Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El Ayuntamiento de Zaragoza ha ampliado en un 61% su inversión en políticas de igualdad en los últimos cuatro años

28/02/2019.

La concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, ha hecho balance de sus cuatro años de gestión al frente de las competencias de igualdad, juventud, desarrollo local, empleo y educación


Todos estos servicios han incrementado notablemente su dotación presupuestaria, llevando a la práctica un buen número de medidas para promocionar la igualdad de género, el comercio de proximidad o las alternativas de ocio juvenil

CONSULTA EL DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ

 

Las políticas de igualdad, juventud, desarrollo local, empleo y educación han experimentado un notable crecimiento en el Presupuesto municipal durante los últimos años, respondiendo a la prioridad por hacer llegar los derechos sociales a toda la ciudadanía.

Así lo ha destacado la concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, durante el encuentro realizado con los medios de comunicación para hacer balance de sus cuatro años de gestión. "El impulso de los derechos sociales permite construir una sociedad sin desigualdad, donde se reconozca el valor de todas las personas que la conformamos, mejorando la vida de la gente y su capacidad para ejercer la ciudadanía de forma efectiva, actuando sobre las exclusiones y desde una perspectiva netamente reivindicativa construir otro mundo posible", ha señalado la concejala.

Refuerzo presupuestario para mejorar la vida de la gente

En concreto, la inversión en políticas de igualdad ha subido un 61% respecto a 2014, pasando de los 612.057 euros de aquel año a los 984.814 que se ejecutaron en 2018. Los fondos para apoyar al comercio de cercanía se han multiplicado de forma exponencial, de los 100.000 euros de 2015 hasta los 620.000 euros actuales. El Patronato de Educación y Bibliotecas ha reforzado su presupuesto en un 28%, pasando de 9 millones a 11,6, y también el Servicio de Educación ha crecido de los 141.245 euros hasta los 301.000. Por su parte, el Servicio de Juventud ha incrementado su dotación en un 40%, con una evolución creciente desde los 4 millones de 2015 a los 5,6 en 2019.

Junto al refuerzo presupuestario, otro denominador común ha sido la apertura de los cauces de participación a la ciudadanía en todos los grandes planes impulsados por esta Concejalía: el Plan de Igualdad, el Plan Joven y el Plan de Apoyo al Comercio de Proximidad. En todos ellos, la democracia participativa ha sido un eje esencial en todas las fases: diagnóstico, elaboración y seguimiento. De hecho, para que la ciudadanía y el tejido social puedan contribuir en mayor medida a la evaluación y seguimiento de estos planes, se han puesto en marcha el Consejo Sectorial de Igualdad y el Observatorio Local de Comercio.

El feminismo, en el centro de la gestión

Uno de los aspectos más destacados del mandato 2015-2019 ha sido la implicación del Ayuntamiento de Zaragoza para combatir las desigualdades de género, tanto desde un enfoque transversal que ha atravesado la acción de todas las Áreas de la administración municipal, como con políticas específicas para promover la igualdad en la ciudad.

En el primer apartado ha tenido un papel fundamental la mencionada Oficina Técnica de Transversalidad de Género (OTTG), creada en 2016, que se encargó de introducir las cláusulas sociales de género como un requisito obligatorio para la contratación pública. Desde entonces, las 182 empresas que han accedido a un contrato municipal se han comprometido a aplicar acciones específicas relacionadas con la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral. También han acogido esta medida, de forma progresiva, las sociedades y patronatos municipales, con el resultado de 48 contratos firmados con este tipo de compromisos.

En 2019, el Ayuntamiento de Zaragoza va a introducir también las cláusulas de género en todas sus convocatorias de subvenciones. El objetivo es garantizar que las personas y entidades beneficiarias se comprometan a aplicar criterios de igualdad de género en sus actividades y proyectos. A modo de prueba piloto, estas cláusulas se han aplicado ya en la última convocatoria de subvenciones de Cooperación y a partir de ahora se incorporarán a todas las demás.

