Legados de Mujeres Aragonesas de los siglos XIX y XX

Maruja Falena

Poeta y escritora

No se tienen apenas datos de su biografía. Su nombre era María Ferrer. Nació en 1905 y estudió en Zaragoza, tenía gran personalidad y colaboró en revistas literarias de Cádiz, Albacete y de Zaragoza. Participó activamente en la vida cultural zaragozana dentro del círculo de Tomás Seral y Casas, personaje clave en la renovación de la cultura aragonesa, con el que compartía una relación sentimental e inquietudes intelectuales.

Falena participó en algunas revistas vanguardistas españolas de los años 30, además de la zaragozana Noreste editada por Seral, Ildefonso Manuel Gil y Antonio Cano, donde publicó sus primeros versos. Colaboró también con Ágora, Isla y A la Nueva Ventura. Serrano Asenjo ha estudiado sus poemas, caraacterizados por la sencillez, cierto toque vanguardista y su militancia republicana (como dice J. Barreiro, 2010).

Publicó en Albacete el poemario Rumbo en 1936, con un retrato que le hizo su amigo el artista Federico Comps, fusilado en los primeros días de la Guerra Civil. Acabada la guerra, Falena se exilió en México y no se volvió a saber de ella, aunque al parecer volvió en algún momento a España y murió en Madrid, a final de los años 90.

No quiero saber nada. Ni de esa luz incierta que retrocede vaga ni de esa nube limpia con perfiles de cuento. Tampoco del magnolio que quizá aún perfume con su nieve insistente. No saber, no soñar, pero inventarlo todo .

Ser y no serse, muerta en vida, la nada del todo. (Maruja Falena)

MARUJA FALENA

Zaragoza, 1905-Madrid, 199xxx.
Seudónimo de María Ferrer Llonch.
Estuvo estuvo vinculada al grupo poético de la revista Noreste, dirigida por Tomás Seral y Casas, destacando entre la poesía femenina de la época a nivel nacional.