Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Vanessa Montfort y Edward Rutherfurd, protagonistas del XI Premio Internacional de Novela Histórica “Ciudad de Zaragoza”

28/05/2015.

La autora de 'La leyenda de la isla sin voz' (Plaza Janés), ha recogido esta tarde de manos del Alcalde Juan Alberto Belloch el Premio a la mejor novela histórica publicada en 2014


El escritor británico, por su parte, ha recogido el Premio de Honor, otorgado en reconocimiento a su brillante y dilatada trayectoria en el género

La escritora catalana Vanessa Montfort ha recibido esta tarde de manos del Alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, el XI Premio Internacional de Novela Histórica "Ciudad de Zaragoza" por su obra 'La leyenda de la isla sin voz', publicada por la editorial Plaza Janés. El premio cuenta con una dotación económica de 20.000 euros y una escultura en bronce realizada por el autor aragonés José Miguel Fuertes.

En el mismo acto institucional se ha concedido el Premio de Honor del certamen al novelista inglés Edward Rutherfurd, por su brillante y dilatada trayectoria en el género. Una distinción que el autor de novelas de gran éxito como Sarum, Rusos, Rebeldes de Irlanda, o la trilogía de ciudades, Londres, Nueva York y París, ha recogido personalmente de manos del Alcalde.

Al acto de entrega de los Premios han acudido personalidades de los ámbitos de la cultura, la política, la comunicación, la historia y la Universidad, así como representantes de las principales instituciones.

Vanessa Montfort ha mostrado su enorme emoción por la concesión del mismo. Según ha confesado, Zaragoza se ha convertido para la autora, durante 2015, en una ciudad especial ya que en este mes de mayo participaba como productora ejecutiva en el rodaje de "Nuestros Amantes" que ha tenido lugar en la capital aragonesa.

Ha recalcado, además, que recoger un premio como éste supone "aceptar una responsabilidad: la de estar a la altura de la importante nómina de autores que lo recibieron antes y ofrecer a los lectores más y mejores trabajos".

Para la autora, "la novela histórica es un género sin fecha de caducidad porque estará vivo mientras lo esté el hombre". "Imaginarnos y recrear nuestro pasado es la única forma que hemos encontrado de cumplir nuestro viejo sueño de viajar en el tiempo. Para mí, la Historia con mayúsculas es una inmensa cantera donde excavo para buscar la materia prima necesaria para fabricar el paisaje, contexto y atmósfera que necesitan mis personajes. Pero esa cantera no sólo la forman los libros. La Historia está escrita en las personas y en todos los microscópicos vestigios que nos llegan de ellas en forma de cartas, fotografías, fetiches, narraciones orales que viajan hasta nosotros de boca en boca. Una vez escuché a mi abuelo decir que cuando muere un viejo es como si ardiera una biblioteca. En el fondo, la literatura histórica se nutre de todas esas bibliotecas humanas que forman nuestra memoria. Para mí, la Historia con mayúsculas me sirve para construir un hábitat muy elaborado donde pueda respirar mi historia de ficción y mis personajes. No se trata de fabular la Historia sino dentro de la Historia".

Edward Rutherfurd, por su parte, en su intervención, ha expresado su gran alegría por el Premio y ha explicado que "la historia siempre ha estado presente en mi niñez: en mi familia había tíos y tías que me nutrieron de historias sobre abuelos que habían conocido, y que cuyas vidas habían transcurrido en la época de Napoleón. Sin olvidar mi entorno físico. En los alrededores de Stonehenge, lugar donde se erigían esas imponentes piedras y donde se nos permitía jugar, se alzaba una fortificación celta de más de dos mil años en lo alto de una colina que divisaba toda la ciudad, y también la casa de mi tía, no muy lejos del bosque de William el Conquistador donde se conoce que vivieron (y fueron cazadores furtivos) mis amigos los moradores del bosque durante más de ochocientos años".

Rutherfurd no ha dudado en realizar autocrítica del género de la novela histórica y de advertir sobre los riesgos que autor y lector corren asegurando que "cuando leemos novela histórica, bajamos la guardia de nuestra crítica. Seguimos la historia. Asumimos que el autor está bien documentado cuando a veces no es así. Si la historia está distorsionada, si cierta nación, raza o religión se describe como malévola, esta será la impresión que calará en nuestro subconsciente, sin darnos cuenta de ello y así perecerá. El proceso es traicionero". Por ello, Rutherfurd ha confesado ser muy cuidadoso en la creación de sus obras al detallar que "intento respetar la historia cuando escribo mis narraciones. El entorno y los acontecimientos están documentados. Soy libre al escoger el argumento, pero a veces nacen de historias reales que he descubierto".