Además de las cláusulas de género, OTTG ha impulsado un buen número de acciones que han sentado las bases para introducir la perspectiva de género en todos los servicios del Ayuntamiento. Buena parte del personal municipal ha recibido formación en igualdad, se ha aprobado el Protocolo de acoso sexual, por razón de sexo y por orientación sexual y se ha ejecutado al fin el Plan de Igualdad para empleados y empleadas municipales (PIEEM). También se ha trabajado el enfoque de género en iniciativas de calado como el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) o la Estrategia de Alimentación Saludable y Sostenible de Zaragoza, entre otros.

La concienciación en materia de igualdad ha tenido su efecto en medidas que, por iniciativa propia, han puesto en práctica muchos servicios municipales. Por ejemplo, las bibliotecas han actualizado los fondos de diversidad afectivo-sexual; Zaragoza Turismo ha puesto en marcha las rutas de la Zaragoza de las Mujeres; se está trabajando especialmente en el apoyo al deporte femenino y el nuevo Plan Joven ha incorporado el género como línea transversal.

En cuanto a las políticas específicas de igualdad, "se ha ampliado el foco, hasta 2015 centrado exclusivamente en lucha contra la violencia de género, para pensar en términos de construcción de una sociedad igualitaria y no meramente preventiva o asistencial", según ha explicado la concejala. Para ello, se creó en 2015 el Servicio de Igualdad que, de la mano de los colectivos sociales, ha realizado un ingente trabajo para la elaboración del Plan de Igualdad de la ciudad de Zaragoza 2018-2021. Cuenta con un presupuesto de 4.473.090 euros para ejecutar 235 medidas con 26 objetivos generales y 81 objetivos específicos.

Este Plan quiere suponer un revulsivo a las actuaciones municipales en este ámbito, dando un importante salto cualitativo a través de la incorporación de nuevas líneas de trabajo (LGTBI, Hombres, Vivienda y Espacio Urbano) y la ampliación de la atención a la violencia de género a la diversidad de violencias machistas.

El trabajo diario de la igualdad ha registrado notables avances en varios frentes: la coordinación institucional, la atención directa, la sensibilización y la formación.

A nivel institucional, se ha acordado con todos los grupos políticos la creación de un Protocolo de duelo por asesinato machista en nuestra ciudad y un Protocolo ante una agresión sexual en fiestas. Con el Gobierno de Aragón, aliado indispensable en la lucha contra las violencias machistas, se ha establecido el Procedimiento de Coordinación para la Prevención y Erradicación de la Violencia de Género en la ciudad de Zaragoza, herramienta fundamental para garantizar una atención adecuada en momentos de gran vulnerabilidad. Además, en 2018 se ha conseguido la ampliación del Convenio de colaboración con el Instituto Aragonés de la Mujer, para la atención a mujeres y menores víctimas de violencia de género, gracias al apoyo de una nueva psicóloga.

El trabajo de atención directa a víctimas de violencia continúa siendo una referencia para la ciudad, con una media de 923 mujeres atendidas cada año. Esta atención integral incluye la vertiente psicológica, educativa, jurídica y laboral. A ello hay que sumar la necesidad de garantizar alojamiento con una red de recursos habitacionales que el Servicio de Igualdad ha reforzado en los últimos años. En concreto, se han incorporado cinco viviendas de urgencia, que sirven como paso intermedio en el camino de estas mujeres hacia su emancipación, y seis pisos de acceso extraordinario de alquiler social para mujeres víctimas de violencia, además de mejorar los equipamientos de la Casa de Acogida y de los cuatro pisos tutelados ya existentes.

A nivel de sensibilización, entre las múltiples iniciativas lanzadas con éxito en los últimos años destaca sin duda la campaña No es No contra las agresiones sexistas. Desde su puesta en marcha en las Fiestas del Pilar de 2015, es notorio el aumento de la concienciación social contra esta lacra, poniendo de relieve el debate sobre los diferentes tipos de agresiones y la necesidad de combatir su normalización, especialmente en ambientes festivos. La ciudadanía se ha apropiado de esta lucha, lo que ha resultado fundamental para extender la presencia de la campaña en cada edición del Pilar, así como a las fiestas de 10 barrios a petición de las propias comisiones de fiestas y a los principales espacios festivos en Nochevieja. En 2018 se incorporaron además los puntos seguros como lugares de referencia a los que acudir en caso de agresión. Además, durante todo el año y en colaboración con la Asociación Aragón en Vivo y la Asociación de Cafés y Bares, el `No es No' se ha implantado en numerosos establecimientos de ocio que se han comprometido con esta causa.

