Archivo-Biblioteca-Hemeroteca

Las Delicias, nombre evocador para un barrio de Zaragoza.

30/06/2016. Las Delicias, no solo es un barrio; una calle, un campo municipal de fútbol, un parque y la estación intermodal llevan su nombre.

El barrio de Las Delicias se asemeja a otros barrios homónimos de Madrid, Sevilla, Valencia y Logroño, por su proximidad a la estación de ferrocarril.

Precisamente la llegada del ferrocarril y la carretera de Madrid fueron determinante para que el barrio, en sus inicios agrícola, se transformara en urbano. En la segunada mitad del XIX Zaragoza tuvo cinco estaciones, tres en el barrio de Las Delicias: Campo Sepulcro, Caminreal y Cariñena.

La actividad industrial en la zona fue determinante para su desarrollo. Firmas tan importantes como Escoriaza y Carde, Fundiciones Averly, Chocolates Orús y Acumuladores Tudor, dejaron su huella en el barrio.

El paso de la línea ferrea Madrid-Zaragoza-Alicante, que cruzaba la carretera de Madrid, era un obstaculo importante para las comunicaciones con el centro de la ciudad. El paso a nivel que se construyó en 1911 y sus ampliaciones sucesivas no solucionaron realmente el problema. La fisura desapareció en 2002, cuando el trazado del ferrocarril se soterró y se construyó la plaza de la Ciudadanía.

Hoy en día. la actividad comercial del barrio se concentra en los 700 metros de la calle Delicias, con establecimientos tradicionales y tiendas incorporadas recientemente, que ofrecen un comercio de proximidad, amenazado por las grandes superficies y los nuevos hábitos ciudadanos.

En los últimos años, un aumento importante de población extranjera, el deterioro de las viviendas y el envejecimiento de la población, hacen que el barrio más poblado de la ciudad afronte su futuro con grandes retos a los que hacer frente.