Archivo-Biblioteca-Hemeroteca

En verano, cuando la temperatura sube, una buena compañía es... el helado.

17/07/2017. En los años sesenta los puestos de helados callejeros, tentaban con sus sabores a los paseantes zaragozanos.

Para los nostálgicos de los años sesenta, ofrecemos unas fotos y una pequeña historia, que seguro degustarán como un placer semejante al de tomar un buen helado en verano.

En esos años se hacían pocos sabores, pero los que más triunfaban eran los de chocolate, mantecado, turrón y "tutti frutti". También se vendía mucho el helado de corte, sobre todo "el variado" que llevaba chocolate, vainilla y fresa.

El helado nos acompaña desde hace miles de años. Parece que todo empezó con los chinos que mezclaban la nieve de las montañas con miel y frutas. Los califas de Bagdad, diluían la nieve con zumos de fruta y a esa bebida la llamaban "sharbets", que es lo que hoy conocemos como sorbete.

Marco Polo fue el que introdujo en Europa las fórmulas que aprendió en sus viajes, y que son las que realmente nos acercan a los helados que hoy disfrutamos.