Se ha reforzado la prevención de violencia machista con escolares de Secundaria, con la ampliación del programa `El amor es otra cosa' a un número de centros cada vez mayor. El alumnado participante ha aumentado desde 1.951 jóvenes en 2016 a 2.214 en 2018. Otras acciones importantes de sensibilización han sido la edición de la Guía sobre violencia de género en español, chino, árabe, inglés y francés, con 3.000 ejemplares, más su correspondiente enlace web para descarga libre.

En materia de formación, además de mantener la oferta formativa que ya tiene un recorrido en la ciudad, se ha trabajado para diversificar la oferta con ciclos, conferencias, jornadas formativas... Se ha tratado de incorporar otro tipo de formación que se percibe como necesaria y otras metodologías que faciliten la participación de más gente y nuevos públicos. A grandes rasgos, se ha incrementado el número de asistentes. Si en 2016 hubo 49 cursos con 707 personas, en 2018 se ha llegado con 89 cursos a un total de 1247 asistentes.

Apoyo al pequeño comercio

La Concejalía de Educación e Inclusión ha llevado a la práctica la firme apuesta del Gobierno de Zaragoza por apoyar al comercio de cercanía por su gran importancia desde el punto de vista urbano, social, económico y creador de empleo. Se ha establecido como hoja de ruta para los próximos años el Plan de Apoyo al Comercio de Proximidad 2018-2021, que tiene como objetivo continuar y profundizar en muchas de las medidas ya puestas en marcha durante este mandato, y en otras adicionales. Para ello prevé una inversión de 2,4 millones de euros en ese periodo.

En paralelo a la elaboración del Plan, las políticas de apoyo al comercio de proximidad fueron adelantando su aplicación en 2016 y 2017. De los 100.000 euros que se destinaban en 2015 se pasó a 300.000 y 520.000, respectivamente, en los dos años siguientes, hasta alcanzar los 620.000 en 2018.

Se han aumentado las subvenciones de dinamización comercial, pasando de 60.000 euros en 2015 a los 270.000 actuales e introduciendo en la convocatoria un cambio de enfoque para fomentar la colaboración de las asociaciones vecinales con el comercio, contribuyendo así a la cohesión social.

Talleres formativos para comerciantes, una nueva web para visibilizar el pequeño comercio, acciones de dinamización en la calle o un censo digital de locales vacíos son algunas de las múltiples iniciativas puestas en marcha. Para 2019 la Concejalía ha propuesto una nueva línea de subvenciones de 100.000 euros para fomentar la adecuación de locales vacíos.

Las políticas de desarrollo local han incluido además otras líneas de actuación innovadoras o que no tenían especial relevancia en anteriores etapas: la economía social, la economía circular y el fomento del tejido productivo a través de las pymes.

Las subvenciones de emprendimiento social, con 225.000 euros al año, han propiciado desde 2015 la creación de 218 nuevos empleos en 150 proyectos con un marcado valor social o medioambiental, y el mantenimiento de otros 106 puestos de trabajo en empresas de menos de 5 personas.

Las subvenciones de emprendimiento para negocios surgidos de viveros empresariales han apoyado 113 proyectos desde 2015, con un presupuesto que ha ido aumentando de los 36.000 euros existentes a los 150.000 euros de 2018.
A estas se han añadido las nuevas subvenciones a la economía circular y el empleo verde, puestas en marcha en 2018 con un presupuesto de 150.000 euros. Han servido para apoyar siete proyectos de economía circular/empleo verde que suponen la creación de 15 puestos de trabajo y el apoyo a proyectos de producción de alimentos ecológicos, movilidad sostenible, reducción, reutilización y gestión de residuos.

Otro ejemplo destacado en este ámbito ha sido el respaldo del Ayuntamiento de Zaragoza a la nueva planta de conservas agroecológicas de Gardeniers, que ha posibilitado la inserción laboral de 16 personas con discapacidad intelectual. La creación, en Zaragoza Activa, de La Remolacha Hack Lab, un proyecto puntero para posibilitar la creatividad en el ámbito productivo, desarrollando competencias transversales y pensamiento crítico. O la apuesta por la red de comercios creativos Made in Zaragoza, que ha crecido en tres años de los 150 a los 265 proyectos.

