Buenas Prácticas

Las bibliotecas son espacios y servicios públicos, todos podemos utilizarlas pero también todos debemos respetarlas y cuidarlas. Debemos hacer un uso adecuado de las instalaciones, el mobiliario, los materiales y todo aquello que forme parte de la misma.

Además a las bibliotecas acuden muchas personas, de todas las edades y por diferentes motivos (unos solo vienen a devolver documentos, otros a leer, o a estudiar, a asistir actividades) por eso es muy importante entrar y salir tranquilamente, sin correr ni gritar, no hablar en voz alta, ni a través del móvil, y, por encima de todo, mantener un comportamiento respetuoso tanto con los usuarios como con los trabajadores.

Para mantener la biblioteca limpia no comas y utiliza las papeleras (además así reciclaremos el papel).

Si te llevas documentos en préstamo recuerda que debes tratarlos muy bien y devolverlos a tiempo.

En la biblioteca cuida de tus cosas, no nos responsabilizaremos de robos o deterioros.