Juventud

El Ayuntamiento de Zaragoza concede 276 ayudas para la emancipación juvenil, un 69% más que el año pasado

30/10/2018.

Esta línea de ayudas municipales, dirigida a apoyar a la juventud en su proceso de incorporación a la vida adulta, ha contado este año con un refuerzo presupuestario del 43%


En función de los ingresos, la cuantía puede ser de 1.500 ó 1.000 euros. Como novedad, este año se ha abierto la convocatoria a jóvenes que comparten piso. Para estos casos se han concedido 128 de las 276 ayudas

El Ayuntamiento de Zaragoza ha resuelto la convocatoria de Ayudas a la Emancipación Joven, que este año ha contado con un refuerzo presupuestario del 43%, pasando de los 245.000 euros del pasado ejercicio a 350.000 en este 2018. Con esta dotación económica, el Servicio municipal de Juventud ha concedido un total de 276 ayudas, 113 más que el año pasado, lo que representa un incremento del 69% en el número de personas beneficiarias. Del total, 106 corresponden a varones (38,41%) y 170 a mujeres (61,59%). La edad media de las personas beneficiarias ha sido de 26 años.

El objetivo de esta línea de ayudas es apoyar a la juventud en su proceso de emancipación e incorporación a la vida adulta. En función de sus ingresos, la ayuda puede ser de 1.500 euros para jóvenes con ingresos brutos mensuales comprendidos entre 537,84 euros (IPREM) y 941,22 euros; y de 1.000 euros de ayuda para jóvenes con ingresos brutos mensuales entre 941,23 euros y 1.344,60 euros (2,5 veces IPREM). En concreto, se han concedido 130 ayudas por importe de 1.000 euros y otras 146 de 1.500 euros.

Las personas beneficiarias deben tener entre 18 y 30 años, y un contrato de alquiler que no supere los 550 euros mensuales. Como novedad, este año se incluyó la opción de solicitud de la ayuda para jóvenes que comparten piso, siempre que la aportación individual máxima sea de 300 euros. De las 276 ayudas concedidas, 148 son jóvenes que viven individualmente (98 mujeres y 50 hombres) y 128 jóvenes que comparten piso (72 mujeres y 56 hombres).

Las personas beneficiarias deben acreditar una vida laboral de al menos seis meses trabajados durante los últimos doce, o que la duración prevista de la fuente de ingresos sea de al menos seis meses en el momento de la solicitud. Además, no pueden poseer vivienda en propiedad ni vinculación familiar con la persona arrendadora, ni haber disfrutado de subvención del Ayuntamiento de Zaragoza para el alquiler de vivienda para jóvenes en dos convocatorias anteriores.