Agua

13 abril 2023

Zaragoza aprueba su plan de adaptación al cambio climático para mejorar la protección de la salud de la ciudadanía

El documento incorpora 47 medidas en 9 ámbitos de actuación para hacer frente a las consecuencias de las olas de calor y el riesgo de inundaciones, entre otros riesgos.

El plan se ha elaborado con una amplia participación de servicios municipales, agentes externos clave y ciudadanía.

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este jueves el Plan de Adaptación al Cambio Climático de Zaragoza (PACCZ-2030); un documento estratégico que va a permitir a la ciudad estar más preparada para hacer frente a las consecuencias del cambio climático y reducir su impacto en la salud de la población y su economía y medio ambiente.

Elaborado por el Servicio de Medio Ambiente y Sostenibilidad con la colaboración técnica de Circe, el plan forma parte de los compromisos adquiridos por el Ayuntamiento de Zaragoza dentro del Pacto Europeo de las Alcaldías por el Clima y la Energía y complementa la Misión de las 100 Ciudades Climáticamente Neutras.

El documento aprobado hoy contempla 47 medidas en 9 ámbitos diferentes de acción: salud, agua, infraestructura verde y biodiversidad, planificación urbana y energía, movilidad, agricultura y alimentación, industria, turismo y otros sectores, educación, investigación e innovación.

El plan da respuesta a las dos principales amenazas a las que se enfrenta la ciudad, según el estudio de riesgos y vulnerabilidades que se elaboró como paso previo: el calor extremo, con olas de calor cada vez más prolongadas, un aumento de 1 grado de la temperatura hasta 2030 y temperaturas mínimas más elevadas. Todo ello acompañado de periodos más frecuentes de sequía y mayor posibilidad de incendios. El otro riesgo más destacado son las crecidas de los ríos, con la inundación de determinadas zonas de la ciudad, cortes de tráfico, del suministro eléctrico, caída de árboles o desprendimientos de tierras.

Las medidas que contempla el Plan de Adaptación al Cambio Climático se van a desarrollar a través de dos programas de trabajo. El primero abarcará el periodo 2023-2026 y el segundo de 2027 a 2030, avanzando en la implantación de actuaciones que ya se están ejecutando como la incorporación de arbolado y otros elementos vegetales en las reformas de calles y plazas que den sombra y ayuden a reducir el efecto isla de calor, la ampliación de fuentes y láminas de agua o la renaturalización de ríos y riberas.

Otra de las líneas de actuación será el agua y los recursos hídricos, con el desarrollo del plan de digitalización del ciclo urbano del agua que ya se ha elaborado y que permitirá una gestión más eficiente evitando pérdidas. También se impulsará la mejora del confort térmico en centros de mayores, colegios o centros deportivos, las acciones preventivas y los sistemas de alerta e información sobre temperaturas extremas entre los colectivos más vulnerables o la actualización de los planes de prevención de riesgos laborales.

 

Un plan de adaptación elaborado desde la participación

El PACCZ 2030 es el resultado de un largo proceso de participación que comenzó en mayo del año pasado con una sesión formativa sobre cambio climático y la presentación del primer borrador del PACCZ a las diferentes áreas y servicios municipales implicados y entidades externas clave. Ese proceso interno continuó con la realización de una treintena de entrevistas estructuradas que permitieron enriquecer el borrador antes de someterlo a la participación ciudadana el pasado otoño.

Esa participación ciudadana se realizó a través de dos procesos participativos: el reto ¡Nos adaptamos al cambio climático!, realizado en la plataforma IdeaZaragoza y diseñado conjuntamente con la Oficina Técnica de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, y los itinerarios educativos de adaptación por la ciudad. Fruto de estos procesos el plan ha incorporado 257 aportaciones ciudadanas.

Documentos Adjuntos