En su intervención durante el acto de entrega de los Premios, Juan Alberto Belloch ha ponderado la calidad de la novela ganadora, por su capacidad para recrear una ciudad como la Nueva York del siglo XIX. El Alcalde ha detallado, además, que Monfort logra construir un personaje de Charles Dickens que otorga realismo y fidelidad a la novela histórica, al igual que otros protagonistas de su obra.

Por su parte, del Premio de Honor, Edward Rutherfurd, el Alcalde Belloch ha destacado que ofrece una visión de toda la historia de las ciudades más atractivas del mundo, entremezclando personajes ficticios con otros reales y convirtiendo la investigación minuciosa en el sello personal de sus libros.

'La leyenda de la isla sin voz' de Vanessa Montfort

El jurado del XI Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza eligió la novela de Montfort, publicada por la editorial Plaza Janés, por su sobresaliente calidad literaria, su capacidad para recrear de forma brillante el Nueva York del siglo XIX. El jurado ha calificado la obra de ¿innovadora y audaz¿, dotada de unos personajes que otorgan realismo y fidelidad a la novela histórica, en especial han destacado su Charles Dickens.
La obra de Vanessa Montfort se escogió entre las 46 novelas publicadas en 2014 que se presentaron al premio, lo que ha supuesto un récord de participación. Concurrieron las mejores editoriales españolas y americanas, así como los títulos más destacados a lo largo del año. No en vano, el Premio de Zaragoza está considerado como el galardón de mayor prestigio, en su especialidad, en el ámbito de la lengua castellana.

El jurado de esta undécima edición ha estado formado por Espido Freire, Almudena de Arteaga, Jesús Maeso de la Torre, León Arsenal, Juan Bolea y, como es tradición, por un librero zaragozano, Javier Lahoz.

Vanessa Monfort: Premio Internacional de Novela Histórica 2015

Biografía

Vanessa Montfort (Barcelona, 1975). Novelista y dramaturga, es licenciada en Ciencias de la Información y reside en Madrid desde la infancia. Comenzó su carrera literaria durante los años universitarios estrenando Quijote Show (1999), Paisaje transportado (2003) y Estábamos destinadas a ser ángeles (2006), año en que se alzó con el XI Premio Ateneo Joven de Sevilla con su primera novela: El ingrediente secreto (Algaida, 2006).

Unos meses después, recibió la invitación del Royal Court Theatre (Internacional Residency for Emerging Playwrights, 2007) y repitió en 2008 (Spanish Voices). Su paso por el Royal Court le permitió trabajar con directores británicos como Lindsey Turner y Fiona Laird, realizar talleres con Harold Pinter, Tom Stoppard, Martin Crimp y David Hare, dejando traducidos al inglés Flashback (Royal Court Theatre, 2007), La mejor posibilidad de ser Alex Quantz (Southwark Playhouse Londres, 2008/Fringe Madrid 2012) y La cortesía de los ciegos, cuya versión radiofónica reestrenó RNE en 2012 con apoyo de la SGAE y el INAEM. En el proyecto, a cargo de Nicolas Jackson, participó junto con los dramaturgos Alfredo Sanzol, José Sanchis Sinisterra y Juan Mayorga.

Su confirmación como novelista le llega al ganar con su segunda novela Mitología de Nueva York el premio Ateneo de Sevilla 2010, galardón que han recibido escritores de la talla de Juan Marsé, Carmen Conde o Fernando Marías. En 2012, continúa su carrera como dramaturga realizando junto con Marina Bollaín, la primera versión teatral de La Regenta (basada en la novela homónima de Leopoldo Alas Clarín), una producción de Los Teatros del Canal de Madrid. A finales de ese año, dirigió Tres desechos en forma de ópera, del compositor Jorge Fernández Guerra, en el Teatro Guindalera de Madrid.

