Derechos Sociales

Las personas usuarias del Albergue podrán acceder al centro con sus perros

05/11/2017.

El área de Derechos Sociales está trabajando en la redacción final de un protocolo que se enmarca en una estrategia que aborda el 'sinhogarismo' en Zaragoza y busca asegurar el derecho de todas las personas a una alternativa habitacional


Las personas que no cumplan con los requisitos del protocolo o acudan con otras mascotas que no sean canes dispondrán de otro tipo de alojamientos u opciones para sus animales

La consejería de Derechos Sociales está ultimando los detalles de un nuevo protocolo para que las personas usuarias del Albergue puedan acceder a él con sus perros y ofrecer alternativas habitacionales a quienes tengan otro tipo de mascota y necesiten un alojamiento. Actualmente, el Albergue no admite animales de compañía, lo que obliga a algunos usuarios a desprenderse de sus canes o quedarse en la calle si desean optar a los servicios que ofrece. Según datos de Cruz Roja del año 2014, un 9% de las personas sin techo conviven con uno o más animales.

Esta medida se enmarca en una estrategia mas amplia de la consejería para abordar el 'sinhogarismo' en Zaragoza que según señala la responsable del área, Luisa Broto, ¿se compone de actuaciones que configuran un itinerario para asegurar el derecho de todas las personas a una alternativa habitacional. Su fin es poner en el centro de la intervención psico-social las necesidades de quienes viven en la calle y contar con diversidad de alojamientos que puedan cubrir diferentes situaciones vitales.

Entre otras opciones, además de las que se llevarán a cabo en el centro, se está estudiando firmar convenios con clínicas veterinarias y hostales y ya está en funcionamiento el programa Housing First -donde las personas que participan pueden vivir con animales- y la posibilidad de que el Centro de Protección Animal cuide de las mascotas durante ingresos hospitalarios de los usuarios u otra casuística.

Carmen, primer can que conoce el interior del Albergue

Una representación de la plantilla del Albergue compuesta por trabajadoras sociales, personal de limpieza, técnicos socioculturales, Policía local y la dirección del centro mantuvo la semana pasada la primera reunión con una veterinaria y una trabajadora social donde se expusieron algunos de los cambios a realizar. En el encuentro se debatieron posibles mejoras gracias a las aportaciones y experiencia de los profesionales de este recurso municipal.

Carmen, una perra de color blanco y dos años de edad, dio un paseo junto a algunos de los trabajadores por las instalaciones municipales en una primera recreación del protocolo a seguir. En próximas sesiones, los profesionales del Albergue recibirán formación sobre prevención y comunicación no verbal con animales y tendrán más experiencias prácticas con otros canes.

Moción aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza

Para que los usuarios puedan acceder al centro con sus perros tendrán que cumplir con requisitos como llevar en todo momento atado al animal, que éste esté debidamente vacunado, desparasitado y con el chip de identificación y no podrán acceder a las espacios comunes ni separarse nunca el can. El incumplimiento de estos compromisos, y del resto de medidas a determinar por el protocolo todavía por ultimar, llevaría a la denegación de la entrada al Albergue por lo que se buscarían otras soluciones y/o alternativas habitacionales, tal y como se ha indicado anteriormente.

Con esta acción el Ayuntamiento de Zaragoza cumple con la moción aprobada por amplia mayoría y sin votos en contra en el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza el 31 de enero de 2014 que autorizaba la entrada de transeúntes con sus animales en el albergue de la ciudad, a iniciativa de IU en colaboración con Vegan Hope y Pacma.