Mujeres

Presentación

Historia

Han pasado 30 años desde que el Ayuntamiento de Zaragoza pone en marcha, en 1982, un Programa municipal de atención a las mujeres. La Delegación de Bienestar Social elabora un proyecto, al que denomina Talleres de Promoción de la Mujer, que reúne y ordena las actividades que venían desarrollándose de manera puntual en diferentes barrios de la ciudad, desde 1980, en colaboración con entidades y asociaciones.

Por primera vez, se pone en marcha un programa global que define objetivos y marca una línea de actuación coherente y con vocación de permanencia. Con anterioridad a 1982, el Ayuntamiento de Zaragoza desarrollaba algunas actuaciones puntuales en diferentes barrios de la ciudad, en colaboración con las Vocalías de mujeres de las Asociaciones de vecinos y algunas asociaciones de amas de casa, en respuesta a las demandas que estas iban planteando. El movimiento asociativo de la ciudad demandaba que la Administración tomase un mayor protagonismo en articular actividades dirigidas a las mujeres,ya que consideraban que existía una primera barrera para conseguir la participación de las mujeres en la vida de la ciudad y esta era romper el aislamiento social en que muchas de ellas vivían.

El debate sobre el papel de las mujeres en las ciudades y la necesidad de contar con espacios propios para romper ese aislamiento fue muy intenso en los movimientos feministas de los últimos años de la década de los 70 y los primeros de la de los 80. El feminismo, que tenía entonces gran pujanza ideológica, manifestaba también su preocupación porque se produjese una distancia cada vez mayor entre un núcleo de mujeres "concienciadas de su realidad, formado mayoritariamente por profesionales y trabajadoras, y un sector todavía mayoritario de mujeres a las que se venía calificando como "amas de casa", que desarrollaban su trabajo en el ámbito de su propio hogar y para las que la igualdad proclamada por la nueva legislación democrática no había tenido una traducción en su vida real.

Por eso, en los objetivos iniciales de las actuaciones del Ayuntamiento de Zaragoza en el Área de Mujer se decide priorizar a ese colectivo de mujeres y se proyectan actuaciones que las animen a salir de casa para participar.

En consecuencia con ello, la tarea principal que la Sección de la Mujer del Ayuntamiento se plantea es poner en marcha actividades que estimulasen a las mujeres a romper el aislamiento doméstico, tomar conciencia de sus potencialidades, mejorar su autoestima y participar en actividades formativas y culturales que les ayudasen a integrarse en el mundo laboral y social.

Se consideraba fundamental que las propuestas a realizar resultasen atractivas e interesasen a las mujeres, ya que el objetivo principal era conseguir la participación de las mismas.

La actividad física (gimnasia de mantenimiento) y los talleres de corte y confección eran los que más demanda presentaban. Las responsables del Programa de Mujer consideraban estos como un primer paso en el camino de la igualdad y un banderín de enganche al futuro.

El hecho de que la oferta de actividades estuviese tan vinculada a la demanda fue objeto de controversia durante algún tiempo; algunas organizaciones de mujeres no veían con buenos ojos que desde la administración se promovieran actividades que no cuestionaban el rol tradicional de las mujeres.

Sin embargo, la gran ola de participación que se movilizó en torno a los Talleres de Promoción de la Mujer marcó un antes y un después en la vida de muchas mujeres que empezaron a tomar la calle como algo propio y a construir espacios de autonomía personal que nunca antes habían conocido.

Parecía evidente que se había dado un cambio que resultaría decisivo. Seguramente la incidencia que los Programas de Mujer del Ayuntamiento de Zaragoza han mantenido a lo largo de los años tiene mucho que ver con esa voluntad de estimular la participación social y cultural de la mayoría de las mujeres de la ciudad y con su compromiso permanente con las políticas de igualdad y con las aportaciones del feminismo a ellas.

Más información

Espacios mujer

Los programas de la Unidad Mujer se desarrollan en tres Centros Municipales. Estos se ubican en tres barrios de la ciudad de Zaragoza:

1. CASA DE LA MUJER

En el año 1982 se abre la "Casa de la Mujer", sede de la Unidad Mujer del Ayuntamiento de Zaragoza. En ella se gesta el programa global que define objetivos y marca las líneas de actuación. También se prestan los siguientes servicios:

  • Servicio de atención e información
  • Asesoría jurídica
  • Cultura e igualdad
  • Formación y empleo
  • Atención integral a la violencia

Datos de interés

 

2. CENTRO MUNICIPAL DE TRAMALENA

Centro de promoción socio-laboral para mujeres residentes en el barrio donde está ubicado (barrio de la Magdalena del Casco Histórico). El proyecto funciona desde el año 1998. Se trabaja con las mujeres, teniendo en cuenta la situación de exclusión a las que están sometidas socialmente, como medida de acción positiva.

Datos de interés

 

3. ESPACIO MUJERES

Espacio de formación en crecimiento personal, corresponsabilidad doméstica y familiar, informática y nuevas tecnologías. Ubicado en el barrio de Las Fuentes. Comenzó su andadura en el año 2005.

Datos de interés

Memorias

Conócenos