En 2013, ha escrito y dirigido el monólogo musical Sirena negra y ha recibido dos encargos internacionales: Chalk Land (Tierra de tiza, para el Royal Court Theatre de Londres) y Balboa (Teatro Nacional de Panamá) para conmemorar el V Centenario del Descubrimiento del Mar del Sur. Su obra El galgo fue publicada por Fundación SGAE.

Su obra -teatral y narrativa- ha sido recogida en numerosas antologías y estudios críticos tanto en Europa como en América. Otros reconocimientos a su trabajo son: el Premio Nacional Cultura Viva 2009 al autor revelación del año y la Orden de los Descubridores (Universidad St. John's de Nueva York). La ÒCiudad FicciónÓ, como la autora denomina Nueva York en su obra, es ya parte de su universo literario.

Su última novela es La leyenda de la isla sin voz (Plaza y Janés, 2014), con la que ha sido galardonada con el XI Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza.

Sinopsis de la novela

La leyenda de la isla sin voz es una fábula histórica que mezcla realidad y ficción en una trama que tiene como protagonistas a Charles Dickens y a una oscura y turbulenta isla que sirve a la autora como metáfora de la lucha contra las injusticias de una sociedad que margina y abusa de los más débiles y del poder de la literatura y la imaginación para dar esperanza y ofrecer redención.

La novela es un homenaje a la obra y la persona de Dickens, en palabras de la autora "un liberal convencido: un filántropo obsesionado por las desigualdades sociales que luchó por cuestiones tan de actualidad como la ley de propiedad intelectual". En una sociedad que fue capaz de las mayores libertades políticas y sociales contrasta las formas de esclavitud que nos legaron y cuyas consecuencias llegan hasta la actualidad. Solo Dickens y la periodista Nellie Bly se atrevieron a señalar los niveles de inhumanidad e injusticia alcanzados y Vanessa Monfort se propone homenajearlos en esta novela y revisar la obra de Dickens en una época en la que "vivimos tiempos dickesianos" y quiere ofrecernos un rayo de esperanza.

Monfort escoge la isla de Blackwell, hoy Roosevelt Island, situada a tan solo unos metros de un Manhattan "en el que comenzaba la era que quizás hoy estemos viendo terminar: la del liberalismo, la del capitalismo" y que califica como "uno de los secretos mejor guardados de Nueva York". En su interior sitúa una pequeña sociedad de desposeídos, marginados por la sociedad, un cuadro desolador en el que, según afirma la autora, lo importante no es tanto si ocurrió realmente como si podría haber ocurrido, a lo que yo añado que aún más significativo e inquietante es preguntarnos si puede seguir ocurriendo.

La novela comienza en el año 1867 con Dickens viajando a su añorada Nueva York, en la que estuvo veinticinco años antes y donde vivió la aventura más apasionante de su vida, una aventura que se comprometió a no escribir jamás en ninguno sus libros. El escritor regresa para hacer las paces con el país y para cumplir una promesa. Encontrará a dos personas a las que considera las indicadas para ser destinatarias de su gran historia no revelada.

De esta forma asistiremos al relato de su viaje a Nueva York en el año 1842, donde llegó junto a su mujer Kate para iniciar una gira durante seis meses por Estados Unidos. Convertido ya en un novelista célebre a pesar de su juventud y escondiendo un secreto sobre sus orígenes que, de revelarse, podría acabar con su carrera literaria en su país, Dickens recibe una misteriosa carta que le obsesionará desde su llegada a América: "Todas las islas guardan un secreto o un tesoro. La Isla sin voz guarda ambas cosas".

Conseguirá permiso para visitar la isla de Blackwell, calificada por su informador anónimo como "La Isla sin voz" donde descubrirá un tenebroso lugar que alberga un manicomio, una prisión, un asilo y un orfanato cuyos ocupantes forman parte del "basurero humano de Nueva York". Enfermos infecciosos que no tienen cura, locos no recuperables, pobres más pobres, huérfanos que nadie quiere. El panorama resulta desolador y Dickens se las tendrá que ingeniar para descubrir quién le ha enviado la carta, qué propósito tiene, cuáles son los secretos que esconde la Isla y, algo que parece imposible, cuál es su supuesto tesoro.

