron con un motín si el día 7 no se rebajaban los precios de los comestibles. La multitud causó considerables destrozos en las casas de los comerciantes de granos. La represión del motín la efectuaron, de forma voluntaria, cuadrillas de labradores y vecinos de diversas parroquias. Para sofocar la revuelta utilizaron palos, cuchillos, espadas y broqueles o escudos, por eso se conoce también como el Motín de los Broqueleros. Una calle cercana a la de San Pablo, muchos de cuyos parroquianos usaron los broqueles, lleva el nombre de Broqueleros.

Tomás Sebastian y Latre relató estos sucesos y los publicó ese mismo año.

Más información