Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El Ayuntamiento presenta “Balsas Positivo”, una propuesta de regeneración integral para las 1530 viviendas de este barrio que podría alcanzar una inversión de 95 millones de euros

07/04/2021.

El proyecto, exportable a otras zonas y conjuntos urbanos, tiene como objetivo desarrollar barrios eficientes, que reduzcan las emisiones de CO2 y sustituyan combustibles fósiles por energías renovables


?Balsas Positivo? establece un modelo de regeneración mediante la colaboración público-privada para el que se solicitarán fondos europeos a través de diferentes convocatorias

Ya se ha presentado a los vecinos directamente implicados y este viernes se presentará al Gobierno de España como una Manifestación de Interés

El Ayuntamiento de Zaragoza, de la mano de Zaragoza Vivienda, ha presentado esta mañana el proyecto "Balsas Positivo", una propuesta de rehabilitación integral para Balsas de Ebro Viejo, conjunto urbano sindical ubicado en el distrito de El Rabal que cuenta con 1.530 viviendas. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, acompañado por el Gerente de Zaragoza Vivienda, José María Ruiz de Temiño, ha desgranado las innovadoras líneas de actuación que se pretenden poner en marcha y que pasan, no sólo por la rehabilitación de edificios concretos, sino por la regeneración y revitalización de toda la zona.

Tal y como ha explicado el alcalde de Zaragoza "Balsas Positivo es un proyecto innovador que supone una revolución en materia de rehabilitación. Balsas Positivo es el futuro en lo que se refiere a intervenir de forma global en los barrios. Se trata de un proyecto que da un salto cualitativo en lo que suponen las políticas tradicionales de rehabilitación".

La propuesta de "Balsas Positivo" está basada en la colaboración público-privada y supondría una inversión global que oscilaría entre los 77 y los 95 millones de euros (en función del grado de eficiencia que se quiera obtener). Para su impulso, resultará imprescindible la implicación de los vecinos y agentes sociales de la zona, para lo que se crearía una "oficina de barrio" que atendería, asesoraría y resolvería las dificultades que pudiesen surgir durante el proceso. Los vecinos estarán en el centro del proceso, reforzando su sentimiento de pertenencia al barrio. El Ayuntamiento movilizará recursos públicos y fomentará la inversión privada, haciendo hacer partícipes al sector empresarial local, comerciantes, los Colegios Profesionales y el Sector Financiero.

"Balsas Positivo" plantea mejorar la accesibilidad en las viviendas y una apuesta por la rehabilitación energética para conseguir edificios calificados como de "Cero Emisiones", en los que se sustituyan combustibles por energías renovables, se mejore el aislamiento y los vecinos estén concienciados y sensibilizados con el uso de buenos hábitos energéticos. Se trata de mejorar el confort tanto del interior de las viviendas como de las zonas comunes, de todo el entorno:

  • Rehabilitando 121 edificios residenciales para hacerlos accesibles y eficientes.
  • Instalando 114 ascensores en el exterior de los edificios, de manera que no intervenga en la estructura original de los bloques.
  • Renovando las infraestructuras y regenerando el espacio público.
  • Reactivando el comercio y generando empleo.
  • Impulsando una movilidad eficiente.
  • Integrando los servicios públicos y equipamientos en edificios eficientes.

En este sentido, ayer se organizó una reunión explicativa con representantes del tejido vecinal y asociativo de Balsas Ebro Viejo en la que participaron los consejeros implicados en el proyecto de "Balsas Positivo". Además, ya se ha solicitado a la Junta Municipal de El Rabal la convocatoria de un pleno extraordinario donde detallar esta propuesta al resto de colectivos del distrito y, como ha explicado el gerente de Zaragoza Vivienda, "de la mano de la Cátedra de Participación suscrita entre el Ayuntamiento y la Universidad de Zaragoza, se van a realizar encuestas a los vecinos de las 1.530 viviendas de Balsas de Ebro Viejo para obtener datos sobre el proyecto, enfocarlo mejor y aportar soluciones óptimas a las demandas del barrio".

También se considera estratégica la implicación de otras administraciones para mostrar un compromiso conjunto y aportar solidez ante Europa. De hecho, el Ayuntamiento de Zaragoza solicitará fondos europeos a través de diferentes convocatorias, ya que el proyecto se enmarca a la perfección dentro de los objetivos que ha marcado Europa como políticas palanca de rehabilitación y "cero emisiones", con cuyo plan de acción se aspira a rehabilitar 35 millones de edificios hasta 2030 en el continente.

"Balsas Positivo" también encaja en el Plan Nacional de Recuperación del Gobierno Central "España Puede", financiado con 140.000 millones de euros del Mecanismo de Recuperación Europeo (el 37% de los fondos deben destinarse a la lucha contra el cambio climático). Por eso, el próximo viernes, 9 de abril, el Ayuntamiento va a presentar la Manifestación de Interés al Gobierno de España. Será éste el primer paso en el desarrollo del proyecto, continuando con el posterior diseño de modelo, la elaboración de los estudio socio-económicos o la negociación de las condiciones de financiación.

"El proyecto es una apuesta estratégica para la que vamos a trabajar de la mano con los vecinos, pero para la que también necesitaremos compromisos de entidades financieras, del Gobierno de España y del Gobierno de Aragón" ha explicado el alcalde.

Balsas de Ebro Viejo sería la primera zona en la que se llevaría a cabo este proyecto pionero pero las actuaciones podrían exportarse a otros barrios y conjuntos urbanos de la ciudad, España y Europa. En concreto, en Zaragoza, existen 21 grupos sindicales creados entre los años 1940 y 1960 en los que se integran más de 8.500 viviendas. "Balsas Positivo puede ser el ejemplo a seguir para otros 21 conjuntos urbanos de interés en la ciudad pero también de cientos de conjuntos urbanos de España y Europa" ha recalcado Azcón.