Acompañado de la enfermera Anne, una joven ingeniosa, ocurrente y compasiva, también marcada por su pasado, tendrá que lidiar con la cruel enfermera jefe y el implacable señor Scraugh, director del manicomio. Dickens se implicará con los habitantes de la isla y trazará un plan para darles voz y devolverles las ganas de soñar a través de una historia en la que ellos se convertirán en protagonistas y que será el germen de la obra más conocida de Dickens.

La leyenda de la isla sin voz es una historia de redención, esperanza y amor, una fábula sobre la lucha por la libertad y los derechos de los más necesitados, donde la dignidad del ser humano brilla por encima de la hipocresía, crueldad e indiferencia de una sociedad injusta y cruel.

Ediciones anteriores

Los ganadores de las ediciones anteriores del Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza han sido los siguientes:

En 2005, Alfonso Mateo-Sagasta por "Ladrones de tinta", presentada por Equipo Sirius.
En 2006, León Arsenal por "La boca del Nilo", presentada por Edhasa.
En 2007, E. L. Doctorow por "La gran marcha", presentada por Roca Editorial.
En 2008, Ben Pastor por "Onspiratio. El caso del ladrón de agua", presentada por Seix Barral.
En 2009, Luís García Jambrina por "El manuscrito de piedra", presentada por Alfaguara.
En 2010, Sebastian Faulks por 'La canción del cielo', publicada por la editorial Seix Barral.
En 2011, Agustín Sánchez Vidal por 'Esclava de nadie', publicada por Espasa.
En 2012, Antonio Garrido por 'El Lector de cadáveres', publicada por Espasa.
En 2013, Manuel Antonio Reina por ''Los amores oscuros", publicada por la editorial Temas de Hoy.
En 2014, Leonardo Padura por "Herejes", publicada por la Editorial Tusquets


EDWARD RUTHERFURD: Premio de Honor 2015

Edward Rutherfurd ha publicado novelas de gran éxito como Sarum, Rusos, Rebeldes de Irlanda, o la trilogía de ciudades, Londres, Nueva York y París,. Traducido a más de veinte lenguas. En España ha sido publicado por Roca Editorial, con gran éxito entre los lectores españoles.

Edward Rutherfurd, seudónimo de Francis Edward Wintle, nació en Salisbury (Inglaterra) y se diplomó en historia y literatura en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y en la Universidad de Stanford (California, Estados Unidos). Desde principios de los 90 vive en Dublín (Irlanda) con sus dos hijos.
Su serie de novelas históricas ofrece una visión de toda la historia de las ciudades más atractivas del mundo, entremezclando personajes ficticios con otros reales y convirtiendo la investigación minuciosa en el sello personal de sus libros.

Está considerado, a nivel mundial, y con enorme prestigio, un autor puro del género, profundo renovador de la novela histórica tanto por su temática, abarcando grandes períodos, como por su excelente estilo literario. Su visión como historiador le permite personalizar épocas, países o ciudades como si fueran personajes. Así, la evolución de las grandes urbes se nos presenta a través de otra luz, la que ellas mismas poco a poco van generando entre oleadas de migraciones y catástrofes, entre constituciones y guerras. Muchas de esas narraciones son corales, con gran número de personajes y, siempre, una excelente ambientación.

Edward Rutherfurd está considerado como un maestro de la novela histórica multigeneracional. En sus libros se entremezcla personajes ficticios con reales y con ellos describe la vida en las ciudades más importantes de occidente desde sus orígenes hasta la fecha actual. Las sagas familiares, las guerras, el arte, las intrigas del poder y el resto de elementos que constituyen la intrahistoria de las megalópolis occidentales configuran los libros de Rutherfurd.


Premios de Honor del certamen

Edward Rutherfurd toma el testigo de Sarah Lark, ganadora de este Premio de Honor en 2014, y de otros grandes autores que anteriormente recibieron el mismo (como Jesús Sánchez Adalid, Noah Gordon, Antonio Gala, Lindsay Davis, Matilde Asensi o Arturo Pérez Reverte).

La relación completa de autores que componen el palmarés del Premio de Honor es el siguiente:

En 2006, Noah Gordon
En 2007, Gisbert Haefs
En 2008, Antonio Gala
En 2009, Lindsay Davis
En 2010, Jean Michel Thibaux
En 2011, Matilde Asensi
En 2012, Arturo Pérez Reverte
En 2013, Jesús Sánchez Adalid
En 2014, Sarah Lark