Para proyectar la continuidad de este tipo de políticas y dotarles de una hoja de ruta coherente y ambiciosa, se han aprobado dos documentos de especial relevancia para el periodo 2018-2022: la Estrategia de impulso a la economía social y la Estrategia de consumo responsable.

Empleo para la inclusión social

Zaragoza Dinámica se ha convertido en una referencia para ayudar a trazar itinerarios laborales que mejoran las expectativas de la gente.

El asesoramiento y orientación laboral ha mejorado con la plataforma de atención online Zaragoza Empleo, que permite duplicar la orientación individualizada. La oferta de formación complementaria para mejorar el currículo ha aumentado en número de cursos y horas de formación, aunque lo más relevante es la mejora en el porcentaje de inserción, que ha pasado del 57,9 al 60,7%. Como novedad, se han puesto en marcha por primera vez en 2019 cursos de formación para personas empleadas, con un programa de cursos de fontanería, frío industrial o autoedición que incorporan además competencias transversales de comunicación o resolución de conflictos en el centro de trabajo.

Un programa novedoso desde 2015 ha sido Zaragoza Incluye, que se ha consolidado por sus buenos resultados para facilitar la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión derivadas de centros municipales de servicios sociales.

El ocio juvenil llega por fin a Parque Goya, Valdespartera y barrios rurales

El Servicio de Juventud también ha marcado un hito con la aprobación del IV Plan Joven de Zaragoza 2018-2021, que actualiza por fin el anterior plan de 2006. Cuenta con un presupuesto de 7,7 millones de euros para desarrollar 145 acciones divididas en ocho ámbitos: cultura, deporte, empleo, información y asesoramiento, ocio, participación y asociacionismo, sexualidad y gestión emocional y vivienda.

Al igual que en comercio, el intenso trabajo para elaborar el IV Plan Joven se ha compaginado con el adelanto de un buen número de proyectos incluidos en él. Entre ellos cabe mencionar la extensión del programa de ocio saludable 12 Lunas a los barrios rurales por primera vez. Bajo el nombre Jóvenes Rurales, se ha estrenado en Casetas, Garrapinillos, Juslibol, La Cartuja, Montañana, Monzalbarba, Movera, Peñaflor, San Gregorio y San Juan de Mozarrifar. Asimismo se ha integrado en este programa a dos barrios sociológicamente rurales: Miralbueno y Santa Isabel. En su primera edición se han celebrado 93 actividades con 2.984 asistentes.

12 Lunas ha ampliado además su rango de edad de 14 a 12 años para integrar al sector de la primera adolescencia y la programación ha crecido en todos los distritos de la ciudad: las sesiones de actividad han pasado de 264 en 2015 a las 323 sesiones en 2018, con un incremento de personas usuarias de un 33%. Cabe destacar el aumento de las actividades centradas en la prevención de adicciones, realizadas en colaboración con el Centro Municipal de Atención y Prevención de las Adicciones (CMAPA). Para ello se ha ampliado el presupuesto hasta los 160.000 euros, lo que supone un incremento del 40% respecto a 2015.

El ocio juvenil también ha llegado también, por fin, a Parque Goya y a los barrios del Sur, dando respuesta a la necesidad de recursos juveniles en estas zonas con un elevado porcentaje de población joven. La iniciativa partió de dos programas piloto que comenzaron en 2017: el programa vacacional Verano Activo para el distrito Sur y un programa basado en la dinamización comunitaria en Parque Goya. Su buena acogida llevó a su extensión con los proyectos piloto Goya Joven y Sur Joven en 2018 y, finalmente, a su incorporación en la red municipal de Casas de Juventud.

