Policía Zaragoza

Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza preparan un plan de inspección para las VTC en las Fiestas del Pilar

02/10/2017.

Las sanciones previstas por incumplir la normativa pueden alcanzar los 4.001 euros por vehículo y expedición

El Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza, en el marco del Plan de Inspección de Transporte por Carreteras 2017 del Gobierno de Aragón y con motivo de la celebración de las Fiestas del Pilar en la ciudad de Zaragoza, llevarán a cabo una campaña específica de control de los vehículos arrendados con conductor (VTC) para comprobar la prestación de sus servicios cumpliendo la normativa vigente.

Ambas instituciones colaborarán, a través del Servicio de Gestión e Inspección del Transporte de la Dirección General de Movilidad e Infraestructuras y la Policía Local. El Gobierno de Aragón es competente para ele ejercicio de las funciones de inspección pudiendo solicitar la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Policías Autónomas o Locales.

La función inspectora puede ser ejercida de oficio o como consecuencia de la petición fundada de los usuarios o de sus asociaciones, así como de las empresas o asociaciones del sector del transporte. En este caso, tanto el Ayuntamiento de Zaragoza como el Gobierno de Aragón, atienden una reivindicación del sector del taxi que teme que, tal y como ha ocurrido en otras ciudades, la celebración de grandes eventos atraigan a prestadores de servicios VTC de otras Comunidades Autónomas y se produzca una competencia desleal.

Tal y como señala el Director General de Movilidad e Infraestructuras, José Gascón, la clave es que "el contrato del servicio de alquiler de vehículo con conductor deberá haber sido cumplimentado previamente antes de que se inicie la prestación del servicio contratado, debiendo llevarse a bordo del vehículo la documentación acreditativa de dicha contratación". Con esta campaña de inspección se controlará que el servicio de arrendamiento de un vehículo con conductor se realice por vehículo completo y no por plaza individual, que no permanecen estacionados en los puntos específicos de paradas de taxis ni en otros puntos en los que sea evidente la demanda de dicho transporte. Además, se controlará que los vehículos VTC tengan a disposición del usuario las hojas de reclamaciones, y mantengan a la vista las identificaciones de VTC al igual que las tarifas que aplican.

"El ayuntamiento de Zaragoza se ha pronunciado claramente contra la concesión de nuevas licencias de VTC, y del mismo modo está comprometido para que se haga un uso adecuado de las existentes", ha recordado la Concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Teresa Artigas.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se quiere evitar que ocurra como en otras ciudades en las que, con motivo de la celebración de fiestas y eventos, han incrementado el número de vehículos VTC que, además, prestan un servicio diferente, parecido al del taxi, sin contar con licencia para ello.

En este sentido, la normativa es clara y un vehículo VTC deberá ser utilizado habitualmente en la prestación de servicios destinados a atender necesidades relacionadas con el territorio de la comunidad autónoma en que se encuentre domiciliada la autorización en que se ampara. Se entenderá que, en todo caso, un vehículo no ha sido utilizado habitualmente en la prestación de servicios destinados a atender necesidades relacionadas con el territorio de la comunidad autónoma en que se encuentra domiciliada la autorización en que se ampara, cuando el 20 por ciento o más de los servicios realizados con ese vehículo dentro de un período de tres meses no haya discurrido, ni siquiera parcialmente, por dicho territorio.

Las sanciones previstas por incumplir la normativa pueden alcanzar los 4.001 euros por vehículo y expedición.