La red de PIEEs de Secundaria se ha extendido a todos los barrios de la ciudad. En 2016 se pusieron en marcha tres nuevos PIEEs en los centros de secundaria Miguel Servet, Medina Albaida y Valdespartera y en 2019 se iniciará una nueva intervención en el IES Picarral. Se completa así el mapa de PIEEs con la implantación de este exitoso recurso socioeducativo en 33 institutos públicos, es decir, todos los existentes en Zaragoza, a excepción de un centro que ha decidido no incorporarse. Además, en los cuatro PIEEs de Educación Especial se ha incrementado el horario de educadoras de 20 a 30 horas semanales, mejorando así la atención a las familias y el trabajo orientado a la inclusión en el entorno comunitario.

Por otro lado, la Concejalía de Educación e Inclusión ha apostado por reforzar el apoyo a la juventud en su proceso de emancipación. Para ello las subvenciones de emancipación joven han ido teniendo un incremento progresivo de presupuesto, pasando a duplicar los 175.000 euros de 2015 hasta los 350.000 euros en 2018. Además, en 2018 se ajustaron los criterios de adjudicación en función de la renta y se posibilitó que las personas en pisos compartidos pudieran optar a la subvención.

Zaragoza, Ciudad Educadora

Durante esta legislatura se ha intentado dar una coherencia y unidad a las políticas educativas, en el marco del planteamiento de `Ciudad educadora' y potenciando la implicación de Zaragoza en la Red Estatal de Ciudades Educadoras y en la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras.

Bajo esta filosofía, se han llevado a cabo iniciativas como la ampliación sustancial de la Guía de actividades educativas para centros escolares, que ha implicado a un número cada vez mayor de servicios municipales. En concreto, se pasó de 119 actividades organizadas por siete servicios -limitados a las áreas de educación, cultura y medioambiente- a 184 actividades en 2018 promovidas por 18 servicios de prácticamente toda la administración municipal.
También se ha editado, por primera vez, una Guía de acciones educativas para personas adultas, con el objetivo de agrupar y potenciar las múltiples propuestas formativas para público no escolar que se organizan desde 14 servicios y patronatos municipales.

En las escuelas infantiles se abordó la mejora de los comedores escolares, incorporando una nueva propuesta saludable y sostenible al incrementar productos agroecológicos de alimentación (al menos tres días a la semana) y ofertar menús vegetarianos, así como eliminando o limitando alimentos procesados y cierto tipo de pescados. El nuevo modelo plantea no solo la prestación del servicio de comedor, sino que incide en el servicio alimenticio en su ciclo completo: la elección del producto, su confección en el propio centro y el reciclaje de los residuos producidos, así como entender este servicio como una actividad educativa en el que se camine hacia un comedor agroecológico. Los comedores de las Escuelas Infantiles han obtenido la valoración más alta de los servicios ofertados por las escuelas.

En las bibliotecas públicas municipales, se recuperó en 2015 la gratuidad del carné, lo que ha supuesto un incremento del 30% de personas usuarias en poco más de tres años. Así, en estos momentos casi 70.000 personas son socias de las bibliotecas municipales de Zaragoza, 20.000 de ellas menores de 14 años. Se ha apostado por la compra de libros, incrementando los fondos en un 12,8%, así como la ampliación de colecciones específicas: libros en chino, de teatro, de temática LGTBI, libros para infancia y para edades de 0 a 24 meses. También se han incorporado lotes de lectura fácil en cada una de las 27 bibliotecas y en el servicio de bibliobús.

El Bibliobús es otro de los servicios que se ha visto incrementado. En la anterior legislatura el bibliobús llegaba a Valdespartera, Parque Goya y Vadorrey. En este momento da servicio también a Parque Venecia, Arcosur, Rosales del Canal, Montecanal, Juslibol y San Gregorio.

En las escuelas artísticas destaca la llegada de la especialidad de danza contemporánea en este curso escolar 2018-19 al Conservatorio Municipal Profesional de Danza. Además se ha avanzado en la incorporación de nuevos instrumentos para completar la orquesta y se han realizado obras de accesibilidad en el antiguo cuartel de Palafox.

Toda esta actualización de los servicios ha ido acompañada de un aumento de recursos económicos que ha repercutido en una mejora de la atención a la ciudadanía. Entre otras cosas, se ha logrado reducir el periodo de pago medio a proveedores del Patronato de Educación y Bibliotecas, de los 112,25 días en 2015 a 28 días en 2018.